Significado de Enfermedad Crónica

¿Qué es una enfermedad crónica?

Es aquella que tiene un curso progresivo y sostenido en el tiempo, que la lleva a tener una duración de más de seis meses que puede extenderse hasta durar toda la vida del individuo que la padece.

El desarrollo de estos trastornos se asocia con factores genéticos que se expresan si hay un medio ambiente y hábitos de vida que favorezcan su aparición. Un ejemplo de esto es la diabetes, las personas que tienen parientes cercanos diabéticos tienen un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad, sin embargo si mantienen hábitos de alimentación y actividad física regular es posible que no la desarrollen.

Características y diferencias entre una enfermedad aguda y una crónica

Las enfermedades agudas son aquellas que se inician de forma brusca y que dan síntomas en el corto lapso, pudiendo resolverse de forma espontánea o llevar a la aparición de una complicación o incluso la muerte. Este tipo de trastornos son principalmente de tipo infeccioso, como las amigdalitis, sinusitis, apendicitis, diarreas y neumonías, aunque también incluyen afecciones como las hemorragias, contusiones, tendinitis, fracturas, convulsiones, etc.

Las enfermedades crónicas tienen una evolución lenta que lleva a que se lesionen uno o varios tejidos afectando finalmente su funcionamiento. Estos trastornos suelen comprometer a los músculos, los nervios, la pared de los vasos sanguíneos, el riñón, el hígado, las estructuras del aparato digestivo, la piel, la sangre y los huesos. Existen enfermedades infecciosas que se mantienen en el tiempo pasando a ser crónicas, como es el caso de la hepatitis B, infección por virus como el citomegalovirus, Epstein Barr, virus de la inmunodeficiencia humana; la lepra, la leishmaniasis, el mal de Chagas, entre muchas otras.

Tratamiento de las enfermedades crónicas

Este tipo de enfermedades no pueden ser curadas, sin embargo quienes las padecen pueden recibir tratamiento con la finalidad de corregir las alteraciones que produce la enfermedad y evitar así su empeoramiento o el desarrollo de complicaciones.

Un ejemplo de esto son las enfermedades cardiovasculares, que constituyen la forme de enfermedad crónica mas común que ademas representan la primera causa de mortalidad a nivel mundial.

Trastornos como la hipertensión arterial no pueden ser curados de forma definitiva, sin embargo el uso de medicamentos antihipertensivos ayuda a mantener las cifras de presión arterial dentro de límites normales lo que evita que ocurran eventos como los infartos cardíacos, accidentes cerebrovasculares, daño de los riñones que lleva a insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca o la aparición de dilataciones en las arterias conocidas como aneurismas.

Como puede verse, si bien no se pueden curar estos trastornos, si es posible que las personas con enfermedades crónicas tengan una vida completamente normal y no presenten síntomas o molestias. La falta de tratamiento de estas enfermedades aumenta el riesgo de complicaciones y por lo tanto de morir a causa de ellas.