Significado de Adverbio

¿Qué es el adverbio?

Es una función gramática que le da forma, énfasis y orientación a la oración que se pretende manifestar influyendo sobre la figura del verbo, así como del adjetivo o incluso otro adverbio. Se observa etimológicamente en el latín adverbium, precisamente pautando a partir de los componentes presentes, la idea de que está y se utiliza para orientar el sentido (condicionado por el sufijo del latín ad-) de la palabra (en latín verbum, que también remite al verbo).

Ejemplos que evidencian la función del adverbio como acompañante del verbo, adjetivo e incluso otros adverbios

En las oraciones «trabajo bien» y «él nunca fuma» observamos que las dos formas verbales van acompañadas de un adverbio.

En la oración «la mesa es muy blanca» el adjetivo blanca está determinado por un adverbio de cantidad (en este caso el adverbio muy modifica al adjetivo blanca).

En ocasiones, el adverbio sirve de acompañante a otro, por ejemplo, en la oración «ella corre bastante más que él».

En síntesis, se trata de un tipo de palabra que por sí misma no aporta ningún significado, ya que su función consiste en acompañar a otras.

Tipos de adverbios y la adverbialización del adjetivo

Los adverbios se clasifican en función de su valor léxico.

– Algunos de los que hacen referencia al tiempo son antes, ahora, después, temprano, luego o ayer.

– De lugar (aquí, cerca, allí, fuera o cerca).

– De modo (así, lentamente, fácilmente, mal o bien).

– De afirmación (asimismo, efectivamente, también o sí).

– De negación (no o tampoco).

En pocas palabras, cada tipo de adverbio responde a un tipo de pregunta (los de lugar responden a un pregunta relacionada con la ubicación de algo, los de tiempo a una pregunta planteada con la palabra cuándo y los de modo responden a una pregunta del tipo cómo).

Cuando un adjetivo desempeña la función de un adverbio se produce una adverbialización (por ejemplo, en las oraciones «te pido que hables claro» o «los deportistas no siempre juegan limpio», los adjetivos calificativos claro y limpio actúan como si fueran adverbios).

Locuciones adverbiales

Una locución es un conjunto de dos o más palabras que al combinarse crean un único significado. Las locuciones adverbiales equivalen a un adverbio determinado.

Si digo «a la derecha», «al otro lado» o «al final» estas locuciones equivalen a un adverbio (por ejemplo, aquí, cerca o dentro).

Si afirmo «sin lugar a dudas, estoy de acuerdo contigo», la primera parte de la oración es una locución que equivale al adverbio afirmativo sí.

El adverbio de cantidad mucho, podría ser sustituido por la locución «a lo grande».