Significado de Autopsia Post Mortem

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Abr, 2020
  • ¿Qué implica una autopsia post mortem?

    Es el estudio anatomopatológico realizado sobre un cadáver en pos de revelar datos que esclarezcan los motivos y condiciones de la muerte, lo cual puede ser solicitado por el familiar más próximo o por el médico que interviene clínicamente, sobre argumentos sólidos que justifiquen la necesidad del caso.

    La expresión post mortem responde su origen al latín, interpretado como después de muerto, y además de referirse al marco científico de investigación, se emplea en relación a homenajes post mortem, como cada año realiza la premiación de los Oscar entre las figuras que se despidieron recientemente, perdón póstumo (en latín postŭmus, conjugando post y ŭmus, por entierro), como fue el de la reina Isabel II a Alan Turing a instancias de la presentación de la película Una Mente Brillante, o el particular arte de la fotografía post mortem de mediados del siglo XIX, que retrataba al difunto y que llegó a comprender poses entre los allegados como si la persona aún estiviera con vida a modo de último registro.

    Retomando la ciencia biológica, ¿a cada fallecido se le realiza una autopsia? No. La misma forma parte de la medicina legal, es decir, aquella rama del conocimiento médico que aporta material al mundo de la abogacía y la justicia. A su vez, se encuadra en un aspecto muy específico: la medicina tanatológica. No necesariamente hay que hacer una autopsia, de hecho es el último recurso, de este modo, por ejemplo una persona que muere en un hospital por causas evidentes, no tiene motivos para que se exponga el cuerpo a la manipulación científica.

    Orígenes del examen post mortem

    Se tiene noticia de las primeras autopsias en el año 1286 ante una plaga en Bizancio, actual Turquía. ¿La razón? Se buscaba la causa de tantos fallecimientos. Luego, durante el Renacimiento se incrementaron los estudios anatómicos. Para efectuarlos, personajes como el insigne Leonardo Da Vinci consiguieron permisos por parte de la Iglesia para “trabajar” con cadáveres.

    Una fecha importante es el año de 1410, cuando se efectúa la primera autopsia a un pontífice: Alejandro VI. No obstante, pasarían casi cien años hasta 1507, año en el cual la autopsia por fin es considerada un procedimiento médico oficial. Es así como aparecen muchos textos de medicina donde se describe el protocolo de este procedimiento, así como su utilidad.

    Resulta que es luego del Siglo de las Luces y de la Revolución Francesa que la autopsia pasa a ser entendida con rigor científico, por eso es que durante el siglo XIX hay un auge de la misma. Además, también empieza a tener un valor legal, es decir, ya no es solo cosa de medicina o ciencia, sino también un procedimiento reglamentado y estipulado en la ley.

    Tipos de autopsias: psicológica, clínica, fetal, judicial y necropsia

    Autopsia psicológica: se pretende lograr una cuestión rememorativa de la personalidad del fallecido. Ello incluye su biografía, su actitud, nivel de letalidad y estados depresivos.

    Autopsia clínica: se practica en las morgues y hospitales. Su finalidad es dejar en claro las causas de muerte de una persona, revisando el cuerpo sin vida.

    Autopsia fetal: se efectúa en un nonato. Se realiza para descartar aborto u otras causas que hayan impedido el nacimiento del feto.

    Autopsia judicial: tiene rango legal y es ordenada, incluso, por un juzgado. Su misión es revisar las causas de muerte, sospechando que el fallecimiento ha sucedido por la comisión de un delito.

    Necropsia: se refiere a la exhumación de un cadáver al cual se le practica la autopsia. Se llama necropsia cuando esta labor no se hace de manera inmediata a la muerte.

    Todo lo mencionado forma parte de la jerga propia del Derecho Penal. Además, hay que decir que las causas de una autopsia legal son muchas: desde la sospecha de homicidio, hasta una mala praxis médica o un suicidio disimulado por parte del fallecido. La idea es dilucidar las causas de muerte, siempre verificando que la misma no haya sucedido por una acción que desobedezca la ley.

    Autopsia en el caso de exhumación

    Bajo determinadas circunstancias se exige la exhumación de un cuerpo para realizar su revisión por medio de autopsia. Como ya se dijo antes, este procedimiento específico se denomina necropsia. Las razones para ejecutar esta acción pueden ser las siguientes:

    • Cuando se sepulta el cadáver sin haber realizado la autopsia e identificación respectiva

    • Si existen dudas respecto la causa de muerte

    • También, cuando se pone en tela de juicio la autopsia realizada antes de la inhumación.

    • Cuando en una investigación judicial aparecen elementos, posteriores a la autopsia, que no fueron tomados en cuenta para estimar la causa del fallecimiento

    Es importante indicar que sólo se puede hacer esta exhumación por orden de un juez. Los familiares deben ser notificados, aunque no necesariamente se requiere de su permiso. Igualmente, que una vez realizado este nuevo el análisis forense el cuerpo debe ser inhumado otra vez.

    Ejemplos de las revelaciones del estudio

    Se sabe de autopsias que han revelado insólitas causas y aspectos relevantes de la vida y muerte de los cuerpos diseccionados; por ello queremos mencionar algunas a continuación:

    Whitney Houston: esta famosa cantante fue hallada muerta en una tina de baño. La autopsia reveló que tenía dosis de cocaína en su cuerpo, así como otras drogas y trazas de muchos medicamentos relajantes.

    Dolores O’Riordan: la irlandesa, vocalista del grupo The Cranberries, murió por ahogamiento en su bañera. No obstante, todo parece ser que fue un accidente. Si bien en su casa había gran cantidad de botellas de licor y medicamentos, el análisis de sangre demostró que no había exceso de tales sustancias.

    Michael Jackson: el gran astro del pop murió en 2009 y desde entonces se han develado varios detalles de su autopsia, por ejemplo, que era calvo y tenía una enorme cantidad de cicatrices en el cuerpo, y que llevaba un tatuaje en el cráneo para esconder la calvicie.

    Salvador Dalí: el afamado pintor español, reconocido exponente del surrealismo, parece renacer de su fallecimiento. Hace unos años, una mujer declaro ser su hija y exigió parte de una cuantiosa herencia. Para demostrar esto, solicitó la exhumación del cadáver del pintor, que finalmente arrojó resultados negativos de filiación respecto con Pilar Abel, la supuesta hija.

    Como mencionamos antes, una autopsia forma parte de la medicina legal. Por ese motivo, están perfectamente reglamentadas. De hecho, forman parte del derecho penal. Es un procedimiento de rigor en muchos casos, incluso, se llega a afirmar que se ha generalizado. Se necesita siempre tener en cuenta las verdaderas causas del fallecimiento de un ciudadano.