Significado de Cinco Sentidos

Cada uno de los cinco sentidos cumple una función concreta

¿Qué son los cinco sentidos?

Son las herramientas que conforman la percepción a través de las cuales uno es capaz de observar lo que ocurre en el alrededor así como detectar signos producidos por el propio organismo. Comprende la visión, la audición, el tacto, el sabor, y el olfato.

Fenómeno de la sinestesia

En principio, no tenemos dificultades para distinguir la acción de un sentido u otro. Sin embargo, algunas personas experimentan una combinación simultánea de sus percepciones sensoriales. Estas personas se conocen como sinestésicas y su curiosa capacidad tiene un origen genético (quienes han estudiado este fenómeno sostienen que los genes implicados en la percepción sensorial afectan a los mecanismos de conectividad cortical en el cerebro).

La sinestesia consiste, en pocas palabras, en mezclar sensaciones. Un individuo con esta particularidad podría decir que un dolor es naranja, que un olor determinado es suave o que una palabra o una cifra está asociada con una combinación de colores.

En ocasiones las personas con esta característica perciben los sonidos musicales como si fueran colores.

El sexto sentido: Intuición, y los sentidos complementarios

Al margen de los cinco sentidos convencionales, también se habla de un sexto, la intuición. Se trata de una voz interior que nos sirve como guía para tomar decisiones de manera correcta.

Por otra parte, hay otras facultades sensoriales que de alguna podrían considerarse como sentidos complementarios. Así, existe el sentido del equilibrio situado en las estructuras del oído interno, la nocicepción o capacidad de sentir dolor, la termorrecepción que nos permite percibir el calor o la propiocepción que nos facilita controlar las partes de nuestro cuerpo.

Por otra parte, en todo el organismo tenemos receptores que nos sirven para detectar situaciones de peligro.

Así mismo, el sentido de la profundidad visual combina la información percibida por los dos ojos para calcular la cercanía o lejanía de un objeto.

Desarrollo del tacto y la ecolocalización en los ciegos

Los individuos con una visión con parámetros normales no tienen la necesidad de recurrir al tacto para sus desplazamientos o para identificar objetos. En cambio, los ciegos emplean el sentido del tacto con mucha frecuencia. Las personas con ceguera congénita son capaces de identificar objetos mediante el tacto de manera más rápida que las personas con una visión normal.

Al margen del sentido del tacto, algunos ciegos desarrollan una capacidad singular, la ecolocalización, es decir, la percepción del entorno mediante los sonidos. Indicar que esta capacidad es especialmente significativa en dos especies animales, los delfines y los murciélagos.

Contrariamente a lo que se afirma, los murciélagos no son ciegos, pero no tienen la necesidad de emplear la visión porque ya disponen de un sistema de radar propio.