Significado de Expectativa

¿Qué es la expectativa?

Es lo que uno espera que ocurra ante un conjunto de circunstancias, de esta forma uno puede crear grandes ilusiones y decepcionarse como también colocar un nivel bajo y maravillarse, o en todo caso efectivamente coincidir conforme a la realidad. Es una manifestación elaborada a partir de los deseos, las experiencias o sobre cierta información obtenida previamente. Encuentra su raíz etimológica en el latín exspectātum, sobre apreciar una cosa estando físicamente enfrente a la misma.

Proyectar a futuro y asmililar la realidad

Todos hemos escuchado en alguna ocasión que hay que vivir el momento presente de manera intensa. Esta propuesta tiene mucho sentido, puesto que es un planteamiento que nos invita a disfrutar de lo que tenemos aquí y ahora.

Sin embargo, no podemos evitar proyectarnos hacia el futuro imaginando expectativas que nos resulten satisfactorias (un trabajo mejor, experiencias estimulantes o el cumplimiento de un sueño).

Las expectativas creadas a partir de nuestros anhelos se basan en la esperanza de una vida más plena y satisfactoria. Lógicamente, si los deseos que hemos proyectado no se cumplen con el tiempo, acabamos siendo víctimas de la frustración. Para que esto no ocurra, podemos sustituir las expectativas por unos objetivos concretos.

El establecimiento de unos objetivos realistas y con unos plazos determinados supone un compromiso con nosotros mismos. En lugar de fantasear con una vida esplendorosa, nos marcamos una serie de propósitos e intentamos que se conviertan en una realidad.

Expectativa aplicada a nivel económico

Los profesionales dedicados al análisis económico manejan una serie de indicadores y parámetros sobre el momento presente, tales como el PIB per cápita, el nivel de inflación, las fluctuaciones de la moneda, etc. Este tipo de datos son relevantes en muchos sentidos, ya que sirven para establecer unas expectativas a medio plazo.

Las predicciones que se realizan no son totalmente fiables, ya que la actividad económica está sujeta a contingencias imprevisibles. A pesar de ello, la única estrategia para planificar el futuro económico es el análisis de los datos del presente.

Por otra parte, cuando existen expectativas económicas favorables se produce una dinamización de los diferentes sectores de la economía.

Avances y cambios impuestos por la ciencia

Las predicciones que hacen los científicos sobre el futuro de la humanidad generan unas expectativas determinadas. En ocasiones se proyecta una visión satisfactoria, pero a veces la recreación del futuro es claramente negativa.

Es previsible que las modificaciones genéticas proporcionen soluciones a ciertas enfermedades hasta ahora incurables, aunque también es posible que generen nuevas patologías.

Los avances en inteligencia artificial podrían facilitar todo tipo de tareas, pero también suponen una amenaza para ciertos sectores laborales. Las nuevas tecnologías facilitarán la comunicación de manera notable, aunque es previsible que el control de los datos entre en conflicto con el respeto a la privacidad.