Importancia de la Biología Evolutiva

Serena Cuoghi
Título de Profesora de Biología

Como subárea de la biología, se enfoca en el estudio de los procesos evolutivos y en cómo estos generan como consecuencia la diversidad de caracteres entre las especies, convirtiéndose en la disciplina fundamental para entender cómo los seres vivos han evolucionado a lo largo del tiempo y cómo se han adaptado a diferentes ambientes y condiciones, valiéndose para ello de los recursos generados a partir de otras áreas como por ejemplo: 1) la genética, la cual le provee las herramientas para el estudio de las relaciones entre las secuencias genéticas de las especies; 2) la biología molecular, por medio del análisis de las diversas sustancias y características bioquímicas comunes entre especies de un mismo linaje; 3) la paleontología, a través de todos los conocimientos sobre los restos fósiles; 4) la ecología, que brinda el estudio de las interacciones y comportamientos de los seres vivos; y 5) la biogeografía, como fuente de comprensión sobre el impacto de las características del planeta como fuente de estímulo evolutivo; entre otras áreas que de uno u otro modo proporcionan recursos para el esclarecimiento de las circunstancias que han hecho posible la vida.

Uno de los hallazgos clave, es la teoría de la evolución por selección natural, propuesta por Charles Darwin en su obra “El origen de las especies” en 1859, que ha sido ampliamente aceptada por la comunidad científica y ha permitido entender que la evolución es un proceso gradual que ocurre en el tiempo a través de las características más ventajosas para la supervivencia y la reproducción de los seres vivos. De este modo, es posible comprender los orígenes, causas, modos y procesos que generan la diversidad biológica, lo que permite el desarrollo de estrategias efectivas para su conservación, equilibrio, y establecer mecanismos para la protección de aquellas en peligro de extinción.

Procesos de adaptación y práctica del saber

La determinación del ancestro común que puede tener cada linaje de especies y que, inclusive, todas comparten entre sí, se encuentra basado en el estudio de las similitudes y diferencias entre los seres vivos y en la comparación de su ADN, hecho que ha permitido el desmantelamiento de todas las demás hipótesis sobre el origen de la vida, aunque muchas de ellas – en especial las de naturaleza religiosa – sigan manteniéndose como parte de las creencias, pese a la ausencia de argumentos científicos que las sustenten.

De un modo más utilitario, tiene impacto en la salud, ya que la comprensión de los procesos evolutivos de las especies, a partir de microorganismos, crea el conocimiento necesario sobre los mecanismos de propagación y desarrollo de las enfermedades infecciosas y cómo los hongos, virus, bacterias y demás seres patógenos se adaptan a diferentes ambientes y condiciones, permitiendo grandes avances sobre los estudios en el desarrollo de resistencias a los medicamentos y sus consecuentes modelos para la generación de nuevas estrategias en la atención y control de las enfermedades.

Adversidades por superar

Actualmente, la biología evolutiva se enfrenta a nuevos desafíos, como el cambio climático y la cada vez más expansiva pérdida de hábitats naturales, viéndose la vertiginosa necesidad de incrementar los estudios necesarios para la comprensión de los mecanismos de adaptación de las especies a diversas condiciones y cómo pueden enfrentar los desafíos generados como consecuencia de la acción humana, en manera tal de poder desarrollar estrategias de conservación y restauración efectivas que permitan la protección de la biodiversidad y prevenir la extinción de especies, dando lugar a nuevas áreas de investigación, como la biología del desarrollo, enfocada en el estado particular de las distintas formas de vida.

Comprender los orígenes, causas, modos y procesos por los que se ha generado la diversidad biológica y cómo las distintas especies están relacionadas entre sí, permite reconstruir modelos sobre los procesos de adaptación de los seres vivos ante diferentes ambientes y cómo la selección natural lo ha moldeado, conocimiento que se ha empleado para recrear una estimación sobre las especies que desaparecieron a lo largo de las diversas eras geológicas.

Como resultado directo, es posible avanzar sobre la conservación de la biodiversidad, sobre el desarrollo de estrategias efectivas, el equilibrio entre las especies y entre éstas y su entorno, pudiendo crearse incluso mecanismos concretos para la protección de las especies en peligro de extinción, a medida que se descubren los factores de cambio ambiental ante los cuales una determinada familia se torna vulnerable.

Referencias

Barrasa, J. M. (2000). Evolución y biodiversidad: la importancia de la biología sistemática. Vivat Academia. Revista de Comunicación, 1-8.

Biblioteca Salvat (1973). La evolución de las especies. Barcelona, España. Salvat Editores.

Caponi, G. (2001). Biología funcional vs. biología evolutiva. Episteme, 12, 23-46.

Gama, Á. (2012). Biología I. Pearson Educación.

Montenegro, R. (Ed.). (2001). Biología evolutiva. Editorial Brujas.

 
 
 
 
Por: Serena Cuoghi. Profesora de Biología egresada de la UPEL. Docente especialista en Dificultades de Aprendizaje. Experta en PNL y Superaprendizaje. Desempeño en Ciencias Biológicas, e investigadora en Biodescodificación.

Art. actualizado: Febrero 2023; sobre el original de junio, 2017.
Datos para citar en modelo APA: Cuoghi, S. (Febrero 2023). Importancia de la Biología Evolutiva. Significado.com. Desde https://significado.com/im-biologia-evolutiva/
 

Escriba un comentario

Contribuya con su comentario para sumar valor, corregir o debatir el tema.


Privacidad: a) sus datos no se compartirán con nadie; b) su email no será publicado; c) para evitar malos usos, todos los mensajes son moderados.
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z