Importancia de la Toma de Decisiones

Serena Cuoghi
Título de Profesora de Biología

Desde el desarrollo personal hasta el crecimiento de toda la humanidad, todo se convierte en una cadena en movimiento incesante generado por la toma de una decisión tras otra. Qué comer en el desayuno, qué carrera estudiar, con qué actitud asumimos los hechos de la vida y hasta cómo nos vestimos, son parte de las decisiones que nos acompañan a diario, algunas con efecto de corta duración, mientras que otras pueden marcar para siempre nuestro destino, e incluso el de quienes nos rodean, de allí la trascendental importancia de aprender a tomar decisiones que puedan orientarnos correctamente hacia nuestro mejor desempeño en todos los ámbitos.

Estrategias que pueden orientar a mejorar las decisiones

No existe una receta perfecta, ni tampoco una decisión perfecta, estos son parámetros de exigencia que lejos de ayudarnos a mejorar, nos llevan más bien directo hacia sumar más errores y fracasos, sin embargo, sí existen algunas orientaciones que pueden permitirnos incrementar la capacidad y asertividad en la toma de decisiones, entre las cuales: 1) tener los objetivos claros, esto ayuda a incrementar la capacidad de enfoque hacia lo que se desea lograr;

2) buscar toda la información relevante y precisa sobre cada uno de los elementos involucrados;
3) establecer una matriz de ventajas, desventajas y las posibles consecuencias a corto, mediano y largo plazo de cada una de las opciones;
4) analizar siempre el contexto, los factores como el tiempo, los recursos y las limitaciones que pueden ser influyentes;
5) evaluar los riesgos potenciales, así como los beneficios que se pudieran generar y cotejarlos entre sí para cada caso;
6) consultar con otras personas que pudiesen tener más experiencia en el tema, esto ayuda a ampliar la perspectiva, tomando en cuenta que las opiniones provengan de personas realmente resolutivas;
7) apoyarse en el pensamiento crítico sin temer cuestionar los propios prejuicios y creencias limitantes, evaluando las fuentes de información, la lógica y la coherencia que pueden guiar hacia las decisiones a tomar;
8) pensar en los efectos de la decisión a largo plazo y si éstos se encuentran alineados con los objetivos que se persiguen;
9) ser empático, esta es una poderosa herramienta que permite comprender cómo se verán afectadas las demás personas con lo decidido;
10) asumir un paso a la vez, muchas de las decisiones pueden subdividirse en varias sobre hechos segmentables, lo cual facilita y mejora las cosas, permitiendo a la vez la evaluación de los impactos a menor escala y su más rápida corrección de ser necesaria;
11) hacer una revisión de las decisiones previas e identificar aciertos y fallas;
12) superar el temor de la incertidumbre por medio del valor de asumir con madurez las consecuencias, teniendo confianza en que se puede hacer lo correcto;
13) cuando sea necesario tomar un descanso para aclarar las ideas y emociones;
14) establecer un límite de tiempo para las acciones y decisiones;
15) asumir los errores como parte de la experiencia de aprendizaje y proceder a establecer las correcciones pertinentes.

Optimizando tiempo y recursos

Una toma de decisiones asertivas es símbolo de necesitar manejar con responsabilidad los recursos tangibles e intangibles de los que podamos disponer, entre ellos el propio tiempo, dándole el justo valor también al de los demás, traduciéndose todo esto en la consideración y respeto por lo que se pueda poseer, e incluso pensar o sentir, tal que se logre optimizar la administración y manejo de cada uno de los recursos disponibles de la mejor manera posible. En términos de una empresa, se convierte en guía hacia la reducción de costos por potenciales pérdidas y gastos innecesarios, así como el potencial incremento de los márgenes de ganancias al maximizar el aprovechamiento de los recursos existentes.

Cada caso y escenario determina por sí mismo la naturaleza de las decisiones necesarias, por lo que la capacitación constante, orientada a la vez en mantener el conocimiento siempre actualizado sobre los diversos aspectos que influyen en el área en la cual nos desempeñamos, permite mantener la capacidad de asertividad sobre las decisiones a tomar. Por ejemplo, un tratamiento para una patología cardíaca en función a los conocimientos que se tenían hace 40 años en esa área, puede que no sea tan asertivo como uno que se encuentre actualizado con los últimos descubrimientos y fármacos del momento, el acierto de parte del médico que indique el tratamiento se verá directamente influenciado por la base de conocimientos a la que recurra, y este es un hecho aplicable a todos los demás aspectos y profesiones existentes.

El valor de los errores

Las personas más célebres de la historia han llegado a serlo como consecuencia de sus decisiones, un ejemplo para bien puede representarlo Henry Ford, cuando decidió rodearse de quienes podían ayudarle a materializar su sueño de crear un sistema de producción industrial automatizado a gran escala, cambiando el curso del progreso de toda la humanidad, mientas que algunas décadas después Hitler terminó implementando decisiones cuyas huellas dejarían una historia de profundo dolor.

Conocer entonces los errores del pasado, más aún en el marco de lo que hemos de asumir en nuestras propias decisiones, es uno de los aspectos más nutritivos a la hora de permitirnos considerar sus potenciales causas y consecuencias, haciéndose necesaria tanto la introspección sobre nuestros pasos anteriores como la evaluación de casos similares. Identificar y asumir los posibles errores se convierte en sí mismo en una de las decisiones más asertivas que pueden permitir redirigir el curso de cualquier objetivo hacia buen puerto, por lo que la humildad de este acto ha de ser incorporado como valor base en todo proyecto, si se desea alcanzar su auténtico éxito.

Referencias

Castanyer, O., & Ortega, E. (2009). ¿Por qué no logro ser asertivo?. Editorial Desclée de Brouwer.

Pereda, O. E. (2000). La asertividad: Modelo de Comunicación en las Organizaciones. Quipukamayoc, 7(14), 119-129.

Quirós, L. D. (2013). Comunicación Asertiva. Colegio Universitario de Catago.

Vizcarra Parra, F., & Gómez Santos, S. A. (2016). El error como oportunidad para reflexionar y tomar decisiones asertivas en el aprendizaje de las matemáticas. Revista mexicana de bachillerato a distancia, 8(16), 34-42.

Imágenes: Fotolia. Rider – Christos Georghiou

 
 
 
 
Por: Serena Cuoghi. Profesora de Biología egresada de la UPEL. Docente especialista en Dificultades de Aprendizaje. Experta en PNL y Superaprendizaje. Desempeño en Ciencias Biológicas, e investigadora en Biodescodificación.

Art. actualizado: Julio 2023; sobre el original de junio, 2017.
Datos para citar en modelo APA: Cuoghi, S. (Julio 2023). Importancia de la Toma de Decisiones. Significado.com. Desde https://significado.com/im-toma-decisiones/
 

Escriba un comentario

Contribuya con su comentario para sumar valor, corregir o debatir el tema.


Privacidad: a) sus datos no se compartirán con nadie; b) su email no será publicado; c) para evitar malos usos, todos los mensajes son moderados.
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z