Significado de Monismo

¿Qué es el monismo?

Es una doctrina filosófica que nuclea la raíz de la existencia humana y la realidad conocida a una única sustancia, en lugar de considerar una multiplicidad de elementos. Tiene su desarrollo en los trabajos de los filósofos alemanes Christian von Wolff (1679-1754) -en su obra «Discursus praeliminaris de philosophia in genere» publicada en 1728, y más tarde Ernst Haeckel (1834-1919).

Los principios del monismo se transforman en una única sustancia

A lo largo de la historia de la filosofía ha habido diversas corrientes antagónicas: racionalismo frente a empirismo, materialismo versus idealismo o monismo frente a dualismo. Un planteamiento filosófico es monista cuando se propone una idea general: todo lo que existe es reducible a una única sustancia. Dicha sustancia puede ser material o bien espiritual. En cualquier caso, los distintos planteamientos monistas se oponen a las visiones dualistas o pluralistas.

La filosofía de Platón y de Descartes son ejemplos de dualismo, ya que en ambos hay dos realidades dicotómicas (por ejemplo, el cuerpo y el alma).

En cambio, para los filósofos monistas los fenómenos del alma o fenómenos psíquicos son reducibles a una explicación de tipo biológico.

El materialismo de Demócrito

Al igual que el resto de filósofos presocráticos, Demócrito de Abdera defendió un planteamiento monista. Su concepción de la naturaleza se construye a partir de un elemento explicativo: el átomo.

El filósofo concibió los átomos como minúsculas partículas indivisibles que no pueden ser observadas mediante los sentidos.

Los átomos se encuentran en permanente movimiento chocando entre sí en el vacío y presentan distintas formas y tamaños. En el proceso de unión y separación los átomos van formando todo lo que existe.

Por otro lado, para Demócrito los pensamientos y las sensaciones proceden de las distintas combinaciones de átomos. En pocas palabras, el conjunto de todo lo que existe es reducible a un elemento o sustancia.

Empédocles de Agrigento: La visión pluralista

Un planteamiento metafísico, biológico o psicológico es monista cuando se defiende que un elemento concreto es la unidad explicativa de algo (por ejemplo, un biólogo monista afirmaría que el conjunto de los seres vivos puede explicarse a partir de la célula).

En cambio, una visión pluralista es aquella que niega la existencia de una sustancia explicativa y propone la coexistencia de distintos elementos totalmente independientes.

El primer filósofo de la naturaleza que propuso un planteamiento pluralista fue el polímata Empédocles de Agrigento, quien vivió en el siglo V a. C. Entendía que para explicar la complejidad de la realidad hay que partir de principios múltiples (en lugar de un único arjé existen cuatro elementos: agua, aire, fuego y tierra).

Los cuatro elementos se unen y se separan en distintos procesos de combinación por la acción de dos causas extrínsecas a ellos, el amor y el odio. En síntesis, el planteamiento de Empédocles fue un intento de superar el monismo.