Planisferio Significado, Tipos y Dimensiones Distorsionadas

  • Por Nelly Guzmán (Prof. en Geografía e Historia)
  • Sep, 2020
  • ¿A qué responde un planisferio?

    Es una réplica redimensionada del mundo que debe pretender ser lo más fiel posible, hecha en formato 2D a diferencia del globo terráqueo, y destacando, además, que puede converger elementos físicos (relieve, zonas climáticas, vegetación, fauna), así como políticos-administrativos (países, capitales, economías, extensión, demografía), dependiendo del propósito del diseño. La amplia mayoría de los modelos actuales están basados en la creación del geógrafo Gerardus Mercator (1512-1594), cuya diagramación no está excenta a las críticas como consecuencia de la desproporcionalidad de la percepción de los países, no obstante, es la propuesta que se instaló socioculturalmente, razón por la cual es difícil corregirlo aún a pesar de que se tenga conocimiento de ello.

    Fue la necesidad de conocer nuestra tierra la que llevó a realizar las primeras versiones de un planisferio en Babilonia, 2500 años AC. Pero en la medida que avanzaron las exploraciones y navegaciones, este se fue haciendo poco a poco más preciso.

    Fue el astrónomo Abū Rayhān al-Bīrūni quien lo describió originalmente. Pero quien denominó planisferio al mapa de estrellas fue Jacob Bartsh en 1624. A pesar de ello, ya se había creado el astrolabio, herramienta fundamental de los navegantes y científicos para la ubicación de objetos celestes. A decir verdad, ambos modelos fueron determinantes para la exploración de nuevas tierras. Sin su apoyo, el camino habría sido más difícil, y si aun con estos instrumentos Colón se equivocó, ¿a dónde habría parado sin ellos?

    Tipos de planisferio

    Usualmente, se considera al planisferio como una representación del mundo. Sin embargo, vale aclarar que existen dos tipos: El planisferio terrestre, que es el más ampliamente conocido, por plasmar de forma plana el globo terráqueo.

    Pero también se encuentra el planisferio celeste, donde se pueden reconocer estrellas y constelaciones, es decir, nos ayuda a conocer el cielo sobre el horizonte en cualquier momento. Este último ejemplo de planisferio se representa sobre un mapa cósmico con forma circular, que tiene un disco de plástico, pero gracias a su abertura elíptica es donde se verá cuál será el cielo visible para un día en específico.

    Instrumento de referencia

    Es una herramienta útil para poder tener una visión de las dimensiones que tienen las distintas regiones de la tierra, cuál es su extensión, así como otros elementos que tenga añadido, tales como información de tipos de climas, cuencas hidrográficas, demografía, entre otros. Por ejemplo, se puede apreciar que América y Asia no están tan lejos como se cree, o también, visualizar la extensión de Oceanía, que en un globo terráqueo a veces no se observa bien.

    Por otra parte, este instrumento permite que organismos globales, como la ONU, puedan tomar decisiones teniendo en cuenta la ubicación de una región, como para el ingreso de ayuda humanitaria, por ejemplo. Cabría mencionar aquí la Crisis de los Misiles de 1962, cuando la Unión Soviética instaló misiles en Cuba, donde más allá de la filiación ideológica, privó la proximidad del país caribeño con Estados Unidos de América, obviamente visualizado y analizado con la ayuda de un planisferio.

    Además de esto, dependiendo de quién diseñe el planisferio va a determinar la visión que se tenga de una determinada región. De esta forma, colocar la Guyana Esequiba en Venezuela implica reconocer que ese territorio es venezolano, otros lo colocan como zona en reclamación, y unos más, simplemente como Guyana. Y así, ese pequeño detalle involucra la manera en cómo el resto del mundo va a apreciar este hecho.

    En el caso del planisferio celeste, en astronomía es sumamente útil para la localización de constelaciones y estrellas, incluso para el estudio de otros planetas y asteroides. También, la astrología se vale de este instrumento para realizar sus cartas astrales. Es fácil imaginar que Walter Mercado lo usó para sus predicciones.

    Es una herramienta ideal para tener una visión global de la tierra. Así pues, una trasnacional como Toyota, por ejemplo, podría decidir estratégicamente donde ubicar sus plantas ensambladoras, si se toma en cuenta la ubicación, su cercanía con países de la región, las vías de comunicación, su acceso a materia prima y a mano de obra. Toda esta información puede estar muy bien contenida en un planisferio.

    Asimismo, es capaz de ilustrar la propagación de un virus, y de esa manera, procurar cortar la cadena, como también marcar el impacto de una catástrofe ambiental.

    Con respecto al planisferio celeste, dada su antigüedad, habría sido muy difícil para los navegantes no conocer la posición de las estrellas, pues de esa manera podrían orientarse en mar abierto. En la actualidad, hay objetos celestes que pueden encontrarse a partir de su ubicación en constelaciones. De allí, que es importante conocer la ubicación de las estrellas y su visibilidad.

    Dimensiones distorsionadas del planisferio: Alaska no es mayor que Estados Unidos, ni Sudamérica es igual a Europa

    Con las herramientas tecnológicas de hoy en día, es fácil obtener un planisferio exacto y preciso. Sin embargo, su uso en físico sigue siendo muy común en el área educativa para la enseñanza de la geografía, historia y áreas afines. A la par, en los últimos años se ha desatado un revuelo en torno a su precisión respecto a las dimensiones de los países. Esto, porque se hizo muy generalizado el planisferio elaborado por el geógrafo Gerardus Mercator, y según las objeciones, este planisferio presenta con mayor dimensión a los países del norte, según algunos, de forma deliberada.

    Al mismo tiempo, muestra cosas como que América del Sur es del mismo tamaño de Europa, cuando en realidad es más grande; o el gran tamaño de Alaska, que en verdad es más pequeña que Estados Unidos de América; son cosas que no se corresponden con la realidad. Sin embargo, han surgido alternativas como el Authagraph del japonés Hajime Narukawa, que pretende dar con las dimensiones correctas de los países.