Significado de Trisquel

¿Qué es el trisquel?

Si bien es un símbolo que aparece en diferentes culturas de la antigüedad, se trata de un elemento muy vinculado a los pueblos celtas que habitaron distintos territorios del continente europeo durante la Edad de Hierro. Era un elemento distintivo de los druidas, la clase sacerdotal de los celtas. Los druidas tenían un triple rol, ya que eran sabios, sacerdotes y jueces. Solamente podían tener este estatus quienes provenían de una estirpe noble.

Las primeras referencias históricas que se tienen sobre los druidas surgieron de los cronistas griegos y romanos, ya que los celtas no manejaban un sistema de escritura. Con el proceso de romanización la cultura celta fue debilitándose paulatinamente y los druidas acabaron desapareciendo.

En la actualidad existen distintas corrientes neodruistas en todo el mundo (quienes se integran en esta corriente religiosa creen en la inmortalidad del alma y consideran que el ser humano es una combinación de tres dimensiones: cuerpo, mente y alma).

Elementos que constituyen el simbolismo de las 3 espirales

La espiral triple incluida en el círculo que aparece en el trisquel es uno de los elementos típicos de la cultura celta. Este símbolo representaba a tres dioses (Taranis, Teutates y Esus) y, paralelamente, a tres grupos sociales con su correspondiente virtud (los guerreros poseían la fuerza, los druidas la sabiduría y el pueblo el amor).

El número 3 no solo está presente entre los pueblos celtas, ya que también forma parte de la tradición cristiana (por ejemplo, el misterio de la trinidad) y de la doctrina del alma en Platón (según el filósofo ateniense el alma humana tiene tres dimensiones: racional, irascible y concupiscible).

Apreciar, por otra parte, que en la civilización romana se consideraba que el 3 era el número perfecto para iniciar una agrupación humana (los romanos usaban un curioso axioma: trinum faciunt collegium, es decir, tres hacen un colegio).

Definición como amuleto sanador

La protección física y espiritual mediante el uso de amuletos es uno de los aspectos más característicos de las corrientes esotéricas. En este sentido, algunos curanderos afirman que el trisquel posee propiedades mágicas y sanadoras: neutraliza las energías negativas, favorece el amor y ayuda al autoconocimiento.

El trisquel tiene una función similar a la de otros talismanes, como la Mano de Fátima, el Elefante Blanco, el escarabajo egipcio o el ojo de Horus. Estos elementos simbólicos tienen una característica en común: provienen de una cultura ancestral y su verdadero significado está envuelto en el misterio.