Amnistía Significado, Ejemplos, Importancia y Amnistía Internacional

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Sep, 2020
  • ¿Qué se entiende por amnistía?

    Responde a intereses políticos y sociales como herramienta legal que le permite al Estado perdonar e ignorar la comisión de un delito que ocurriera durante un período y circunstancias determinadas, entendiendo en general a individuos o grupos que participaran en disputas violentas por el poder, razón por la cual sus detractores alegan que su aplicación gira entorno a la impunidad a partir de la intención de desvincular a los actores que fueran identificados con hechos específicos.

    Antecedentes en la historia

    Muchos autores ubican los inicios de procedimientos que pueden considerarse la génesis de la amnistía en tiempos de La Odisea de Homero, otros consideran que, más bien, lo fue la ley llamada “Ley del Olvido” que Trasibulo hizo que los atenienses aprobaran después de la expulsión de los Treinta Tiranos y según la cual ningún ciudadano podía ser juzgado por su actos pasados.

    En Roma, se ubica desde el Reinado de Augusto donde existían leyes indulgentes que se hacían valer para ciertos delitos y ciertas personas. A partir de la aparición del cristianismo cobra auge toda vez que la Biblia habla acerca del perdón y el olvido, y dada la incidencia de su doctrina en el mundo occidental, estos principios son vistos con mayor agrado cada siglo vivido.

    Ejemplos de amnistía en Colombia, Tailandia y Nicaragua

    A quien se le otorga la amnistía depende de la legislación de cada país. Sin embargo, lo más frecuente es que sea conferida por delitos de tipo político, puesto que su influencia va destinada a la reconstrucción social del país.

    Motivado a que la amnistía es más utilizada cuando hay cambios de regímenes o cuando la presión de la sociedad es tal que se hace necesario lo que muchos llaman una reconstrucción nacional, es por lo que se asocia con mayor facilidad a los delitos de tipo político. También puede aplicarse a otros delitos, pero no es tan común y siempre mucho más debatido.

    En el caso de Colombia, el gobierno (y gracias a la violencia que envolvía o aún envuelve al país) llegó a un convenio con el grupo guerrillero de las FARC en un llamado Acuerdo de Paz, esto para tratar de solventar el conflicto armado. Entre las garantías que el gobierno puso sobre la mesa, se encontraba el otorgar amnistía a todos aquellos miembros que abandonara las armas y se reinsertara a la sociedad.

    Por otro lado, la amnistía también es utilizada por los gobernantes como una forma de ganar indulgencia, especialmente si necesita más apoyo popular. Tal es el caso del Rey de Tailandia, quien concedió el perdón a más de 150 mil presos por distintos delitos, pero especialmente a aquellos que habían sido encarcelados por oponerse al gobierno. Esta acción tiene su similar en el pasado.

    Asimismo, ha sido utilizada en Nicaragua. El presidente del país solicitó al Parlamento en 2019 la aprobación de una amnistía dirigida a beneficiar a acusados de cometer delitos en contra de la población en los disturbios del año 2018. Entre tanto, los presos políticos del país protestaron pues consideraban que el régimen solo quería esconder los abusos de poder cometidos por sus funcionarios y adeptos.

    Importancia de la Amnistía para la sociedad civil

    La amnistía es una figura jurídica utilizada desde tiempos remotos como ya dijimos, con la finalidad de mitigar o reparar los efectos de una decisión tomada sobre las bases de lo más propicio según quien detentaba el poder de hacer justicia en su momento.

    Con base en lo anterior, muchas veces personas que solo levantaban su voz en señal de protesta o por defender sus derechos eran penalizados, utilizando los gobernantes este medio para acallar voces disidentes de su gestión, lo que conlleva en sí, el abuso del poder y la incorrecta utilización a su favor de los sistemas jurídicos.

    De allí que la figura de la amnistía viene a ser una especie de panacea para tratar de remediar en alguna medida la vulneración de derechos, especialmente cuando estos han sido penalizados por razones políticas. Normalmente, los nuevos gobernantes utilizan esta figura para reparar los daños ocasionados por regímenes anteriores y saldar la deuda social con su población.

    Se puede decir que la amnistía se ha utilizado como un remedio eficaz para lograr solucionar conflictos internos de los países, donde el enfrentamiento entre bandos distintos ha dejado fuertes secuelas, de allí estriba su importancia para la sociedad civil. Toda vez que con ella se pueden resolver enfrentamientos (especialmente políticos) dentro de la nación, que de otra manera quizás habrían sido mucho más largos.

    ¿Es la amnistía contraria a los derechos humanos?

    No, más bien los abraza, pero puede vulnerar otros derechos, especialmente de carácter colectivo/social. Vista desde un punto netamente jurídico, algunos pueden pensar que la amnistía es una forma de instituir la impunidad, puesto que con su aplicación se perdonan delitos de los cuales ya han sido declarados culpables ciertos sujetos, y que por ende dejaron al menos una víctima.

    El fin último de la amnistía es ayudar a la sociedad a recomponerse, el poder concentrarse en superar sin odios ni rencores aquellos actos de personas que ahora son necesarias para la misma reconstrucción social.

    Ahora bien, esto no quiere decir que a quienes se beneficia con ella simplemente se les fueron olvidados sus delitos, sin que tengan que de alguna forma resarcir sus faltas. Generalmente, si deben cumplir con ciertas condiciones para que les sea concedido el beneficio, por lo tanto, esto resulta en una suerte de justicia más sencilla y considerada.

    ¿Qué es Amnistía Internacional?

    Es una institución de carácter no gubernamental creada en 1961, de reconocimiento mundial, recibiendo inclusive un premio Nobel de la Paz. Es una organización compuesta por voluntarios que se dedican a defender los derechos de personas que se encuentran en condiciones vulnerables, especialmente migrantes, refugiados, asilados o víctimas de crímenes de trata de personas.

    La organización cuenta con representantes en casi todos los países del mundo y debido a su imparcialidad política y su dedicación a los más necesitados de protección, goza de gran prestigio y respeto, permitiéndole intervenir en Estados autoritarios.