Significado de Crítica

¿Qué es la crítica?

Es la valoración que uno hace al respecto de algo o alguien según sus conocimientos, experiencias y signos culturales. Se lo observa a nivel etimológico a instancias del latín critĭca, sobre el griego kritikḗ, pautando el poder de juzgar, asociado a crítico, que aparece en la forma latina critĭcus, influenciado por el griego kritikós, y éste determinado por el verbo krinein, que refiere a discernir o separar, con raíz en el indoeuropeo *krei-, en la acción de distinguir.

Crítica constructiva y destructiva

Las personas están constantemente formulando juicios, a modo de verdades, como reflejo de la realidad fáctica. En realidad, las opiniones emitidas no son una copia fiel, sino una interpretación, modelada por la subjetividad individual.

Las críticas destructivas no suelen generar cambios en el receptor, sino rechazo y malestar. Son un modo de relacionarse tóxico, que daña al otro y lo devalúa. Suelen dar inicio a discusiones o enmarcarse en ellas.

Cuando las críticas son siempre al mismo aspecto y muy violentas, puede que eso criticado en el otro, es algo que negado en uno mismo. Por ejemplo, hombres homosexuales que admiten haber criticado la homosexualidad duramente cuando eran jóvenes, época en la que negaban esa parte de sí mismos.

A diferencia de estas críticas que ofenden y maltratan, existen otras que ayudan al otro, desde el cariño y el respeto. Las críticas constructivas son una herramienta para el crecimiento y la superación, suelen ser bien recibidas y dar lugar a un intercambio sano de ideas. Suman otra perspectiva, que enriquece la propia mirada.

Importancia de la autocrítica

La capacidad de juzgar nuestras propias acciones o pensamientos es llevada a cabo por el Superyó, que se origina gracias a la interiorización de los mandatos parentales y las normas culturales, teniendo un grado mayor o menor de severidad, según la persona.

Un superyó muy sádico, cuyo correlato es un Yo masoquista, es fuente de autocríticas constantes, generadoras de sufrimiento y de grandes autoexigencias para combatir ese sentimiento de que nada de lo que hacemos es suficiente.

Por lo tanto, ser críticos con nosotros mismos, advirtiendo nuestras equivocaciones, pero también nuestras virtudes, es una cualidad reflexiva ventajosa para conocernos mejor. En contraste, ser sumamente autoexigentes y enfocarnos solamente en nuestros errores atenta contra nuestro amor propio y felicidad.

Crítica periodística

Las reseñas críticas de libros, películas, series, novelas, obras de teatro, etcétera, constituyen una buena fuente de información sobre el objeto que analizan. La fuerza e impacto de estas críticas se relaciona en gran medida con el prestigio de su autor.

Las mismas pueden ser positivas o negativas, tener una recepción escasa o ser acogidas por un público numeroso. Deben estar firmadas y argumentadas adecuadamente, sin sesgos personales, debido a que se enmarcan en el ámbito académico del Periodismo. Las mismas pueden, por ejemplo, favorecer las ventas de un libro u obstaculizarlas.

Componentes de la lectura crítica

Hay lectores pasivos, que absorben la información y valoraciones de un escrito y las repiten con seguridad y firmeza.

Una lectura crítica parte de un lector activo, que cuestiona al texto y al autor, no para desacreditarlo, sino para entenderlo y establecer un diálogo hipotético con él. Para ello hay que contextualizar en tiempo y espacio al texto, ver sus fuentes, pensar en qué quiere decir el texto, para qué fue escrito y cómo transmite su contenido.

Una lectura crítica interpreta también lo no dicho en el texto, por ejemplo, el uso de cierta terminología y no otra, implica una adherencia a un marco teórico concreto. Hay un contenido también en lo que se omite, en lo que se elige contar y lo que no.