Significado de Autonomía

Uno debe conocer sus propios límites para poder superarlos. La libertad está acompañada de responsabilidad.

¿Qué es la autonomía?

Implica gozar de independencia en la toma de decisiones con respecto a la propia vida, entendido a nivel individual como también desde una nación, que puede o no proporcionar ciertos niveles de poder a las provincias o municipios. También, se lo observa en los tres poderes de una república democrática, distinguiendo el aparato judicial, legislativo y ejecutivo, que necesitan trabajar con independencia uno del otro para evitar abusos de autoridad. Tiene origen en el griego autonomia, identificando autos, para referir a sí mismo, nomos, que se traduce como pautas, el subfijo -ia, siendo éste una cualidad.

En tecnología, particularmente en los smartphones, se usa el término en relación a la duración de la batería, como el tiempo que el dispositivo tiene para funcionar por sí mismo, sin necesidad de un cable a una fuente eléctrica.

Valoración de autonomía y heteronomía de Kant

Para el filósofo Inmanuel Kant el criterio moral de un individuo no debería provenir de una norma externa o heterónoma (por ejemplo, unos preceptos religiosos). Por el contrario, la moralidad tiene que ser autónoma. En otros términos, el individuo decide de manera libre y voluntaria cuál es su criterio de moralidad.

Para Kant una persona es autónoma cuando otorga a sí misma sus propias leyes.

La autonomía de la razón humana en Kant supone actuar de manera independiente, es decir, sin dejarse guiar por el deseo o la opinión de otros. En este sentido, somos nosotros quienes decidimos qué es lo justo y lo injusto. Si no actuamos con este criterio, nuestra razón y nuestra voluntad es dependiente o heterónoma.

Premisa del trabajo autónomo

Aquellos trabajadores que trabajan para sí mismos se denominan autónomos. En la mayoría de casos, se trata de empresas formadas por un solo individuo. Esta modalidad de trabajo presenta algunas ventajas, pero también algunos inconvenientes.

Entre las ventajas podemos destacar:

1) el trabajador-empresario puede darse de alta con relativa facilidad y

2) el negocio y el control del mismo dependen de uno mismo.

Paralelamente, como inconvenientes, puede observarse que:

1) no hay una distinción entre el patrimonio personal y el patrimonio derivado de la actividad económica,

2) como pauta general, la protección social de estos trabajadores es inferior a quienes trabajan por cuenta ajena y

3) hay que pagar una cuota de autónomo fija al margen de los beneficios obtenidos.

Robots autónomos

En la literatura y el cine de ciencia ficción es bastante habitual la presencia de robots que piensan y actúan de manera autónoma. Los robots reales no piensan por ellos mismos y tampoco entienden sus respuestas de manera completa. Sin embargo, gracias a la inteligencia artificial algunas máquinas son capaces de operar con una cierta autonomía y adaptarse a situaciones nuevas. Cada vez está más cerca de alcanzarse la inteligencia humana.

En el campo de la robótica cognitiva ya se han diseñado robots que además de una potente memoria y un lenguaje específico, son capaces de tomar decisiones por ellos mismos.