Significado de Crónica Literaria y Periodística

¿Qué es una crónica literaria y una periodística?

Es una técnica a través de la cual se expone una sucesión ordenada de cosas que constituyen un hecho, de modo de describir detalladamente la forma en que desencadenó y cómo se desenvolvió hasta su desenlace (que puede estar inconcluso). En la práctica se lo observa en los reportajes históricos así como en importante episodios que irrumpen en el presente, y en esta línea es apropiado por la literatura tanto a instancias de registros del pasado como de ficciones que pretenden construir un marco realista.

La crónica literaria como documento histórico

En la mayoría de civilizaciones algunos individuos se han dedicado a contar los principales acontecimientos del momento presente de su comunidad desde una perspectiva realista. Quien describe un periodo histórico, unos hechos relevantes o un episodio singular es un cronista. Su relato tiene una dimensión literaria, ya que a través de la belleza y de la precisión del lenguaje se pretende mostrar una realidad concreta. Esta expresión literaria fue especialmente importante en la Edad Media.

Las crónicas medievales explicaban las acciones de los monarcas, la genealogía de la nobleza, las batallas o las conquistas. En este género destacan las «Crónicas reales» o la «Crónica latina de los reyes de Castilla».

Un aspecto relevante en estas narraciones de no ficción es su proyección histórica. Así, los historiadores que intentan descifrar las huellas del pasado pueden recurrir a las crónicas literarias para comprender un contexto determinado.

Crónica aplicada en el periodismo

Si tomamos como referencia la prensa escrita, en este formato de comunicación caben muchos géneros concretos: noticia, reportaje, humor gráfico, artículo de opinión, editorial, entrevista o crónica. Este último `presenta una característica singular, ya que es una combinación de dos aspectos: una información con un planteamiento realista y objetivo y, al mismo tiempo, un enfoque literario.

La crónica literaria viene a ser una historia del tiempo presente. El periodista cuenta hechos singulares que sirven para entender una realidad social. Esta perspectiva del periodismo aborda normalmente situaciones dramáticas, pero también viajes o aspectos de la vida cotidiana. Se trata de aportar una visión subjetiva sobre un asunto que puede despertar la inquietud de los lectores.

Las perspectivas del cronista son diversas: desde fuera de los acontecimientos, desde el núcleo central del problema o una mezcla de ambas.

«Relato de un náufrago» de Gabriel García Márquez

En esta crónica se cuenta un hecho verídico que tuvo lugar en Colombia en 1955: el naufragio de una embarcación y las penalidades del único superviviente en medio del océano en una pequeña balsa. La historia fue publicada inicialmente en el diario El Espectador de la ciudad de Bogotá y con posterioridad apareció un libro en el que se contaba toda la historia.

Los hechos y las experiencias personales del náufrago son descritos con criterios periodísticos, ya que el escritor cuenta lo que realmente ocurrió y de forma cronológica. Sin embargo, se trata de un documento de gran valor literario.

Indicar, por último, que resulta difícil etiquetar periodísticamente «Relato de un náufrago», ya que a veces se considera una crónica y otras un reportaje. En este sentido, García Márquez no fue un testigo directo de los acontecimientos, pero sí mantuvo una entrevista con el protagonista de la historia.