Significado de Derecho Laboral

Fábrica en Bélgica en 1911, dividiendo mujeres y hombres

¿Qué es el Derecho Laboral?

Es una rama del derecho que se centra en las garantías y deberes de los trabajadores, obligaciones de las empresas, entiende las normas específicas de cada sector y contrato de trabajo. Tiene una doble función. En primera instancia, asegurar a los empleados una ganancia por su labor y condiciones justas en el desarrollo del trabajo; igualmente, que el empleador reciba el servicio o trabajo acorde a lo pagado. Es decir, velar por el cumplimiento de las obligaciones de ambas partes. Como es lógico, en esta relación también interviene el estado (por ejemplo, el ministerio de trabajo de una nación actúa como un ente regulador y supervisor).

El derecho laboral no es un terreno arcaico. Durante la antigüedad, existió el esclavismo como forma de dominación. Es con la Revolución Industrial cuando se empiezan a tomar medidas para proteger al trabajador. Finalmente, es gracias a la Revolución Francesa que se les reconocen derechos a los trabajadores. Además, que ameritan un pago justo a sus labores.

Ejes y Principios Fundamentales

Los principios del derecho laboral tienen la finalidad de inspirar el marco general del mundo del trabajo. En este sentido, las pautas que lo rigen son los siguientes: pro operario, aplicación de la norma más favorable, igualdad y no discriminación, irrenunciabilidad de los derechos laborales y primacía de la realidad.

Por lo general, se suele enfocar a los trabajadores por su posición menos privilegiada. En sus inicios, de hecho, se implementa para resguardar a los empleados ante los salarios bajos, las condiciones inadecuadas de labor, así como para procurar una jubilación y seguridad social garantizada. Es decir, que el empleado, luego de muchos años de faena, tenga un modo de subsistencia en su vejez.

No obstante, también reconoce que los empleadores tienen derechos. Incluso, queda claro que las remuneraciones de los trabajadores se cumplen solamente si éstos cumplen últimos con sus obligaciones.

Marco histórico del Derecho Laboral

Durante siglos los diferentes trabajos se realizaban en un régimen de imposición. Así, el sistema esclavista, las relaciones de vasallaje o el modelo gremial imponían unas duras condiciones laborales y el trabajador debía someterse a ellas.

A partir de las revoluciones liberales surgió un nuevo paradigma: los asalariados comenzaron a tener una cierta libertad a la hora de decidir sobre su profesión. Sin embargo, en la Revolución industrial las relaciones entre el empleador y el empleado se caracterizan por una marcada desigualdad y un evidente sometimiento de los trabajadores.

Básicamente, en el contexto del desarrollo industrial se produjo una situación paradójica: el trabajador tenía iniciativa a la hora de elegir un empleo pero los contratos que regulaban su actividad imponían unas condiciones indignas y abusivas.

Con la formación de los primeros sindicatos en los países industrializados (por ejemplo, las Trade unions en Inglaterra) el movimiento obrero comenzó a reivindicar una serie de derechos de los trabajadores sobre diferentes aspectos: salario, horario, tiempo de descanso, condiciones de higiene, desempleo, reconocimiento del derecho de huelga…

Derecho Laboral Individual

Los especialistas jurídicos han hecho algunas divisiones dentro de esta rama del derecho. ¿La razón? La idea es estudiar a fondo la jurisprudencia de este ámbito. Por eso, es necesario separar los intereses particulares y colectivos para que las leyes se apliquen con mayor efectividad.

El Derecho Laboral Individual comprende el conjunto de normas que regulan los asuntos entre un empleado (individuo) y su empleador. Aborda temas como el contrato individual, el salario, la jornada de trabajo, las prestaciones sociales y el reglamento de labores.

Es importante indicar que, en este caso, existe una plena identificación entre el empleador y el trabajador. ¿Qué significa esto? Implica que ambos son individuos, no instituciones ni gremios. A esto se añade que los alcances del trabajo dependen de las voluntades de quien trabaja y quien contrata. Es decir, la labor a efectuar resulta de mutuo consenso a cambio de un pago acordado.

Derecho Laboral Colectivo

En esta división, el derecho laboral se adentra en el itinerario de lo plural. Abarca las relaciones y normativas entre un grupo de trabajadores y su empleador (es). ¿Qué aspectos se abordan? En estos casos se estudian los ámbitos del sindicato, el derecho a huelga, las convenciones y el contrato colectivo.

En el escenario de tipo colectivo, el empleador (pudiendo ser incluso el Estado) disputa con un gremio o sindicato. Todas las negociaciones se hacen de manera colectiva, nada se lleva a cabo sin la aprobación del gremio de empleados. Por ende, se necesita de asambleas, votaciones y que los trabajadores elijan a quienes los representen ante mesas de diálogo con los patronos.

Se trata de una modalidad donde hay una amplia protección a los trabajadores. Sobre todo, porque se considera que los derechos de cada uno de ellos emanan de una voluntad colectiva.

Es muy frecuente que el derecho laboral se aplique a los trabajadores que tienen como empleador al Estado. De hecho, todo gobierno atiende a ciudadanos, no individualidades. Por eso, su ámbito se enfoca hacia los aspectos laborales de grupos, gremios o especialidades. Un ejemplo es el sector educativo o magisterial, el cual casi siempre es pagado por el Estado y es entendido como un gremio profesional.

El papel de la Organización Internacional del Trabajo

Esta organización forma parte de Naciones Unidas y fue fundada en 1919 para promover la justicia social en el ámbito laboral. Esta institución promueve el trabajo en condiciones dignas para todos.

Es la única organización internacional en la que los gobiernos, las patronales y los trabajadores tienen voz y voto en condiciones de igualdad. Su principal misión es desarrollar normas y políticas laborales que permitan un desarrollo de la economía mundial con criterios respetuosos hacia los trabajadores.

El trabajo digno y el desarrollo de una economía sostenible son los ejes fundamentales de esta entidad supranacional.

Reforma laboral: aplicación y cambios en la jubilación

Uno de los aspectos más importantes en este ámbito es lo respectivo a la jubilación. Se sabe que la edad promedio ronda entre los 50 y 60 años. No obstante, en tiempos recientes se habla de la extensión de la edad para poder obtener este beneficio. Se trata de un debate bastante acentuado, mismo que ha tenido repercusiones en importantes textos sobre legislación laboral.

¿A qué obedece esta intención de incrementar la edad de jubilación? La principal razón es que la edad promedio a nivel mundial tiende a aumentar. Las expectativas de vida son mayores gracias a las mejoras a la salud y otras variables. Por ende, cada vez hay mayor cantidad de habitantes de tercera edad.

Lo antes dicho tiene un inconveniente: es oneroso para el Estado costear cada vez más cantidad de personas jubiladas. Por eso, en países como Chile se ha optado por privatizar los sistemas de jubilación. En cambio, en naciones como Brasil se ha optado por un sistema mixto. Lo cierto es que es un tema que implica algo importante: la factibilidad de poder pagar realmente las jubilaciones.

Las leyes laborales deben ser aplicables, no utópicas. ¿Qué significa esto? Por ejemplo, a un trabajador no se le puede exigir más horas de las que puede laborar sin descansar. A su vez, a un empleador no se le puede exigir que pague más de lo que está en posibilidad de desembolsar.

El asunto con la jubilación es que se ha tornado complicado financiarla. Por ende, mantener una edad baja para la misma termina siendo poco factible. Es así como se necesita ajustar las leyes a situaciones reales para que sean aplicables sin menoscabar los derechos de la población trabajadora.

Una solución sencilla es aumentar la edad de jubilación. No obstante, también se ha pensado en una legislación que permita gestionar mecanismos privados para pagar a las persona en edad de retiro. Vale decirse que es una discusión limitada al Derecho Laboral Colectivo, ya que aborda los requerimientos de un segmento de la población cuya edad supera los 50 años, aproximadamente.