Significado de Especie Exótica

Mielero Dorsiazul​, un ave exótica de Costa Rica

¿Qué es una especie exótica?

También denominado como especie invasora, comprende aquellos animales y plantas trasladados a hábitats fuera de sus parámetros habituales de desarrollo, provocando desequilibrios en el ecosistema.

El tráfico ilegal

El mercado negro de especies exóticas, ya sea de animales o de plantas, es un negocio que mueve grandes cantidades de dinero. Como cualquier otra mercadería, especies silvestres se venden de manera camuflada en los mercados, a través de la red o por medio de otros canales.

Rinocerontes, tigres, elefantes o monos son vendidos para formar parte de zoos clandestinos o bien para utilizar sus huesos, pieles o colmillos. En el caso de los reptiles, sus pieles se usan para todo tipo de objetos, los cuales se podrían elaborar con materiales sintéticos.

Para combatir esta amenaza se han adoptado medidas diversas, como la persecución de la caza furtiva o campañas de concienciación y movilización social. Un ejemplo ilustrativo de caza furtiva de especies amenazadas afecta al rinoceronte, ya que su cuerno es especialmente codiciado porque se le atribuyen propiedades medicinales y afrodisíacas (en el mercado negro se ha llegado a pagar más de 50.000 dólares por el cuerno de este mamífero herbívoro).

Las asociaciones en favor de los animales intentan combatir esta dramática situación y para ello proponen un cambio de mentalidad. Así, en lugar de comportarnos como una especie depredadora propugnan una convivencia armónica con el reino animal y vegetal.

Especies exóticas invasoras

Las especies invasoras en un nuevo ecosistema pueden generar un desequilibrio en un hábitat natural no adaptado. El fenómeno de la fauna y flora invasora está directamente relacionado con la globalización y muy pocos países se libran de sus devastadores efectos.

Algunos ejemplos que ilustran esta amenaza son los siguientes:

– el cangrejo rojo que invade los ríos de la península ibérica, las cotorras de Sudamérica que anidan en los árboles de ciudades europeas

– las ardillas grises que ocupan el espacio natural de las ardillas rojas en Gran Bretaña

– la mangosta javanés en Hawaii o…

– las gambusias (unos pequeños peces provenientes de las aguas dulces de la costa este de Estados Unidos que han terminado en distintos ecosistemas marinos).

Éstos y otros muchos ejemplos constituyen una amenaza real, ya que afectan a la biodiversidad del planeta.

Otras consecuencias de la invasión de especies exóticas

Desde el campo económico, cuando una especie invasora se convierte en una plaga sobre los cultivos, las consecuencias se manifiestan en las cosechas y en la ganadería.

Los microorganismos que acaban en territorios no adaptados se convierten en un peligro para la salud humana. El virus del Nilo occidental ya ha recorrido varios territorios del planeta, provocando infecciones graves en el ganado y en los seres humanos.

La afición por los animales exóticos también tiene una faceta potencialmente dañina. Quienes adoptan animales salvajes como si fueran mascotas y luego los abandonan están dando el primer paso para la proliferación de una nueva especie invasora.