Significado de Igualdad

¿Qué es la igualdad?

Es el trato justo y la garantía de los derechos de cada individuo, sin distinciones, pero en la práctica se lo vive como una lucha latente contra los prejuicios, la discriminación, el statu quo, la manipulación y la desinformación. En Reino Unido, la mujer logró realizar su derecho al voto a nivel nacional en 1933, en América Latina, Uruguay abrió el camino en 1938, en México esto sucedió en 1955, mientras que en Arabia Saudita se permitió escuchar la voz femenina en las urnas recién en 2015 (aún hoy la mujer tiene prohibido manejar un vehículo, entre otras cosas básicas). La realidad es contundente: la igualdad no aparece para todos por sí sola, sino que en muchos casos hay que pelear para que se lo reconozca.

Al respecto de su etimología, se lo observa en las formas del latín aequalĭtas y aequalĭtātis, compuesto por aequus, que remite a igual, imparcial o equilibrio, y los sufijos -al, que toma la forma latina -ālis, actuando para proporcionar sentido de pertenencia, y -dad, que se expresa en el latín -tas y -ātis, como agente de cualidad. Por su parte, desde un ángulo técnico, la igualdad comprende una división proporcional de una cosa entre las partes involucradas, como también funciona para señalar una equivalencia, particularmente en el campo de las matemáticas.

Igualdad de género

Se refiere a que tanto hombres como mujeres tienen los mismos derechos, deberes y oportunidades, en el acceso a la educación en sus distintos niveles, los deberes ciudadanos y el mundo laboral. El derecho al voto por parte de las mujeres es una manifestación de esta igualdad.

La mujer merece igualdad en el ingreso y permanencia en los empleos, en la valoración y obtención de puestos jerárquicos y en el trato respetuoso, con el mismo sueldo que recibiría un hombre en su lugar.

El machismo ha reservado para la mujer cierto lugar tradicional que es el hogar, donde debe ocuparse de la crianza de los niños, la limpieza y alimentación, así como de atender al hombre en sus necesidades.

Desde esta perspectiva la mujer está colocada en un lugar de inferioridad. También propone una serie de reglas sobre su modo de vestir, comportamiento y personalidad. Actualmente, estas ideas patriarcales están perdiendo fuerza, pero continúan en algunos territorios como Arabia Saudita.

En verdad, tanto hombres como mujeres poseen la misma capacidad para desenvolverse en la vida social, afectiva y de formación profesional. Nadie debe ser discriminado en general y en este caso, en cuanto al género.

Casamiento igualitario y la implicancia del término matrimonio

El psicoanalista y escritor Gabriel Rolón (nacido en 1961 en Argentina) da su opinión respecto del casamiento legal de dos individuos pertenecientes al mismo género, de orientación homosexual, ya sean dos hombres o dos mujeres, posibilidad que puede estar acompañada de la igualdad en el derecho a la adopción de niñas, niños y/o adolescentes.

Los argumentos rondan en torno al amor y más fuertemente a la sexualidad. Para este autor, así como para el psicoanálisis en general, el ser humano carece de instintos que le digan qué hacer, por lo cual no existe tal cosa como «lo natural».

Somos individuos inmersos en la cultura, que nos moldea y da significado y la sexualidad no viene dada, sino que se constituye.

En contra del argumento de la sexualidad natural puede decirse que, si en un tiempo la sexualidad entre dos hombres o dos mujeres estuvo prohibida por la moralidad cultural, es porque había un deseo que impedir. Entonces, si los humanos naturalmente se sintieran atraídos hacia el otro sexo, no habría necesidad de dicha prohibición.

La atracción homosexual es tan legítima como la heterosexual, siempre que haya respeto y cuidado del otro, ya sea con fines placenteros o de amor.

Aunque en la antigüedad se pensaba que era un pecado o una enfermedad, hoy en día en la mayor parte del mundo se entiende que es una elección, entre otras posibles.

Matrimonio demuestra desde su origen la necesidad e imposición de la mujer, situándola como responsable de la familia, teniendo referencia en el latín matrimonium, construido sobre mater, que señala a la madre, y monium, pautando un evento. Por su parte, casamiento se nutre de casa, al respecto del hogar, y el sufijo monium que ya se marcó, resultando más amplio en su significación.

Diferencia entre Igualdad y equidad

Mientras que igualdad es «para todos lo mismo», la equidad es «a cada quien lo que necesite», es decir, que son términos diferentes, aunque pueden encontrarse conviviendo juntos.

El Doctor Hugo Spinelli se formó en Medicina en la Universidad Pública de Buenos Aires (UBA) e hizo su doctorado en Brasil, sobre «Salud Colectiva«. En el documento titulado «Equidad en Salud» dice que puede haber desigualdad en conjunción con inequidad, donde el acceso a los servicios es diferente, pero favorece a las clases sociales más altas.

Por otro lado, habla de inequidad sin que haya desigualdad en un sentido aparente, donde hay mucha oferta de servicios, pero no pueden acceder quienes tienen menos recursos.

Finalmente, la desigualdad aparente, pero sin contener inequidad, quiere decir que hay una distribución heterogénea de recursos, según la necesidad de sus destinatarios, a fin de proteger a las clases sociales más pobres.

Valor en la igualdad de oportunidades

Cuando se habla de oportunidades, se parte de la base de que todos somos diferentes, pero tenemos los mismos derechos. La diferencia enriquece, complejiza.

Históricamente, se ha discriminado en base a la diferencia, es por eso que se hace necesario poner el acento en la igualdad de oportunidades (educativas, sociales, laborales, económicas, políticas) entre hombres y mujeres, personas de diferentes clases sociales o grupos étnicos, con diversas orientaciones sexuales o percepciones en cuanto a su sexualidad.

También en lo referente a los sujetos con discapacidad existe una lucha continua por su inclusión en los empleos, el respeto y apreciación de sus potencialidades, así como la valoración de la persona en sí misma, más allá de sus limitaciones, puesto que todos tenemos dificultades en algunas áreas y facilidades en otras.