Importancia de la Industria

La especial relevancia de las industrias se deriva del hecho de su total vinculación con la transformación de las diversas materias primas, influyendo en la actividad económica de un país o área geográfica. No en vano, es un valor que va a determinar el crecimiento de estas entidades nacionales o supranacionales. No puede olvidarse que a medida que es mayor esta actividad mayor será la riqueza económica. Así mismo, el conjunto de industrias contribuye en la sociedad como motor de empleo, representando, de acuerdo a datos del Banco Mundial, el 23% del total de la ocupación laboral en promedio mundial durante el año 2019 (por ejemplo, España y Estados Unidos con un 20%, México con un 26%, Chile con un 22%, etc.).

Las industrias no tienen un componente uniforme, sino que, por el contrario, afectan a diversas materias primas. Por ejemplo, las que proceden del sector mineral, animal o vegetal, entre algunos de los más notables, con la finalidad de transformarlas en productos elaborados o semielaborados que puedan satisfacer una necesidad real de la población o del tejido productivo, como puede ser la elaboración de conservas en la alimentación o del acero para la fabricación de herramientas, utensilios o incluso máquinas industriales.

¿Cuántos tipos de industrias existen?

Este segmento abarca una amplia variedad de tejidos productivos, tantos como a las materias primas a las que se dedica. Una de ellas está representada por la industria de bienes de productos, suponiendo una de las principales, y en cualquier caso, tiene que ver con la elaboración de un producto final. Un ejemplo de esto lo refleja el aluminio, un elemento natural que está en la naturaleza. Es, por tanto, esta clase de industrias la que lleva a cabo su acopio como bienes de producción, con la finalidad de que se pueda utilizar en un bien final, como son los casos concretos de los sectores de la automoción o aeronáutico.

Otra de las industrias básicas es la que tiene que ver con los bienes de consumo. En esta ocasión, los ejemplos más representativos están ligados a sectores como el de la alimentación, textil o los productos de la farmacia. Es decir, aquellos que van destinados a satisfacer una necesidad de la población. Como puede ser el consumo de conservas, hortalizas o pescado congelado.

No menos relevante en esta división, es la industria denominada de bienes de capital, que en todas las variantes sirven como soporte para que otras industrias puedan desarrollarse con normalidad. Para entenderlo mucho mejor, es la responsable de que se puedan producir buena parte de la maquinaria y equipos aplicables en otras fábricas industriales: cosechadoras, expendedoras de bebidas y alimentos, etc.

Sectores en donde desarrollan su actividad

Otro aspecto clave recae en entender el sector que se opera. Bajo este contexto, unos de los segmentos más importantes para la economía nacional internacional es el energético. Se trata de una actividad que se basa en la extracción de combustibles y otras energías, con una atención particular creciente, regulada y controlada, sobre aquellas de naturaleza sostenible.

Otro de los segmentos es el representado por las empresas de la alimentación y las bebidas, abarcando diversos procesos, que van desde la transformación a su conservación. En esta categoría, se encuentran, por ejemplo, los alimentos procesados y ultraprocesados que van dirigidos al consumo básico de la población.

Por su especial relevancia también conviene mencionar a la industria de la construcción. Especialmente, en lo que se refiere a su faceta civil, responsable por proyectos para la construcción de edificios, instalaciones sociales y otra clase de edificaciones. Así mismo, cuida el mantenimiento de los mismos.

Por su parte, en el campo tecnológico, se revela un cambio hacia un mundo más digital. En este sentido, no pueden faltar los microprocesadores, robótica, telecomunicaciones o biotecnología. Se configuran en un segmento que ha crecido enormemente debido a los aparatos o sistemas que demanda la actual sociedad.

De todas las formas, es necesario apuntar a otra diferenciación que se basa en su elaboración. Por una parte, la industria extractiva, que es la que lleva a cabo la captación de los recursos naturales. Tienen como principales productos la minería energética, agua y residuos. Mientras que, por otro lado, la manufacturera se centra en el proceso de transformación, bien de materias primas o bienes procesados, con la finalidad de impulsar un bien de consumo. Un ejemplo de estas actuaciones son las fábricas textiles o las empresas que generan productos lácteos.

 
 
 
 
Autor: Jose Ignacio Recio.

Trabajo publicado en: May., 2013.
Datos para citar en modelo APA: Recio, J. .I (mayo, 2013). Importancia de la Industria. Significado.com. Desde https://significado.com/im-industria/
 

Escriba un comentario

Contribuya con su comentario para sumar valor, corregir o debatir el tema.


Privacidad: a) sus datos no se compartirán con nadie; b) su email no será publicado; c) para evitar malos usos, todos los mensajes son moderados.
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z