Importancia de la Microbiología

Serena Cuoghi
Título de Profesora de Biología

La importancia de la microbiología se fundamenta en sus repercusiones en variados aspectos de la vida cotidiana, que no se limitan en forma excluyente a las ciencias de la salud. Por el contrario, el conocimiento de las formas de vida microscópicas genera impacto en áreas como la industria, los recursos energéticos y la administración pública.

Si bien se postulaba desde antaño la existencia de microorganismos, fue sin dudas Luis Pasteur quien se encargó de sistematizar los conceptos actuales de microbiología, echando por tierra las ideas de la generación espontánea y poniendo de manifiesto la real importancia de esta ciencia. En la actualidad, ha sido tal el crecimiento de la microbiología como rama que muchos especialistas han optado por dividirla y, así, considerar como disciplinas independientes a la microbiología clínica, la microbiología general, la microparasitología y la micología, entre otras.

En ciencias de la salud, la microbiología es una especialidad en la cual se logra el diagnóstico de las potenciales causas infecciosas de diversas enfermedades. En este terreno, se reconocen las afecciones provocadas por bacterias, virus, hongos y parásitos de distintas características. Además de la identificación de estos organismos mediante la observación directa o bien tras su aislamiento con técnicas específicas de cultivo, existen en la actualidad ciertos recursos técnicos que permiten detectar su presencia por métodos indirectos. Entre estas estrategias sobresalen la reacción en cadena de la polimerasa y el enzimoinmunoensayo, conocido popularmente por la sigla en inglés ELISA.

En la explotación de recursos energéticos, la microbiología aporta un valor significativo en dos grandes áreas. Por un lado, es posible aprovechar la formidable actividad metabólica de los microorganismos para convertir algunos desechos en fuentes de gas utilizable como combustible (biogás). Por otra parte, se ha confirmado que distintas bacterias son capaces de emplear para su actividad biológica a los productos contaminantes surgidos de los hidrocarburos, por lo cual podrían reducir el riesgo de polución vinculado a los derrames de petróleo.

Además de estos logros en relación con beneficios para la humanidad, no es posible olvidar que algunos microorganismos pueden ser empleados con fines oscuros, como ocurre con su potencial capacidad para la guerra bacteriológica. Sin embargo, como se describe para otras ciencias, la microbiología es una herramienta de conocimientos cuya aplicación por excelencia se destina a mejorar la calidad de vida de los seres humanos, con las necesarias precauciones de emplear estos conceptos en forma conciente y respetuosa para con los demás.

Conocimiento en continua evolución

Como área de estudio científico, la microbiología ha sido uno de los campos con mayor crecimiento y expansión en las últimas décadas, gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías que permiten la investigación sobre la vida en las diminutas escalas de los microorganismos, aclarándose cada día más, desde las incógnitas que pudieran haberse mantenido en el tiempo, tras los primeros descubrimientos de Hooke y Leeuwenhoek, hasta los nuevos cuestionamientos que se generan en torno a la importancia e impacto de algún determinado microbio, más aún, si guarda alguna relación con potenciales problemas en la salud.

A medida que se avanza hacia una comprensión más precisa y detallada sobre las bacterias, hongos, virus, protozoos, entre los más destacados microorganismos, se abre la posibilidad de profundizar al mismo tiempo otras áreas de estudio como la ecología, la parasitología, y la muy renombrada últimamente, virología, con grandes aportes en el desarrollo de las áreas de la salud humana y animal, así como para la agricultura, permitiendo dilucidar la participación que la microbiota tiene en los diversos ecosistemas tanto a fines benéficos tales como la degradación y descomposición de la materia, la asimilación de los nutrientes, el desarrollo de relaciones simbióticas y el grado de participación o relevancia en las redes tróficas, así como los potencialmente nocivos como la patogeneicidad que poseen muchos de estos organismos, otorgándole a la microbiología una esencia interdisciplinaria que genera aportes de interés global.

Equilibrios saludables por la microbiota

La orientación de la microbiología sobre el estudio de la microbiota que acompaña a los humanos, ha permitido la tipificación de los microorganismos benignos que hacen vida dentro y por encima de nosotros, de los cuales dependen muchas de nuestras funciones metabólicas e inmunitarias, descubriéndose por ejemplo la participación que tienen en el proceso digestivo y cómo nos ayudan a asimilar los nutrientes, como en el caso de la bacteria E. coli y el hongo C. albicans, quienes a su vez pueden convertirse en causantes de enfermedades si alteramos la proporción y condiciones en las cuales deberían encontrarse normalmente.

En igual sentido, el balance de la composición química de los suelos que permite tanto el sostenimiento de la naturaleza como la de nuestros propios cultivos, es directamente influenciado por la presencia de una inmensa variedad de microorganismos, siendo que al conocer el grado de interrelaciones existentes entre sí y de éstos con el resto de los elementos del entorno, puede hacerse uso de dicho conocimiento para la modificación de las dinámicas poblacionales en función de hallar alternativas más sustentables con las cuales mejorar la calidad de suelos y especies para cultivos más provechosos y saludables.

Ciclos vitales y agentes mortales

Considerando también el hecho de que proporcionalmente los microorganismos conforman el grupo con mayor número de individuos existentes sobre el planeta, además de representar las formas de vida más antiguas existentes, no es de extrañar que también hayan tenido el tiempo y el espacio suficientes para adaptarse a todo tipo de circunstancias y condiciones, habiendo desarrollado funciones que les permite sobrevivir incluso en los escenarios más adversos como el hielo de los glaciares o las aguas sulfurosas. Esta omnipresencia de la biodiversidad microscópica les hace ser partícipes directos en los procesos de transformación de la materia y energía que hacen posibles a los ciclos biogeoquímicos, fenómeno que recientemente comienza a revelarse tras la integración de los aportes de la microbiología a los estudios que en otrora se centraban más en los aspectos químicos y físicos, sin una mayor comprensión de la implicación biológica existente, permitiendo ahondar en la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales ocasionados por la acción humana, la contaminación y el cambio climático.

Otro factor trascendental de la microbiología a favor de la supervivencia de nuestra propia especie, ha sido el creciente aporte de conocimientos sobre las múltiples enfermedades ocasionadas por los microorganismos y los modos en los que podemos enfrentarlas, desde las más pequeñas y personales infecciones como un absceso, hasta aquellas con potencial pandémico como las influenzas, sirviendo de base sustancial para el desarrollo y expansión de la medicina moderna y la farmacología.

Aplicaciones y avances microbiológicos

Si bien es cierto que el sector de la salud representa uno de los rubros más importantes en la economía global, también es una realidad que la microbiología se encuentra involucrada en casi todas las demás dinámicas financieras de la humanidad, impulsando el crecimiento de otros sectores de gran relevancia como la industria alimenticia, mediante el aprovechamiento, entre diversas opciones, de las propiedades fermentativas de hongos y bacterias para la producción de quesos, yogures, pan, cervezas y otras bebidas. Del mismo modo, el campo biotecnológico se abre paso rápidamente hacia el desarrollo de respuestas ante las problemáticas ambientales y la necesidad de consolidar un uso más sustentable de los recursos, haciéndose posible con el apoyo de los nuevos estudios microbiológicos en cuanto a la capacidad de degradación y síntesis de sustancias a partir de las más diminutas criaturas, permitiéndonos la elaboración de bioplásticos y otros polímeros menos contaminantes, a la par que la ingeniería genética les aprovecha para generar modificaciones en los organismos, con la intención hacer aún más rentable su participación en las dinámicas naturales y humanas.

 
 
 
 
Por: Serena Cuoghi. Profesora de Biología egresada de la UPEL. Docente especialista en Dificultades de Aprendizaje. Experta en PNL y Superaprendizaje. Desempeño en Ciencias Biológicas, e investigadora en Biodescodificación.

Art. actualizado: Septiembre 2023; sobre el original de agosto, 2012.
Datos para citar en modelo APA: Cuoghi, S. (Septiembre 2023). Importancia de la Microbiología. Significado.com. Desde https://significado.com/im-microbiologia/
 

Referencias

Gentilini, E., et al. (2007). Microbiología veterinaria. Buenos Aires: Inter-médica.

Prats, G. (2006). Microbiología clínica. Ed. Médica Panamericana.

Stanier, R. Y. (2005). Microbiología. Reverté.

Tortora, G. J., Funke, B. R., & Case, C. L. (2007). Introducción a la microbiología. Ed. Médica Panamericana.

Escriba un comentario

Contribuya con su comentario para sumar valor, corregir o debatir el tema.


Privacidad: a) sus datos no se compartirán con nadie; b) su email no será publicado; c) para evitar malos usos, todos los mensajes son moderados.
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z