Importancia de las Plumas para las Aves

Serena Cuoghi
Título de Profesora de Biología

Al igual que el pelo en los mamíferos, las plumas en las aves cumplen una gran variedad de funciones que van desde la supervivencia en los diversos ambientes y climas, hasta permitir que vuelen kilométricas distancias. Las plumas están constituidas por diversos tipos de proteínas, organizadas en formas muy complejas y cuyo origen evolutivo aún no está muy claro, representando uno de los misterios biológicos que más fascinación causa desde los inicios de la observación y estudio de las aves, bien sea por su utilidad como por su variada vistosidad, mientras que la complejidad de su composición ha servido incluso de fuente de conocimiento para el desarrollo de un sinnúmero de recursos implementados por la ingeniería humana en áreas que van desde la construcción de los más grandes rascacielos, pasando por el diseño de los autos más veloces, hasta el haber sido el principal instrumento que nos permitió por siglos ser capaces de escribir nuestra propia historia.

Ergonomía para volar

En las aves todo está anatómicamente diseñado para el vuelo, desde huesos porosos que hacen más liviano al animal, hasta la estructuración de las ligeras plumas organizadas aerodinámicamente sobre su cuerpo, para que pueda sortear las variaciones en las corrientes y masas de aire durante su vuelo, brindando las siguientes ventajas: 1) mantenimiento de la estabilidad de la temperatura corporal; 2) reducción de la fricción del aire y protección de esta contra la piel; 3) control de la dirección del vuelo y del balance del peso del cuerpo; 4) dispersión de la resistencia del aire para reducir al mínimo necesario el consumo de energía, incrementando a su vez las distancias recorridas.

Todos estos factores han permitido que muchas especies de aves desarrollasen hábitos migratorios, dándoles la posibilidad de conquistar todos los territorios del planeta – incluso la gélida Antártida – y aunque volar no sea propiamente una habilidad de los pingüinos actuales, habiendo quedado tal vez atrapados sus ancestros en este continente, tras la separación de las placas tectónicas, las abundantes plumas que estas aves poseen les han permitido adaptarse a las húmedas condiciones de su ambiente, desarrollando una gran destreza natatoria, mientras que la impermeabilidad de su plumaje los mantiene protegidos de morir congelados por las bajas temperaturas a las que se encuentran expuestos permanentemente.

Calor vital

El tipo de reproducción ovípara representa una exposición a las variaciones del ambiente por parte de un embrión que debe desarrollarse por fuera de la cómoda protección de un vientre materno, representando un sistema lleno de riesgos al quedar los huevos a merced de drásticos cambios de temperatura y del apetito de una gran variedad de depredadores.

Las nobles e inteligentes aves, sin embargo, comprendieron lo que esta vulnerabilidad reproductiva representa para la supervivencia de sus propias especies, desarrollando hábitos de paternales cuidados, desde la propia puesta de los huevos, aprovechando la capacidad que tienen las plumas para mantener el calor corporal, al mismo tiempo que permiten una adecuada ventilación por medio de la cual regulan también el exceso de humedad que pueda haber entorno a los huevos, y todos estos beneficios mientras se mantienen permanentemente alertas a la posibilidad de ataque de algún intruso, ya que la gran mayoría de las especies plumíferas han establecido una dinámica de intercambio de roles, para que tanto la hembra como el macho puedan cumplir también con sus propias necesidades, sin abandonar ni por un instante a los huevos y hasta a los pichones tras su nacimiento, siendo este un modelo de vida digno de ser replicable incluso por los humanos.

La apariencia sí importa

La frivolidad tal parece que no es una condición netamente humana, hecho que podemos concluir si nos detenemos a observar con mayor detenimiento la importancia que las propias aves atribuyen a sus plumas.

Entre llamativos colores, estrafalarias combinaciones y complicadas coreografías, cada especie de ave se las apaña para sacarle el mayor provecho a belleza de su plumaje, particularmente cuando de buscar pareja se trata. Y es que la mayor parte de las conductas sociales desarrolladas por la aves se centran en la proyección de su propia imagen a través de sus plumas, convirtiéndose también en un medio de expresión corporal que les permite comunicar una gran cantidad de mensajes, a demás de pavonearse frente a los competidores, para conquistar a la pareja perfecta, quien por supuesto se dejará seducir por quien brinde el mejor espectáculo, hecho que no difiere mucho del comportamiento humano, en especial cuando se ha demostrado la importancia de las plumas como parte de los adornos rituales que tienen muchas de las culturas ancestrales.

Referencias

Hickman, C. et all. (1998) Principios Integrales de Zoología. 11ma Ed. Madrid, España. McGraw-Hill Interamericana.

MICHELENA, A. L., & Avila, D. D. (2016). Valor taxonómico de las características morfométricas microscópicas de las plumas en 23 especies de aves rapaces presentes en Cuba. Cuba.

Senar, J. C., & Guallar, S. (2004). Mucho más que plumas (Vol. 2). Barcelona: Instituto de Cultura de Barcelona. España.

Ville, C. (1996). Biología. 8va Edición. México. McGraw-Hill.

 
 
 
 
Por: Serena Cuoghi. Profesora de Biología egresada de la UPEL. Docente especialista en Dificultades de Aprendizaje. Experta en PNL y Superaprendizaje. Desempeño en Ciencias Biológicas, e investigadora en Biodescodificación.

Trabajo publicado en: Dic., 2022.
Datos para citar en modelo APA: Cuoghi, S. (diciembre, 2022). Importancia de las Plumas para las Aves. Significado.com. Desde https://significado.com/im-plumas/
 

Escriba un comentario

Contribuya con su comentario para sumar valor, corregir o debatir el tema.


Privacidad: a) sus datos no se compartirán con nadie; b) su email no será publicado; c) para evitar malos usos, todos los mensajes son moderados.
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z