Significado de Ironía

¿Qué es la ironía?

Es un crítica o provocación inteligente que uno expresa indirectamente, para lograr un nivel de sutileza. No debe confundirse como un recurso del humor, sino que por el contrario se aplica en múltiples ámbitos, como la política o la educación, teniendo una presencia significativa como herramienta durante cualquier debate. Etimológicamente, tiene raíz en el griego eirōneía, precisamente Sócrates planteó esta técnica en sus trabajos magistralmente, como una estrategia de diálogo, como explicamos en las próximas líneas.

Fundamentos de la ironía socrática

El planteamiento filosófico de Sócrates lo conocemos a través de varias fuentes, pero los diálogos de Platón constituyen la fuente principal. En los distintos diálogos el personaje central es Sócrates. El filósofo es presentado como un hombre que busca la verdad y, al mismo tiempo, como un provocador. Su método de análisis filosófico es conocido como la ironía socrática y consiste en cuatro fases diferenciadas:

1) Sócrates tiene un encuentro con un interlocutor y ambos inician una conversación sobre una idea universal (por ejemplo, la valentía o la justicia),

2) inicialmente el filósofo alaba las cualidades intelectuales de su interlocutor y se presenta a sí mismo como un hombre que no sabe nada (en este punto es donde se manifiesta la actitud irónica),

3) a través de una serie de preguntas Sócrates consigue que su interlocutor caiga en una serie de contradicciones relacionadas con el asunto del debate y

4) cuando Sócrates ha logrado poner de manifiesto la inconsistencia de los argumentos de su interlocutor, el filósofo intenta sacar a la luz los conocimientos de su oponente (esta parte de su argumentación es conocida como mayéutica).

Usos de la ironía de la vida

Con esta expresión se comunica que algo que ha sucedido o un comportamiento concreto presenta un aspecto contradictorio o muy llamativo. «Ironías del destino» es una expresión con el mismo significado.

Imaginemos que alguien intenta durante toda su vida encontrar un tesoro y a pesar de sus esfuerzos no lo consigue. Esta persona decide renunciar a su sueño y justo en el momento en que abandona su lucha es cuando casualmente encuentra el tesoro. En este contexto podríamos emplear la expresión «ironías de la vida». Observar que la palabra ironía en esta expresión no tiene ninguna relación con el humor, el sarcasmo o la burla.

Herramienta al servicio del humor

Hay muchas técnicas para transmitir un mensaje humorístico. Podemos exagerar una situación, comparar cosas o circunstancias con cierta originalidad o jugar con las palabras de una forma ingeniosa. Otro de los recursos típicos se basa en el uso de la ironía.

La ironía es un recurso retórico del lenguaje que puede manifestarse de una forma sencilla y evidente (por ejemplo, un amigo se presenta ante nosotros con muy mal aspecto pero le decimos que está muy guapo). En ocasiones, este recurso se emplea de una manera más elaborada (el método empleado por Sócrates es un ejemplo en este sentido).

Normalmente los mensajes irónicos son aquellos en los que hay una disonancia en la información que se transmite (por ejemplo, hablar muy en serio de un asunto totalmente banal o usar palabras muy correctas de forma eufemística para ridiculizar una situación). Debe considerarse que el mensaje irónico que humilla o hiere a alguien se convierte en sarcasmo.