Significado: Latex Funciones, y Recursos

Definición formal

Latex es un sistema de escritura y preparación de documentos que permite resultados con alta calidad tipográfica, y trabajo con formatos estandarizados. Es la herramienta para escritura más usada en la academia y sencillamente adaptable al formato de cualquier revista en la que se desee publicar.

Los procesadores de texto más comunes, como Microsoft Word o Google Docs son de tipo WYSIWYG, que son las siglas en inglés de «what you see is what you get». Es decir, lo que ves es lo que obtenés. A diferencia de estos, la escritura en Latex se realiza como texto simple junto con ciertos comandos (que se indican con $\backslash$ ) y no vemos el artículo terminado hasta que no \emph{compilamos} el archivo de texto, a partir de lo cual obtenemos un archivo (típicamente PDF) formateado con los estilos elegidos y listo para publicar.

Para ilustrar lo que queremos decir con todo esto, podemos mirar la Figura 1, que es el comienzo de este mismo documento, que originalmente fue escrito en Latex aunque ahora probablemente lo estén leyendo generado a partir de un documento HTML.

Ejemplo de inicio de un documento de Latex (las líneas de texto que comienzan con $\%$ serán ignorados por el compilador

¿Por qué LaTeX?: Funciones y particularidades

Pero si hay que compilarlo y no podemos ver los cambios conforme los vamos haciendo, ¿por qué complicarnos la vida aprendiendo a usar Latex? Bien, hay varias razones para esto, y su importancia es subjetiva, pero

– ¿Alguna vez les pasó estar armando un documento en Word, mover una imagen un poquito hacia arriba y que de repente se desordene completamente el documento? Bien, en Latex esto no ocurre. Uno simplemente escribe, y puede añadir las imágenes dentro de elementos flotantes llamados \emph{figure} (figuras) y al compilar, Latex acomoda las figuras para que queden razonablemente ubicadas.

– La escritura de ecuaciones es mucho más sencilla, dado que pueden escribirse a través de los comandos de Latex, sin necesidad de incluir elementos externos ni acomodar paréntesis ni rellenar casilleros. Podemos ver un ejemplo en la Figura 2}.

– Si alguna vez les ha tocado poner referencias bibliográficas al final de un artículo, teniendo que revisar las normas APA (o similares) y acomodar las citas una por una, sabrán lo engorroso que puede resultar. Latex tiene un sistema en el que la información de la cita se escribe en un archivo aparte, que luego puede referenciarse fácilmente, y no hay que preocuparse por el estilo hasta el final, que puede elegirse o cambiarse simplemente usando un comando (ver Figura 3).

– Todos los espacios de divulgación tienen su propio formato, y Latex permite escribir un artículo o tesis completa, y definir o cambiar el estilo al final para adaptarlo al medio. Más aún, la inmensa mayoría de las revistas científicas y congresos proveen un archivo de estilo para utilizar en Latex, por lo que no tenemos que preocuparnos de si estamos definiendo el formato correctamente.

– Por último, y no menos importante, Latex es gratuito.

Ecuación escrita en texto simple (arriba) y resultado compilado en Latex (abajo).
Referencia bibliográfica escrita (arriba) y resultado compilado en Latex para un estilo en particular (abajo).

Recursos online para editar y aprender a usar LaTeX

Si las ventajas fueron tan convincentes como para leer hasta acá, se estarán preguntando cómo usar Latex. Si vamos a contar con acceso a internet al momento de escribir, la mejor opción es probablemente Overleaf, un editor online en donde sólo se necesita crear una cuenta y se puede comenzar a escribir inmediatamente. Existen otras alternativas como TexMaker o TeXstudio, que pueden usarse offline, de manera que podemos seguir trabajando si se corta la conexión. Aunque estas herramientas offline necesitan de la instalación de algunas dependencias para compilar Latex, hay instrucciones paso a paso para hacerlo que son sencillas de seguir.

Finalmente, recomiendo el uso de una guía para dar los primeros pasos, y en seguida podemos aprender lo básico para utilizar esta herramienta. Si nos trabamos, podemos simplemente buscar en internet lo que queremos hacer. Seguro está explicado. Hay muchas guías para comenzar a utilizar Latex en la web, y para quien sepa inglés yo personalmente recomiendo «Aprender Latex en 30 minutos» (por supuesto que, en la práctica, se necesita un poco más de tiempo del anunciado en el título). Si no, es cuestión de buscar la que más nos guste y ¡manos a la obra!