Definición de Lípidos

1. Grupo de compuestos formados básicamente por moléculas de carbono, hidrógeno y oxígeno tales como grasas, aceites, ceras, esteroides y fosfolípidos, clasificados en tres categorías según las propiedades análogas de solubilidad en disolventes orgánicos. Participan en diversos procesos vitales para el organismo.

Etimología: Por el francés lipide, constituido a partir del prefijo lipo-, que tiene raíz en el griego λίπος (lípos) refiriéndose a ‘grasa’, y el sufijo -ide, en función de cualidad a nivel físico-biológico.

Cat. gramatical: Sustantivo masc.
En sílabas: lí-pi-do/s.

Lípidos

David Alercia
Licenciado en Biología

Los lípidos son uno de los tipos fundamentales de moléculas orgánicas de los seres vivos. Desempeñan un papel fundamental formando parte de la estructura y del metabolismo celular. Las grasas animales y los aceites vegetales son lípidos, y por eso, este tipo de moléculas son conocidas como grasas. Son compuestos químicos insolubles en agua, lo que significa que no se disuelven ni se mezclan fácilmente con el agua, ni con otro medio acuoso. Se disuelven en solventes orgánicos como el alcohol, la gasolina o en otros lípidos, como aceites.

Tienen un bajo punto de fusión: no requieren mucha temperatura para volverse líquidos. Los aceites son lípidos que, a temperatura ambiente, se encuentran en estado líquido y las grasas se presentan como sólidos a temperatura ambiente; pero como su punto de fusión es bajo, muchas se derriten solo con el calor de las manos.

Existen muchos tipos de lípidos, pero los más comunes son los ácidos grasos, los triglicéridos, los fosfolípidos y el colesterol.

Los ácidos grasos son las unidades básicas de los lípidos, al igual que los aminoácidos son los eslabones de las proteínas. Los ácidos grasos pueden ser saturados o insaturados, en función de su estructura química.

Los saturados no tienen enlaces dobles entre los átomos de sus moléculas, mientras que los insaturados tienen uno o más enlaces dobles entre los átomos. Este detalle de la estructura química de los ácidos grasos les da diferentes propiedades químicas.

Los lípidos desempeñan numerosos roles en la célula y en el metabolismo celular. Son reservorios de energía, forman las membranas celulares, que son las barreras protectoras que envuelven a las células y regulan el intercambio de sustancias y algunos lípidos son hormonas muy importantes para los animales.

Los lípidos también son excelentes aislantes térmicos y mecánicos, y protegen los órganos internos de los golpes y el frío.

Triglicéridos y fosfolípidos

Los triglicéridos son lípidos formados por tres ácidos grasos unidos a una molécula de glicerol. Son la principal forma de almacenamiento de energía en nuestro organismo.

Cuando consumimos más calorías de las que necesitamos, el exceso se convierte en triglicéridos y se almacena en las células adiposas, formando tejido graso, un tipo de tejido conectivo que se localiza debajo de la piel.

Cuando necesitamos energía y el aporte de glucosa por la alimentación es bajo, los triglicéridos se descomponen y liberan los ácidos grasos y, mediante un proceso conocido como beta oxidación, los ácidos grasos son descompuestos en moléculas muy pequeñas que sirven para alimentar a la respiración celular y obtener energía.

Los fosfolípidos son una clase especial de lípidos que forman la bicapa lipídica de las membranas celulares. La membrana celular es esencial para la vida de la célula, ya que es la estructura que regula los mecanismos de transporte celular y controla qué entra y qué sale de la célula.

Los fosfolípidos tienen forma de alfiler de cabeza, con una parte hidrófila, que le gusta el agua (el grupo fosfato, la cabeza) y una parte hidrófoba, que evita el agua.

Los fosfolípidos se acomodan en una doble capa con las cabezas de fosfato hidrófilas hacía el exterior y al interior, protegidas del agua, las colas hidrófugas. Está estructura se conoce como bicapa y es la estructura básica de la membrana celular.

La bicapa forma una barrera entre el entorno acuoso y el interior de la célula, controlando el paso de sustancias.

Colesterol y esteroides

El colesterol es otro tipo de lípido muy importante para todos los animales. Aunque a menudo se asocia con problemas de salud, el colesterol participa en la formación de las membranas celulares, en la producción de hormonas y en el metabolismo del calcio y en el mantenimiento de la fuerza de los huesos.

En las membranas, el colesterol se acomoda entre las dos capas de fosfolípidos y estabiliza la bicapa.

Los esteroides son un grupo de sustancias químicas con importantes funciones en el cuerpo y todos derivan del colesterol.

La vitamina D se forma a partir del colesterol en la piel por acción de los rayos ultravioletas del sol. En el hígado, la vitamina D se convierte en su forma activa y contribuye a la absorción de calcio en el intestino y a la mineralización del hueso. También participa en el mantenimiento de la fuerza y el volumen muscular.

La carencia de vitamina D ocasiona el raquitismo, una enfermedad que se manifiesta por debilidad y malformaciones esqueléticas.

Las hormonas esteroides son la hormona sexual masculina testosterona y las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Estas hormonas regulan el desarrollo sexual y la reproducción en los vertebrados.

En los mamíferos, las hormonas femeninas regulan los ciclos reproductivos de las hembras y tienen un rol determinante durante el embarazo, el parto y la lactancia.

Las hormonas esteroideas sexuales también participan en el desarrollo de caracteres sexuales secundarios y modulan el crecimiento durante la pubertad y la adolescencia.

Otro grupo de hormonas esteroides de gran importancia son los corticoides, que actúan como reguladores del metabolismo de los hidratos de carbono y de las proteínas. También regulan el sistema inmune y pueden suprimir la respuesta inflamatoria (por lo que los corticoides son un potente tratamiento antiinflamatorio).

Los corticoides son los principales responsables de la respuesta de estrés.

El colesterol se encuentra tanto en alimentos de origen animal como en nuestro propio organismo. Un ejemplo de alimento rico en colesterol es el huevo. Sin embargo, es importante mantener un equilibrio y evitar el consumo excesivo de grasas saturadas y colesterol para mantener una buena salud, sin perder de vista que los lípidos desempañan muchas funciones esenciales para la vida, y la falta de lípidos, así como su exceso, puede resultar muy peligroso para la salud.

 
 
 
 
Por: David Alercia. Licenciado en Biología por la Universidad Nacional de Córdoba, especializado en gestión ambiental, y trabaja en turismo científico.

Art. actualizado: Septiembre 2023; sobre el original de julio, 2009.
Datos para citar en modelo APA: Alercia, D. (Septiembre 2023). Definición de Lípidos. Significado.com. Desde https://significado.com/lipidos/
 

Escriba un comentario

Contribuya con su comentario para sumar valor, corregir o debatir el tema.


Privacidad: a) sus datos no se compartirán con nadie; b) su email no será publicado; c) para evitar malos usos, todos los mensajes son moderados.
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z