Significado de Lordosis, Cifosis y Escoliosis

Distinción de la curvatura característica de la lordosis así como la cifosis y escoliosis

¿Qué es lordosis, cifosis y escoliosis?

La columna vertebral es una estructura que forma el eje del cuerpo. Se encuentra conformada por una serie de huesos llamados vértebras, que se ubican uno sobre otro formando una columna como dice su nombre. Esta estructura se encuentra alineada y consta de dos tipos de curvaturas, la lordosis y la cifosis.

En algunos casos ocurre una pérdida en la alineación normal, presentándose una acentuación de las curvaturas, o bien un desarrollo de curvaturas anormales como es el caso de la escoliosis, lo que origina una serie de molestias y la consiguiente afectación de la salud.

Lordosis

Se conoce como lordosis a la curvatura de la columna vertebral que es convexa hacia adelante y cóncava hacia atrás. Esta alineación es normal a nivel de la columna cervical y lumbar.

En ocasiones esta alineación puede perderse, produciéndose la alteración conocida como rectificación, o bien acentuarse originando una curva más pronunciada denominada hiperlordosis. Estos trastornos son más comunes a nivel de la columna cervical y lumbar respectivamente.

En ambos casos el cambio en la dinámica de las estructuras vertebrares lleva a que se produzca síntomas como el dolor y la limitación para realizar los movimientos. A nivel de la columna cervical estos trastornos pueden originar molestias como los mareos.

Cifosis

La cifosis es la curvatura en donde existe una concavidad hacia adelante. Esta es la normal distribución de las vértebras a nivel dorsal, con la finalidad de permitir un mayor diámetro anteroposterior a la caja torácica.

Esta curvatura puede acentuarse y exagerarse dando origen a una giba en la espalda. Esto es común en personas con osteoporosis, que llevan a que ocurran fracturas-aplastamiento de las vértebras que hacen que éstas tomen la forma de una cuña que lleva a que se forme una joroba a nivel dorsal.

Escoliosis

La escoliosis es una curvatura de la columna vertebral en sentido lateral. Las escoliosis siempre son curvaturas anormales.

En la forma juvenil o idiopática de la escoliosis la curvatura se ubica principalmente a nivel de la columna dorsal, produciendo una diferencia de altura entre los hombros y originando una giba a un lado de la espalda a nivel de la escapula u omoplato. Esta alteración es común en jóvenes que presentan una diferencia en la longitud de las piernas, aunque en muchos casos no tiene una causa específica.

En los adultos mayores es posible que se desarrolle una escoliosis como consecuencia del desgaste de las articulaciones entre las vértebras en trastornos como la artrosis. En este caso la curvatura lateral se ubica predominantemente a nivel lumbar y se acompaña por cierto grado de rotación de las vértebras, de allí que se denomine rotoescoliosis.

Importancia de la higiene postural y los ejercicios para prevenir antes que tratar

Si bien la lordosis y la cifosis son curvaturas normales, estas pueden exacerbarse o incluso aplanarse ocasionando así trastornos de la salud como la rectificación de la lordosis cervical, rectificación de la lordosis lumbar, hiperlordosis lumbar, giba dorsal o el empeoramiento de una escoliosis.

Estos cuadros se asocian con fenómenos como la adopción de malas posturas, principalmente en quienes llevan a cabo trabajo con el ordenador por varias horas o realizan trabajo de precisión que amerita mantener la atención plena por un tiempo prolongado (joyeros, ensambladores, relojeros o artesanos). Las normas de ergonomía incluso plantean que cuando una postura adecuada se mantiene por un largo período de tiempo es capaz de producir lesiones como estas.

La mejor forma de mantener una columna vertebral sana es la prevención, para ello es necesario adoptar medidas de higiene postural, que se basan en aprender a realizar las distintas actividades en posiciones neutras que no produzcan sobrecarga a las estructuras del sistema músculo esquelético. Igualmente hay que procurar hacer pausas de al menos cinco minutos cada dos horas para hacer cambios en la posición e incluso algunos estiramientos que pueden realizarse tranquilamente en el lugar de trabajo sin afectar la ejecución del mismo.

Algunos tipos de actividad física como los estiramientos, que forman parte de disciplinas como stretching o el yoga, son un excelente complemento para corregir estos problemas y también para contribuir a su prevención. En el caso de la escoliosis, la actividad física es la mejor terapia disponible ya que contribuye a detener la progresión de la deformidad, evitando así el desarrollo de discapacidad por esta causa.