Significado de Lumbociatalgia

Ubicación del área afectada y su extensión mediante el nervio ciático

¿Qué es la lumbociatalgia?

Es un trastorno músculo esquelético caracterizado por la presencia de dolor a nivel de la parte baja de la espalda, llamada región lumbar, que se irradia hacia una o ambas piernas.

¿Por qué ocurre la lumbociatalgia?

El dolor que caracteriza a la lumbociatalgia es debido a la afección de estructuras de la zona lumbar, específicamente la columna vertebral a ese nivel, que producen una irritación de los nervios raquídeos regionales.

Esto lleva a que el dolor se origine en la parte baja de la espalda irradiando hacia la pierna según la raíz nerviosa afectada. De esta manera, la compresión de las raíces L2 y L3 producen dolor en la parte superior de la cara anterior del muslo, la afectación de L4 se acompaña por dolor en la cara anterior de la rodilla, mientras que las raíces L5 y S1 originan dolor en la cara lateral y posterior de la pierna que llegan hasta el tobillo o incluso a los dedos de los pies. Este último patrón corresponde al dolor conocido como ciática.

El compromiso de estos nervios puede deberse a varias condiciones, en especial la artrosis de las articulaciones entre las vértebras, las alteraciones en la curvatura de la columna vertebral, el desplazamiento de una vértebra sobre otra o la presencia de una hernia discal. Con menor frecuencia esta afección se relaciona con lesiones como fracturas vertebrales o tumores.

¿Cuáles son las señales que se manifiestan?

La lumbociatalgia en sí es un tipo de dolor. Este por lo general se describe como una sensación de presión o de punzada en la espalda, en uno o en ambos lados. Esto es debido principalmente al espasmo muscular que se asocia a las lesiones de la columna vertebral como un mecanismo de defensa para evitar un daño mayor.

A partir de allí el dolor puede irradiar como una sensación de corriente o calambre hacia una o ambas piernas. También es posible que en vez de dolor existan sensaciones como ardor, quemazón, hormigueo o entumecimiento en la pierna (parestesias), o incluso disminución de la fuerza muscular cuando se comprometen raíces nerviosas motoras.

Estas molestias suelen iniciarse o agravarse con los movimientos, al mantenerse de pie o cuando se realiza algún esfuerzo. Es posible que también empeore durante la noche, en especial al acostarse boca arriba o boca abajo.

Responder a la lumbociatalgia

Por lo general este trastorno se resuelve con un tratamiento médico conservador basado en la aplicación de terapias físicas como la rehabilitación, masaje, fortalecimiento de los músculos de la espalda y disminuir la carga a la que se somete la columna vertebral para lo cual es importante normalizar el peso corporal y evitar los esfuerzos y el impacto.

El dolor puede ameritar del uso de medicación analgésica y anti inflamatoria, así como fármacos que actúen sobre la conducción nerviosa (neuromoduladores) para eliminar las sensaciones parestésicas.

Los estudios clínicos confirman que el reposo absoluto no solo no es recomendable, sino que se encuentra contraindicado en los casos de dolor lumbar de larga duración o dolor recurrente.