Significado de Materia: estado líquido, sólido, gaseoso y plasmático

¿Qué es la materia en sus estados líquido, sólido, gaseoso y plasmático?

En el lenguaje de la química, cuando se habla de los estados de la materia se hace referencia a los mecanismos internos que afectan a las partículas o moléculas, entendiendo a la materia como una forma física capaz de observarse y que posee una estructura definida. De modo resumido, cuando algo se encuentra en estado gaseoso, las moléculas están muy separadas entre sí y tienen un movimiento que tiende a la dispersión (en consecuencia, los gases carecen de un volumen y de una forma propia).

En el estado líquido las moléculas están muy próximas unas a otras y su movimiento es de tipo vibracional (en este estado las moléculas sí tienen un volumen pero no una forma definida).

En el estado sólido las moléculas se encuentran más compactas, no presentan un movimiento aparente y tienen un volumen y una forma propia. Observar, también, que cuando un agente varía de una situación de la materia a otra se lo denomina cambio de estado.

Por último, existe la categoría plasmática que expone entre sus ejemplos al sol, que se nutre de la combinación de presiones altas y temperaturas bajas, configurando electrones positivos, y por ende átomos ionizado, o dicho de otra manera, libres que pueden impactar con otros.

Etimológicamente, responde al latín materia, evidenciando raíz en el latín mater, que se lo interpreta para madre, no obstante se aplica en este caso sobre la idea de matriz o fuente de la cual está constituida la cosa.

El calor y los cambios de estado

Si queremos que un elemento de la naturaleza pase de sólido a líquido, será necesario que incorporemos una cierta cantidad de energía (en este caso el proceso se denomina fusión). Lo mismo sucederá si un elemento cambia de sólido a gaseoso (cuando esto ocurre el proceso se conoce como ebullición). En cualquiera de estos procesos la energía que desencadena el cambio de estado es el calor.

Si queremos transformar un gas en un líquido, el proceso se denomina condensación y se basa en la extracción o liberación del calor. Cuando el cambio pasa de líquido a sólido se produce una congelación.

La temperatura provocada por la acción del calor tiene un impacto directo sobre las moléculas que conforman una sustancia. Así, cuanto mayor sea la temperatura, mayor será la velocidad de movimiento de las moléculas.

Aproximación a la idea de materia

Entendemos que la materia es todo aquello que tiene una masa determinada y ocupa un volumen. Por otro lado, los diferentes tipos de materia se denominan sustancias. En un lenguaje corriente podríamos decir que la materia es aquello de lo que están hechas las cosas (por ejemplo, las nubes están hechas de agua y los troncos de los árboles de madera). Sin embargo, algunas cosas que podemos observar no son materia (los colores no son materia, ya que se trata de un efecto visual provocado por la acción de la luz).

Si tomamos como referencia la materia del agua, ésta está formada por diminutas moléculas en movimiento y cada una de ellas se forma con tres átomos distintos (un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno). En un vaso de agua corriente habría siete cuatrillones de moléculas distintas.