Significado: Mercosur Funciones, y Países Miembros

Significado: ¿Qué constituye el Mercosur?

Es un núcleo regional creado en 1991 para afianzar y facilitar medidas globales entre sus miembros fundadores, comprendiendo a Argentina, presidida por aquél entonces por Carlos Menem, Uruguay, gobernada por Lacalle, Brasil, con Fernando Collor y Paraguay, representada en Andrés Pedotti, para desarrollar estrategias económicas y ejercer presiones políticas; Bolivia es un miembro en calidad de socio, en camino a una incorporación definitiva al bloque desde que iniciara el proceso en 2012; y Venezuela, adherida en 2006 durante el gobierno de Hugo Chavez, fue suspendida en 2017 argumentando la falta de garantías democráticas, estando dirigida por Nicolás Maduro.

Funciones del Mercosur

La principal función del Mercado Común del Sur, abreviado como Mercosur, radica en idear formas para mejorar y optimizar el intercambio comercial entre los países miembros, con muy bajos o ningún arancel de importación y exportación en los productos que disminuyan las necesidades y/o potencien las economías de sus miembros.

Asimismo, y no menos importante, se ocupa de proteger y valorizar la importancia de los derechos humanos entre los ciudadanos, aunado al intercambio cultural y educativo. En 1996 se creó el Sello Mercosur Cultural, cuyo principal objetivo es agilizar los trámites de los bienes culturales en las aduanas. Por otra parte, la enseñanza del español en Brasil ha crecido significativamente y, a la inversa, la del portugués en el resto de países también ha aumentado.

Por consiguiente, consolidar un bloque regional de países, capaces de negociar con otras organizaciones o estados, fortalecidos al establecer una cartera de productos y servicios intercambiables que generen beneficios para los participantes.

Países Miembros

Fue constituido en 1991 originalmente por los vecinos Argentina, presidida por Carlos Menem, Uruguay, gobernada por Lacalle, Brasil, con Fernando Collor y Paraguay, representada en Andrés Pedotti, mientras que Venezuela, que fuera incorporada en 2006 sobre el mandato de Hugo Chavez, fue suspendida del organismo el 5 de agosto de 2017 sobre la justificativa de una crisis democrática del gobierno de Maduro, quien rechazó la decisión.

Bolivia, por su parte, está en proceso de incorporación al bloque. Evo Morales, Expresando su interés desde 2006, propuso su candidatura en 2012, la cual fue aceptada en ese momento por los miembros con excepción de Paraguay, que se encontraba suspendida por la situación de impeachment en la que estaba el ahora ex-presidente Lugo. Recién a medidados de 2018, Bolivia fue ratificada y aceptada en calidad de Estado Asociado, en un proceso que aún tiene instancias por recorrer, y que evidentemente ha siado obstaculizado por los cambios políticos que sufre América Latina desde que Bolivia iniciara el trámite.

Realidad del Mercosur

Innumerables desafíos económicos de los miembros de esta organización allanaron las condiciones para disminuir los objetivos trazados, asimismo, las diversas estrategias políticas (internas y externas) de los gobiernos de turno fungen como detonante de la gris realidad que se percibe entre sus miembros, lo que, peligrosamente puede ocasionar una inesperada desintegración de la organización tras sus 29 años de intento en convertir a los países del sur en una potencia de intercambio de bienes y servicios con el resto del planeta.

Tanto Brasil como Argentina dominan el poder en la toma de decisiones, algo que contradice el espíritu fundacional de la integración, siendo éstas las economías más sólidas entre los países miembros, desestiman los aportes de los demás miembros; el reto en el corto plazo será unificar criterios en la toma de decisiones para el bloque, en aras de buscar un equilibrio económico.

¿Cuáles son los logros del Mercosur?

• Disminución de aranceles en el mercado de productos ofertados por los países miembros.

• Protección de las economías inmersas en el bloque. En 2004 se creó el Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (Focem), potenciando en buena medida las economías de Paraguay y Uruguay.

• Reconocimiento de la ciudadanía mediante la presentación del documento de identidad de país de origen, en vías de unificar los procesos de migración y extranjería con la consolidación de la propuesta del documento de identidad del Mercosur.

• Asimismo, en materia social, se incorporaron métodos de investigación para el diagnóstico, diseño e implementación de políticas de protección hacia la mujer con énfasis en la igualdad de género en las oportunidades de empleo y desarrollo económico.

• De igual forma, se analizaron las debilidades y fortalezas en los países miembros, sobre la implementación de los derechos humanos, abanderando a la protección de familia como pilar de la sociedad.

• En el marco educativo, se analizaron las potencialidades educativas en los países integrantes del bloque, con la finalidad de categorizar los esfuerzos por ampliar el derecho a la educación, la cultura y el deporte entre los ciudadanos, e incentivar el intercambio de aportes científicos y tecnológicos con la formación de convenios entre distintas universidades.

• No menos importante es la valorización dada a la idiosincrasia de los pueblos, sus orígenes, costumbres, tradiciones, lenguas e historia. De esta forma se diversifica el acceso a la diversidad cultural entre los casi 300 millones de ciudadanos que están incorporados al Mercosur.

El comercio de bienes y servicios es la esencia fundamental del desarrollo social. El equilibrio de una Nación se sustenta en la relación entre producción y consumo; no siempre logrando abastecer a todos los integrantes de esa sociedad, forjando la gran debilidad del mercado denominada escasez, de algún rubro o servicio, que por diversas situaciones (naturales o artificiales) no está disponible para cubrir a la comunidad.

Paradójicamente, esta es la premisa que a nivel mundial ha fomentado la necesidad de integrar pueblos, naciones y continentes en proyectos de intercambio económico, social y cultural, que conlleve a incorporar el potencial de la nación como intercambio en contraparte de las debilidades presentes.

América del Sur no escapa de estos esquemas de integración, varios países lo intentan, pero cada uno cuenta con cierto número de debilidades y fortalezas que interrumpen, inclusive llevando al fracaso, los intentos de las naciones por incorporarse a mecanismos a razón de, en la mayoría, trabas “burocráticos”.

¿Qué desafíos tiene por delante?

• Recuperar la credibilidad de la institución, enfocándose en consolidar el objetivo principal de la integración: intercambio comercial, reducido en más de un 85% en los actuales momentos.

• Unificar los criterios de intercambio, sin menoscabar los intercambios bilaterales con otros países, debe fortalecer el derecho de beneficio para los países integrantes, no sólo para uno de sus miembros.

• Ser consecuente con los valores sociales, reimpulsar el derecho a la educación y la cultura entre sus ciudadanos, y consagrarlos como elementos que permiten el avance entre sus generaciones.

• Como organización debe ampliar sus intercambios comerciales con otras naciones en pleno equilibrio, sin ventajas entre las partes, ya que el único fin es garantizar una mejor calidad de vida entre los ciudadanos.

• Dar prioridad al beneficio social, las masas, en vez de satisfacciones particulares o pequeños grupos, y evitar la autodestrucción del proyecto, el cual debe enrumbarse hacia la consolidación de su sueño, construir a Suramérica como una gran potencia, aprovechando los recursos naturales y humanos disponibles.

Lo anteriormente descrito permite deducir que se vislumbra un futuro lleno de retos para el resurgimiento de la sociedad suramericana, en los aspectos económicos, educativos y culturales, donde la integración entre los países puede ser el aliciente para la efectiva recuperación del planeta, ya que, de forma independiente, esa recuperación puede ser difícil. Mercosur está llamado a cumplir activamente el rol para el que fue formado.