Significado de Moral Definición, Nietzsche, y Diferencia Ética-Moral

Definición formal

La moral es la interpretación de lo bueno y malo, sobre los pilares de la cultura y la ley que rigen a nivel local, y que expresa y determina el comportamiento individual, practicado por sí mismo o como parte en un colectivo (acompañando e influyendo desde la mera presencia). Es variable, dinámica, relativa a una sociedad específica, asimismo, tiene un carácter histórico, y por lo tanto no puede ser eterna ni inmutable.

Sus principios se pretenden trascendentales a la sociedad, por lo que su universalidad sólo puede expresarse como hegemonía de una perspectiva moral.

Cuando necesita señalarse como tal (al no ser una suposición evidente o espontánea), emana de una figura de autoridad relacionada al orden social, razón por la cual existe, como máximo referente, el poder legislativo.

Se produce en los pliegues de las relaciones de poder que han atravesado las sociedades humanas desde el surgimiento de las civilizaciones, como parte de la estructura que sostiene a un orden determinado. De esta manera los principios morales funcionan como antecedentes de las normativas sociales y las legislaciones modernas.

Surge de una contingencia histórica y cultural en la que se recuperan y fundan relaciones de poder que conducen a un ordenamiento social, a una estrategia que es particular en tanto que especificidad de la contingencia que la origina, aunque general en cuanto a su propósito disciplinario.

Nietzsche y la genealogía de la moral

En la obra del filósofo alemán Friedrich Nietzsche llamada “genealogía de la moral” se plantea que la moral surge como una interpretación de lo bueno que nace de la clase de “los señores”, quienes ejercen la autoridad o el poder, relacionando lo bueno con su propia estabilidad como sujeto dominante, con las costumbres y el conjunto normativo que respaldan su posición. Bajo esta premisa podemos afirmar que la moral se constituye a partir de una relación de poder. A partir de la “moral de los señores”, Nietzsche propone que se replica una “moral de los esclavos”, como reflejo antagónico en donde la interpretación moral de lo bueno y lo mano se invierte, dando paso a una dinámica conflictiva.

En su análisis sobre la moral judeo-cristiana, Nietzsche desarrolla un planteamiento sobre la culpa como premisa de una “mala conciencia” en donde se establece una relación de deuda con los dioses, lo divino, o el principio trascendente de la autoridad. A través de la moral de la culpa, se constituye una deuda inagotable que establece una relación de subordinación que permite la crueldad e incluso el daño a sí mismo. Nietzsche defiende el ateísmo como una forma de romper con la relación de deuda, y afirmar la vida y la voluntad de poder.

Diferencia entre ética y moral

La ética se entiende como la filosofía moral, el estudio en torno a la moralidad y la interpretación de lo bueno y lo malo, sin embargo también se identifica con el propósito de una moral universal como deriva de la autonomía del individuo, y no de una regla moral. De ahí la ética conduce su búsqueda hacia una forma de enunciar un principio del bien, de lo bueno, que no conduzca a una figura de autoridad, sino a las decisiones libres y espontáneas de los individuos en relación con el bien común.

La moral se constituye en una función reglamentaria, da permiso a unas formas de ser y rechaza otras, la ética deviene en una estrategia antagónica a la moral. No está sujeta ni subordinada a un orden social ni a una intención disciplinaria, más bien es orgánica, inmanente y libre, obedece a la articulación de deseo personal y común del sujeto que la ejerce. No necesita una lógica que la justifique, pero que sí supone una intención decidida, sentida e interpretada bajo el propósito del bien común, aunque sin incurrir en una teleología. La ética es una decisión que puede ser moral, pero que no puede ser externa al sujeto. La ética es siempre un acto de autonomía, sólo puede expresarse como inmanencia a partir del deseo constituyente del sujeto.

Bibliografía

Nietzsche, Friedrich (1887). Genealogía de la moral. Biblioteca virtual universal.

Ortiz Millán, Gustavo (2016). Sobre la distinción entre ética y moral. Isonomía, núm. 45.