Definición de Naturaleza Humana

1. Conjunto de atributos compartidos por casi todos los seres humanos de tal manera que pueden ser utilizados para caracterizarlos o distinguirlos, es decir, son conductas, procesos, sentimientos, etc., que marcan de manera innata la identidad de un individuo.

Cat. gramatical: Sustantivo fem.
En sílabas: na-tu-ra-le-za + hu-ma-na.

Naturaleza Humana

Agustina Repetto
Licenciada en Psicología

La naturaleza humana remite a la esencia del ser humano en la relación con sí mismo y el entorno y, en definitiva, tratar de responder ¿qué somos? Numerosas corrientes lo estudiaron, enfocando el análisis en la biología, el marco sociocultural, los pensamientos y/o las necesidades, para asociarlo entre las distintas sociedades, así como con los modos de pensar y actuar, tanto en lo colectivo como individual.

La búsqueda de comprender la «naturaleza humana» ha sido una preocupación constante a lo largo de la historia de la antropología. La disciplina antropológica se ha enriquecido gracias a una variedad de perspectivas y teorías que han surgido en torno a esta cuestión. En este artículo, exploraremos la noción desde el punto de vista antropológico, centrándonos en los debates cruciales entre los enfoques evolucionistas, culturalistas y estructuralistas. También, examinaremos cómo la idea de la prohibición del incesto actúa como un punto de inflexión entre naturaleza y cultura.

Los primeros debates: evolucionismo vs. culturalismo

Los debates antropológicos sobre la naturaleza humana comenzaron con dos enfoques principales: el evolucionismo y el culturalismo. Los primeros antropólogos, influenciados por figuras como Herbert Spencer, defendían la idea de que las características biológicas, como la genética y la evolución, eran los principales determinantes de la naturaleza humana. Esta perspectiva, conocida como evolucionismo social, sostenía que las diferencias entre las sociedades humanas se debían a la selección natural y la evolución. Foto de Adimas.

Sin embargo, el evolucionismo fue desafiado por la escuela culturalista, liderada por Franz Boas y Bronisław Malinowski. Boas argumentaba que las diferencias culturales eran igualmente importantes y que las características humanas no podían reducirse a factores biológicos. Malinowski, por su parte, destacaba la importancia de la cultura y la observación participante en el estudio de las sociedades humanas, desafiando así las afirmaciones del evolucionismo.

Franz Boas: El padre del culturalismo

Franz Boas, a menudo considerado el padre de la antropología moderna, desempeñó un papel fundamental en el desarrollo del culturalismo. Boas abogó por la idea de que la cultura era un producto de la historia y el entorno, y que no había una única ruta evolutiva hacia la civilización. Argumentaba que cada cultura debía ser entendida en su propio contexto, y rechazaba la idea de que algunas culturas eran inherentemente superiores a otras.

Boas también enfatizó la importancia de la investigación de campo y la observación directa de las prácticas culturales. Su enfoque pionero ayudó a transformar la antropología en una disciplina más empírica y basada en la evidencia.

Bronisław Malinowski: el estudio de campo y la etnografía

Malinowski, contemporáneo de Boas, es conocido por su trabajo pionero en etnografía y el método de la observación participante. Malinowski argumentaba que para comprender verdaderamente una cultura, los antropólogos debían sumergirse en ella y participar en la vida cotidiana de las personas. Su trabajo en las Islas Trobriand estableció un estándar para la investigación de campo en la antropología.

Malinowski también introdujo el concepto de «necesidades básicas» en la antropología, destacando la importancia de la supervivencia y la reproducción en la formación de la cultura y la naturaleza humana. Esto desafió la idea de que las culturas eran simplemente reflejos de la evolución biológica.

Estructuralismo y Claude Lévi-Strauss

El estructuralismo, propuesto por Claude Lévi-Strauss, representó otro giro en el debate sobre la naturaleza humana. Lévi-Strauss argumentó que había estructuras universales en el pensamiento humano que subyacían a las diferencias culturales aparentes. Su enfoque se centró en el estudio de los mitos y rituales, buscando patrones recurrentes que revelaran la estructura profunda de la mente humana.

Una de las ideas más influyentes de Lévi-Strauss fue la noción de «prohibición del incesto». Según él, esta prohibición era un elemento universal en todas las culturas y representaba un punto de inflexión entre la naturaleza y la cultura. La prohibición del incesto reflejaba la necesidad de establecer normas culturales para evitar la consanguinidad y sus posibles consecuencias biológicas negativas.

La prohibición del incesto: naturaleza y cultura entrelazadas

La idea de la prohibición del incesto como punto de inflexión entre naturaleza y cultura es fascinante. Mientras que la prohibición del incesto tiene raíces biológicas en la prevención de la endogamia y la consanguinidad, su aplicación y significado varían significativamente de una cultura a otra. Esto demuestra cómo la cultura modifica y da forma a nuestras inclinaciones biológicas fundamentales. La prohibición del incesto también ilustra cómo las normas sociales y culturales pueden surgir para regular y restringir comportamientos que podrían ser beneficiosos desde una perspectiva puramente biológica. Esto subraya la interacción compleja entre la biología y la cultura en la construcción de la naturaleza humana.

Conclusiones

El debate sobre la naturaleza humana en la antropología ha evolucionado a lo largo del tiempo, pasando de enfoques deterministas y evolucionistas a perspectivas más culturalistas y estructuralistas. Cada enfoque ha contribuido significativamente a nuestra comprensión de lo que significa ser humano, pero ninguno ha ofrecido una visión completa y definitiva. La noción de la prohibición del incesto como punto de inflexión entre naturaleza y cultura nos recuerda que la naturaleza humana es una intersección compleja de factores biológicos y culturales. Esta interacción sigue siendo un tema central en la antropología contemporánea y continúa desafiando y enriqueciendo nuestra comprensión de la naturaleza humana en toda su diversidad y complejidad. La antropología, como disciplina en constante evolución, sigue explorando estas preguntas fundamentales sobre lo que significa ser humano.

 
 
 
 
Por: Agustina Repetto. Licenciada en Psicología, egresada de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Actualmente, estudiante del Posgrado en Sexualidad Humana: sexología clínica y educacional con base en Perspectiva de Género y Derechos Humanos.

Art. actualizado: Oct. 2023; sobre el original de enero, 2017.
Datos para citar en modelo APA: Repetto, A. (Oct. 2023). Definición de Naturaleza Humana. Significado.com. Desde https://significado.com/naturaleza-humana/
 

Escriba un comentario

Contribuya con su comentario para sumar valor, corregir o debatir el tema.


Privacidad: a) sus datos no se compartirán con nadie; b) su email no será publicado; c) para evitar malos usos, todos los mensajes son moderados.
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z