Significado de Naturaleza Muerta

Composición que muestra frutas de la temporada

¿Qué es el arte de la naturaleza muerta?

Es una corriente de artística que retrata la forma en que se perciben elementos de la realidad, con énfasis en cosas que remiten a lo cotidiano, y sobre lo cual se ha profundizado entorno a la interpretación o a una dinámica de sentidos pautada por el autor. El postulado se origina en el holandés stilleven, sin embargo se lo ha traducido de forma tajante usando la palabra muerta al respecto de la suspensión del tiempo que transmite stilleven, razón por la cual en inglés se lo presenta como «still life», que hace alusión a que el objeto exhibido -aún- tiene -vida-, y no que está muerto. Por otro lado, en España tiende a llamarse popularmente como Bodegón.

Arte basada en elementos de lo cotidiano y lo trascendental

Paradójicamente no representa lo que manifiesta su denominación literal, ya que consiste de una obra artística compuesta principalmente por elementos asociados con la naturaleza y con las actividades cotidianas, donde las estrellas son objetos inanimados como las frutas, y otros tantos elementos de uso cotidiano como los útiles de cocina, libros, adornos, joyas, flores.

De acuerdo a los expertos, es, considerando las categorías del retrato y el paisaje, el que mayor libertad creativa propone de las tres, porque le permite al artista desplegar su imaginación plenamente y pintar su propia Naturaleza Muerta, eligiendo él los elementos que integran su bodegón en función del mensaje que desea transmitir.

Si bien durante el Renacimiento gozó de una enorme popularidad, los bodegones, se utilizaban ya en los tiempos del Antiguo Egipto, para ambientar la tumbas de los faraones, y además, se creía fervientemente que a las piezas que se representaban en ellos cobrarían vida en el más allá y los difuntos podrían hacer uso de ellas.

Durante el Medioevo se los consideró una expresión artística menor y se les asignó una connotación simbólica y religiosa.

Las técnicas más empleadas para representarlo a lo largo de la historia del arte han sido la acuarela y el óleo y se lo relaciona con la pintura figurativa, ya que se concentra en la detección y expresión de los más mínimos detalles dotándolos de un realismo conmovedor, entretanto, su aparición protagónica se produjo durante el Barroco (siglo XVII).

Caravaggio: Uno de los máximos exponentes

Uno de los referentes del Barroco y del Bodegón, a quien incluso se lo señala como su creador más original, fue el artista plástico italiano Michelangelo Merisi de Caravaggio.

Una de sus principales características y virtudes es que pintaba con absoluto compromiso la realidad, ciñéndose a la verdad de las cosas, sin idealizaciones o disimulos.

La obra Cesto con Frutas (con fecha estimada entre 1597 y 1601 según la inconsistencia registrada en distintas fuentes) de Caravaggio está considerada un emblema del Bodegón y es sin lugar a duda una de sus creaciones más valoradas y famosas.

En cada fruta u hoja que pintó hubo detrás un significado profundo que pretendió transmitir a quienes supieron interpretarlo; a través de esas hojas verdes, frutas maduras, y marchitas aludió a cuestiones trascendentes y opinadas desde los inicios de la humanidad: la muerte, el deseo, la pasión, la vida, la fe, la religión y los valores morales…

Un tema siempre vigente

Lejos de desaparecer o de perder influencia, la naturaleza muerta pudo reinventarse y aggionarse a los nuevos tiempos y seguir siendo un tema de gran interés para los artistas que le dieron una vuelta de tuerca al tema haciendo uso de objetos, estrictamente asociados, o con una gran ascendencia en el momento de la creación.

La Naturaleza Muerta fue, y lo sigue siendo, una de las expresiones artísticas más libres y el fiel reflejo de una época que puede exhibirse y conocerse a través de los objetos y materiales dominantes.