Significado de OPEP Definición, Países Miembros, y Función

Definición formal

En 1960 nace la Organización de Países Exportadores de Petróleo, cuyas iniciales configuran la OPEP, como un órgano que pretende que los gobiernos de los países miembros asuman las riendas de la producción petrolera, que hasta ese momento las compañías petroleras tenían dominado, sobre todo en lo que a fijación de precios se trata, además de determinar, entre otras cosas, el límite de producción de barriles.

Desde el momento en que los hidrocarburos se convirtieron en la sangre que mueve al mundo, su producción y comercialización ha marcado un antes y un después en la historia de aquellos países donde se ha podido comprobar la existencia de yacimientos petrolíferos, al punto de pasar de sociedades eminentemente rurales a convertirse en verdaderas metrópolis, y hasta ser determinantes en las decisiones políticas, económicas y sociales.

Dada la envergadura de ser país productor de petróleo, siempre ha habido en el camino las empresas petroleras que pretenden tomar el control de las operaciones dejar muchas veces de lado al Estado que le ha cedido la concesión para explotar este mineral. Ante esta circunstancia, surge la necesidad de crear un órgano que permita cuidar los intereses de los países miembros y presentar condiciones claras a los consumidores. Es así como los ministros Juan Pablo Pérez Alfonso por Venezuela y Abdullah Tariki de Arabia Saudita se avocaron a darle forma a esta organización, donde los países miembros tuvieran la oportunidad de tomar decisiones en cuanto a aspectos como la refinación, la creación de empresas petroleras nacionales, así como en la explotación y conservación de los hidrocarburos.

Surgimiento de la OPEP

Si bien la industria petrolera ha sido muy rentable desde sus inicios, muchos gobiernos con reservas de este mineral se habían visto limitados en los dividendos producto de las transacciones. Esto se debía a la hegemonía de las compañías transnacionales, quienes, apoyadas en su poder económico, tenían la posibilidad de manipular los precios, dejando en desventaja a los gobiernos en la recaudación de los aranceles correspondientes.

Así pues, ya para el año 1949 se realizaron los primeros acercamientos entre representantes de Venezuela y del Medio Oriente, en torno a buscar cooperación en la producción y comercialización del petróleo, de donde se desprende la invitación a la Convención Nacional de Petróleo, que se realizó en Caracas en 1951.

Igualmente, para 1944 se creó la Liga Árabe, la cual tenía entre sus comités, uno destinado a asuntos petroleros. Esta Liga la conformaron Arabia Saudita, Irak, Irán, Egipto, y creó en aras de salvaguardar su soberanía y propiciar la cooperación.

De esta manera, las circunstancias anteriores generaron las condiciones para la creación de lo que es hoy la Organización de Países Exportadores de Petróleo en 1960, a fin de tomar las riendas del mercado petrolero, cuyos precios iban a la baja desde 1957, donde los perdedores eran los países productores.

¿Cuáles son los países miembros de la OPEP?

Desde su creación, la OPEP estuvo conformada por Arabia Saudita, Irán, Irak, Kuwait y Venezuela. Progresivamente se fueron anexando otros miembros, tales como Ecuador, Indonesia, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Libia, Nigeria, Argelia, Gabón, Angola, República Democrática del Congo y Guinea Ecuatorial.

Cabe destacar que, a lo largo de su historia, estos miembros han sufrido fluctuaciones. De esta forma, Ecuador estuvo entre 1973 hasta 1992 y luego reingresa en el 2007 hasta el 2020. Igualmente Indonesia, ingresa en 1962 hasta el 2009, producto de la disminución de su producción por el envejecimiento de sus pozos, después hace una corta aparición en el 2016. En el caso de Qatar, fue miembro ininterrumpido desde 1962 hasta el 2019.

También existen aliados productores que no son miembros, como es el caso de Rusia, con quien ha establecido relaciones por tres años.

¿Cuál es la función de la OPEP?: Regular los precios del petróleo

Creada para resguardar los interese de los países miembros en cuanto a la explotación del petróleo, no fue vista con buenos ojos ni por los países consumidores, y menos aún, por las compañías petroleras. Sin embargo, era necesario el ajuste de producción, tomando en cuenta que este mineral es no renovable, de modo que los exportadores debían ajustar sus cifras de producción y los importadores las de consumo.

De esta manera, los países exportadores podrían garantizar sus reservas, pero a la vez poder cumplir con las necesidades de sus compradores. Además, siendo la producción petrolera un mercado oligopólico, donde hay pocos ofertantes y como tal, tienen poder de mercado que les permite fijar precios, así como la cantidad de barriles a producir. Este poder se ha comprobado cuando alguno de los países miembros ha tenido situaciones de guerra donde los precios fluctúan.

Así pues, el impacto de la OPEP no es solo económico, también radica en lo ambiental, pues al poner una cuota de producción, implica que las compañías no sobre exploten las reservas, que en algún momento llegará a su fin.

Siendo la OPEP el ente encargado de regular los precios del petróleo, en los últimos años han ocurrido movimientos que ponen en duda su poder de mercado. En ese sentido, los precios desde el 2014 han sufrido bajas, que han sido determinantes en las economías de los países productores, puesto que muchos de ellos tienen a este mineral como su base económica, por lo que calculan sus presupuestos anuales con base al precio del barril de petróleo.

Así pues, se ha dudado de la falta de maniobra que tienen esta organización ante este hecho, por lo que al parecer están a merced de la desaceleración de economías como las de China, y la puesta en marcha del fracking por parte de Estados Unidos, como una manera de abastecerse de la materia prima, lo cual aparte de aumentar la producción y en consecuencia bajar los precios, pone en riesgo la pérdida uno de los principales consumidores.

Ante todo esto, es evidente que factores externos han hecho mella en la capacidad de la OPEP para hacer frente a la estabilización de los precios del barril de crudo.