Órdenes Griegas (Dórico, Jónico y Corintio) Significado, y Diferencia

  • Por Mario Lasseda (Arquitecto)
  • Nov, 2020
  • ¿A qué remiten las Órdenes Griegas dentro del terreno de la arquitectura?

    Es el formato de tres columnas diagramadas y construidas en la Antigua Grecia, cuyos diferenciales se basan en la disposición y estética arquitectónica acentuados en el remate y la base que constituyen el respectivo modelo (Dórico, Jónico y Corintio), entendido como algo más que un simple elemento portante. La idea de orden deslinda la edilicia griega de la mera ingeniería, perspectiva desde la cual se proyecta apenas una función de soporte. Los helenos empiezan a usar estas columnas como piezas dotadas de personalidad y aspecto novedoso a los edificios.

    Elementos que integra y diferencia el Orden Dórico, Jónico, y Corintio

    Los órdenes griegos crearon un juego de combinaciones interesantes. Cada uno implicaba un carácter, un rasgo de los edificios. En las ciudades helénicas no había monotonía, sino una gran variedad gracias a la multiplicidad de columnas.

    Orden Dórico

    Se distingue por la ausencia de una base definida y el uso de detalles básicos, a diferencia de los otros modelos. De este modo, los capiteles (zona superior de la columna) son bastante austeros y con una mínima cantidad de ornamentación, comprendiendo en general una estrucutura compuesta por tres niveles, identificando el collarino en la parte inferior, soportando el equino, y luego el ábaco por encima de los anteriores. A su vez, la columna es bastante esbelta. Es un estilo sobrio que emana practicidad y es de aspecto más viril.

    Orden Jónico

    Este orden es más fino y delicado, y tiene pie. Además, el fuste de la columna exhibe una éntasis, es decir, es más ancho abajo y ligeramente más estrecho al elevarse. Su rasgo más evidente es el capitel porque siempre muestra dos volutas simétricas. Sobre el capitel también está un entablamento, pero este no es liso, sino exornado con dentículos. A esto se añade que el trabajo de los detalles es bastante afanoso. Es un estilo usado para los templos de dioses.

    Orden Corintio

    Este es el modelo griego más detallado de todos. Se identifica por tomar el follaje de la planta del acanto en su capitel, lo cual le da un remato de apariencia más orgánica. Asimismo, su columna tiene un diámetro mayor que la de los otros dos formatos griegos. En este, no puede faltar la base de la columna. El Corintio es un estilo ceremonial, recargado, para templos de índole sagrada donde se celebran eventos especiales.

    ¿Qué hicieron los romanos con los modelos griegos?: Orden Toscano y Compuesto

    Los romanos admiraban el mundo griego, y a eso se debe que la arquitectura romana haya tomado como referencia el arte constructivo helénico, pero no lo copia. Este es un dato importante: la arquitectura romana no es una réplica de la griega, sino su evolución o continuación. En Roma, los ingenieros usaron los mismos tres órdenes griegos ya explicados pero, al tiempo, crean otros: el Toscano y el Compuesto.

    Orden Toscano

    Es un legado del antiquísimo pueblo de la Toscana italiana. A simple vista, es como el orden Dórico pero sintetizado porque sigue teniendo el mismo capitel sencillo. No obstante, carece de la columna estriada y prefiere la superficie lisa. El Toscano incorpora un basamento y posee un listel.

    Se trata de un modelo menos formal, menos refinado. Se usaba para construcciones de uso cotidiano que ameritaban menos solemnidad que el Dórico, además de ser muy rápido de construir.

    Orden Compuesto

    Es lo que se obtiene de fusionar los órdenes Jónico y Corintio. Tiene un capitel con detalles prominentes sobre el cual aparecen unas volutas. Igualmente, su base es bastante elaborada, y principalmente se usaba para construcciones de lujo. Era de un estilo exuberante que demostraba una pizca de derroche y riqueza.

    Dicho lo anterior, podemos notar que los romanos fueron muy hábiles en crear sus propios elementos y órdenes gestados en la edilicia griega. Debido a ello, la arquitectura romana se desarrolla como algo independiente estilísticamente hablando, y no como mera copia de lo helénico.

    ¿Es posible conjugar dos órdenes en una misma estructura?

    Cabe destacar, que el objetivo de los órdenes es dar distintos matices de carácter. Y donde más se aprecia la combinación de distintos órdenes no es tanto en el mundo antiguo, en realidad, esto se patenta en tiempos posteriores de la arquitectura, como los son el barroco, romanticismo y eclecticismo.

    Un buen ejemplo es la Basílica de Vicenza (1549) donde el arquitecto Andrea Palladio (1508-1580) logra amalgamar varios órdenes en su fachada. A la par, tenemos el Palacio Marino de Milán que data del año 1577; en su fachada se desglosa una combinación de órdenes diversos.

    ¿Para qué se combinan los órdenes? Se hace para dar mayor riqueza expresiva a los edificios. Es una estrategia usada en etapas de la arquitectura más dadas a lo lúdico, al juego de elementos formales y a una composición no tan rigurosa y académica.

    ¿Estos modelos quedaron en el pasado o están presentes en la arquitectura moderna?

    La arquitectura moderna renegó del pasado. Desde la Bauhaus, personajes como Walter Gropius tildaron los estilos y formas edilicias del pasado como algo execrable. Sin embargo, esta sentencia parece ir solo dirigida a la forma de los órdenes griegos, no a su intención.

    Obras como la Unidad de Habitación de Le Corbusier presentan los “pilotis” y el arquitecto inglés James Stirling usa siempre una columna con un remate que rememora el mundo griego. Del mismo modo, el estadounidense Frank Lloyd Wright se vale de columnas fungiformes para dar a sus construcciones un carácter especial.

    La arquitectura moderna ha entendido una lección de la antigua Grecia: la columna no es un simple elemento de sustento. En realidad, es una pieza expresiva que tiene capacidades más allá de lo estructural. Esta idea, germinada en los órdenes griegos, sigue latente en las expresiones de la arquitectura de la modernidad.