Significado de Palabras Agudas, Graves y Esdrújulas

¿Qué son las palabras graves, esdrújulas y agudas?

Es la distinción de las tres normas por excelencia a aplicarse en la acentuación de la lengua española. Las agudas poseen el acento -declarado o silencioso- en la última sílaba, las graves lo ubican en la segunda, y las esdrújulas -que siempre acompañan acento manifiesto- en la tercera.

Ejemplos de palabras agudas

En cada palabra que utilizamos hay una sílaba tónica, es decir, aquella que pronunciamos con una mayor intensidad (el resto de sílabas se denominan átonas). Cuando la sílaba tónica se encuentra en la última sílaba, se trata de una palabra aguda. Algunos ejemplos de este tipo de palabras son: bebé, calamar, aceptar, sofá, camión, volverá y votar.

Como se puede apreciar en los ejemplos mencionados, en todas las palabras la última sílaba es la que se pronuncia con un golpe de voz más intenso.

Al mismo tiempo, podemos observar que unas llevan acento diacrítico o tilde y otras no. En este sentido, las palabras agudas llevan tilde solamente cuando terminan en vocal, en n o en s.

Palabras graves: acentuación y reglas

Reconocemos que una palabra es grave o llana cuando la sílaba tónica se encuentra en la penúltima sílaba. El siguiente listado es una pequeña muestra de esta modalidad: alma, origen, lápiz, camino, frágil, sobre, portátil, libro y útil. SI bien todas ellas son graves, algunas llevan tilde y otras no.

Para saber cuándo hay que incorporar una tilde, debemos aplicar la siguiente regla: llevan tilde aquellas palabras que no terminan ni en vocal, ni en n, ni en s.

La palabra esdrújula es esdrújula

Cuando el acento de una palabra recae en la antepenúltima sílaba, estamos ante una palabra esdrújula. Algunos ejemplos son los siguientes: próximo, líquido, ínfimo, raquítico, sólido, técnico, cómodo y víbora. Tal y como se puede apreciar en los ejemplos, las esdrújulas se identifican fácilmente porque todas llevan tilde.

Es importante mencionar que también existen las palabras sobreesdrújulas, que son aquellas en las que el acento prosódico se encuentra en una sílaba anterior a la antepenúltima. Esta modalidad de palabras siempre llevan tilde (recuérdamelo, júramelo, románticamente, tímidamente o bébanselo).

La importancia de la entonación en el lenguaje

Las palabras agudas, llanas y esdrújulas producen una entonación determinada. Para un hablante nativo de la lengua española no es difícil saber qué sílaba tiene una mayor entonación, pero en el caso de un extranjero que se inicia en el idioma puede ser una cuestión de cierta dificultad.

Como en cualquier otra lengua, la adecuada entonación del español es una cuestión determinante para un uso correcto del lenguaje. Podríamos decir que la entonación es como la música de una lengua.