Significado de Recreación

¿Qué es la recreación?

Es el tiempo que uno dedica a sí mismo para disfrute y relajación de la mente y el cuerpo, y como forma de olvidar las preocupaciones, al menos por un instante, pausando la vorágine cotidiana. Es una necesidad social que acompaña la historia desde los tiempos de la Antigua Grecia, que evoluciona a nuevas formas frente a los cambios culturales. Su raíz está en el latín recreatio.

Recreación en la infancia

En la infancia, la recreación es fundamental para un adecuado desarrollo emocional y psico-físico. El juego es el modo que tiene el niño para conocer el mundo e interactuar con él. Es así que jugar se convierte en la principal tarea de la infancia y el modo principal en que los pequeños desarrollan su inteligencia.

La capacidad y posibilidad que tenga un niño de jugar hará eco en su desempeño escolar y, ya en la adultez, en la forma en la que el sujeto se relacione con su trabajo, logre sentirse realizado en él y cumplir con sus metas.

Además, la recreación con otros fomentará la sociabilización, el lazo social, marcando pautas de interacción para el resto de la vida.

Importancia de la recreación a nivel psicológico

Trabajamos, estudiamos o nos ocupamos del hogar, pagamos cuentas o tenemos horarios que cumplir, cualesquiera que sean las obligaciones de nuestra vida adulta, ellas nos reclaman atención, concentración y en muchas ocasiones son generadoras de estrés, siendo la recreación un aliado incomparable para aliviarlo, apaciguarlo.

La recreación, en sus distintas formas, nos aporta la posibilidad de relajarnos, distendernos, distanciar de nuestra mente los deberes diarios y preocupaciones, para hacer lugar al entretenimiento. Es una manera de conectarnos con nosotros mismos, desde el placer.

El ocio es esencial para el cuidado de la salud mental, a nivel individual y colectivo. Si por determinadas circunstancias no guardamos en nuestra agenda momentos recreativos, es factible que, con el transcurso del tiempo, el tedio se apodere de nosotros.

La diversión, el disfrute, es salud mental. No es algo accesorio. En todas las etapas de la vida son necesarios los espacios lúdicos, si bien estos van adquiriendo diferentes formas según el rango etario y las diferentes culturas.

Ejemplos en el arte

El arte es un terreno muy amplio, donde podemos encontrarnos, por ejemplo, con la música, la pintura, la escultura, la literatura, la danza, el cine, el teatro y la comedia.

El arte es un campo propicio para la recreación, pues se sostiene en la creatividad, en la expresión de las emociones y en la liberación de las ataduras sociales. Los artistas dejan, en su arte, huellas de su humanidad más genuina, marca de su singularidad.

Ejemplos en el deporte

Así como el ocio se nutre en el terreno del pensamiento, igualmente puede ser vivenciado a través del cuerpo, con deportes como el fútbol, el básquet, la natación, el atletismo, etcétera.

Asimismo, se transforma en un marco para la construcción de amistades, y conceptos como el trabajo en equipo, la confianza y la dedicación.

El deporte como recreación se diferencia del deporte a nivel competitivo, donde el placer cede lugar al rendimiento. Cuando se lleva a un nivel profesional, el deporte pierde su capacidad exclusivamente recreativa, como pasatiempo.

La posibilidad turística

Otra de las maneras de liberarnos momentáneamente de los reclamos habituales es viajar, visitar diferentes destinos, pudiendo gozar -dependiendo del lugar escogido- de la gastronomía, las costumbres diversas, los paisajes, la tecnología, la flora y la fauna autóctonas.

En la actualidad hay un creciente sector de la población que opta por el turismo, para cortar con la rutina, inhalando aires nuevos; y si bien Europa y los Estados Unidos continúan ubicándose entre los destinos favoritos, se han sumado otros sitios más “exóticos” podríamos decir, como Tailandia, así como propuestas dentro del marco religioso o el ecoturismo.

Las facilidades para emprender una aventura a una región distante son cada vez mayores, los precios en los pasajes aéres, así como el puente establecido gracias a Internet, para consultar hoteles y lugares puntuales de visita, son factores determinantes para que cada día más personas puedan desarrollar esta experiencia.

Recreación al aire libre

Cuando los pasatiempos se desenvuelven en contacto con la naturaleza, podríamos decir que los beneficios psicológicos y fisiológicos se incrementan, por efecto del ambiente.

El estar en espacios verdes, abiertos, a la luz del Sol -o de la Luna-, respirando aire fresco, incrementa la sensación de libertad, de paz. Acostumbrados a movernos en espacios pequeños, reglados, tecnológicos, el acercamiento a la naturaleza propicia que disfrutemos de un modo más calmo.