Significado de Inteligencia

¿Qué es la inteligencia?

Es un potencial que guarda el ser humano que necesita nutrirse para poder alcanzar su máximo nivel, desde el estímulo y la preparación, porque uno es inteligente y, sin embargo, tal vez no posee las oportunidades para demostrarlo, identificando que existen etapas fundamentales para su desarrollo, dadas en los primeros años de vida, donde son forjadas las bases. La inteligencia no es apenas conocimiento, sino más precisamente lo que uno hace con el saber incorporado, en cómo lo interpreta y aplica. Se lo aprecia en el latín intelligentia, mientras que el adjetivo inteligente se destaca en el latín intellĭgens.

Piaget: Estadios de la inteligencia

Jean Piaget postuló la existencia de estadios del desarrollo de la inteligencia, que son los siguientes, en orden de aparición: sensorio-motor, preoperatorio, de las operaciones concretas y de las operaciones formales. Éste último hace posible la comprensión de las abstracciones y el pensamiento lógico.

Los estadios se enmarcan en el desarrollo evolutivo, es decir, lo esperable en diferentes rangos etarios. En la aproximación a un sujeto son importantes ambos aspectos, lo general en relación a otros de la misma edad y lo particular, singular. Evolutivamente, el estadio sensorio-motor va del nacimiento a los dos años, el preoperatorio de los dos a los seis, el operatorio concreto de los seis a los doce, y el de las operaciones formales a partir de los doce años en adelante.

Piaget y las invariantes funcionales: Asimilación y acomodación

Piaget habla de invariantes funcionales que, a diferencia de los estadios, no cambian, no sufren modificaciones. Dichas invariantes son dos: la asimilación y la acomodación, que se dan en un interjuego, son complementarias.

Cuando conozco un objeto de conocimiento, lo asimilo, quiere decir que lo incorporo según mis saberes previos, con lo cual lo modifico en el mismo acto de anudarlo a lo que sé previamente. Con ello quiero decir que lo asimilado no es una copia, un reflejo idéntico. Pero, a su vez, el objeto ejerce un cambio sobre lo que yo conocía hasta el momento, que debe acomodarse al ingreso de una nueva información.

La figura de Piaget en el progreso de la psicología genética y psicología infantil

Este reconocido autor es el principal exponente de la Psicología Genética, rama de la Psicología dedicada al estudio de cómo surge, se origina, el conocimiento. A diferencia de lo que suele creerse, a Jean Piaget no le interesaba el estudio de la Psicología Infantil, si bien hizo grandes aportes a dicho campo.

La curiosidad intelectual e investigaciones consecuentes de Piaget concernieron a la formación del conocimiento, en sus diferentes niveles y, especialmente, a su progreso. Cómo conocemos, cómo va cambiando nuestra manera de conocer hasta llegar a su forma final, cómo cambiamos nosotros y aquello que conocemos en la acción cognoscitiva.

Con dicho interés teórico, Piaget emprendió indagaciones, exploraciones, con infantes de diferentes edades, desde el nacimiento, entre los cuales se hallaban sus propios hijos, en quienes realizó ciertos experimentos, con el fin de corroborar o refutar hipótesis.

Tipos de inteligencia: CI e inteligencia emocional

Habituados a asociar la inteligencia con el coeficiente intelectual (CI), es decir, en términos estadísticos, normativos y numéricos, descuidamos otros tipos de inteligencia, igualmente valiosos. Tener un CI alto, conceptualizado en referencia a la posición ocupada en la Curva Normal, supone habilidades en la resolución de problemas matemáticos o un gran bagaje de conceptos lingüísticos. La Curva Normal es un gráfico donde aparecen los resultados promedio de una población, en cierta localización geográfica y contexto sociohistórico y es utilizada para ubicar allí resultados individuales, en relación al promedio.

La inteligencia como coeficiente intelectual es la que miden los clásicos test psicométricos, como la escala Wechsler, en sus formas WAIS (para adultos) y WISC (para niños).

Pero existe también lo que se llama inteligencia emocional, la inteligencia para tomar decisiones, para saber qué decir, cómo y cuándo, para vincularnos empáticamente con nuestro entorno y con nosotros mismos, es decir, intrapsíquicamente e interpersonalmente. Es también la capacidad para aceptar nuestras emociones y expresarlas saludablemente; la posibilidad de entender nuestras virtudes y defectos, obrando de un modo beneficioso para nuestros objetivos; etcétera.

Teoría de las inteligencias múltiples de Gardner e inteligencia artificial

Al respecto de la pluralidad de ámbitos en los que puede desarrollarse la inteligencia, el psicólogo e investigador Howard Gardner formuló la Teoría de las Inteligencia Múltiples, dando cuenta de ocho clases de inteligencia: la intrapersonal, la interpersonal, la inteligencia visual/espacial, la corporal cinestésica, la inteligencia musical, la lógico-matemática, la naturista y la lingüístico-verbal.

Podríamos decir que las históricamente valoradas fueron la lógico-matemática y la lingüístico-verbal, dejando por fuera gran parte de la cuestión. Gracias a esta teoría aprehendemos la idea de que todos somos inteligentes, pero en diferentes maneras.

Finalmente hay un tipo de inteligencia que es propio de los sistemas tecnológicos, creado con la finalidad de imitar el pensamiento humano, la actividad cognoscitiva. Hablamos de la inteligencia artificial (AI), propia de las máquinas, con la que el ser humano ha soñado desde hace largo tiempo y sobre la cual se han hecho numerosas películas futuristas.

Inteligencia y autismo: El caso de Temple Grandin

En el autismo de alto rendimiento, puede ser que la persona, al centrar su interés en el campo intelectual y usualmente en torno a una temática específica, bien circunscripta, logre un gran desempeño en esta área. Ello se debe a que concentra allí toda su energía. Esto es de modo general, ya que siempre hay que contemplar el caso por caso.

El autismo se asocia comúnmente a un CI alto, lo que es incorrecto, porque no todos los sujetos con autismo tienen esta característica, por sus cualidades propias, porque pueden tener otras condiciones asociadas, porque en definitiva se trata de seres humanos y todos somos únicos.

Lo que es cierto es que las personas con autismo, poniendo el énfasis en la persona, como sujeto de derechos y ser único, suelen afectarse por puntos de conocimiento acotados y sobre estos depositan toda su concentración, lo que da lugar a que sepan mucho sobre determinado foco.

En las personas con autismo hay grandes dificultades en la inteligencia emocional, es decir, en cuanto a la percepción de sus propias emociones y en la vinculación con los otros, aspectos que deben ser trabajados, para fortalecer la sociabilización.

Es de gran claridad para ilustrar sobre esta temática, el caso de Temple Grandin, zoóloga y etóloga con autismo, doctorada en la Universidad de Illinois, que revolucionó el diseño de los mataderos, reduciendo el estrés y pánico de los animales. La historia de vida de esta famosa intelectual fue plasmada en un film que lleva su nombre.