Señal de Tránsito Significado, Finalidad, Tipos, Preceptos y Delitos Viales

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Ago, 2020
  • ¿Qué implican las señales de tránsito?

    Es la reglamentación, comprensión y el reconocimienton de símbolos aplicados y fijados sobre la vía pública con el fin de ordenar y prevenir a los usuarios sobre el estado y uso de la misma, afectando tanto a peatones como conductores, cuyo incumplimiento acarrea una penalidad basada en la gravedad y las circunstancias de la infracción, es decir, no es lo mismo pasar un semáforo en rojo que manejar alcoholizado o estacionar en doble fila.

    ¿Incumpliento por falta de educación cívica o de autoridad?

    Ambas. Las señales de tránsito son consideradas leyes y su observación es de obligatorio cumplimiento para todos los ciudadanos, sean o no del país donde se movilizan. Esto es motivado a que las mismas tienen una concordancia internacional, facilitando el entendimiento.

    En unos países más que en otros, la costumbre es obviar en toda oportunidad posible estas leyes, lo que conlleva a que ocurran accidentes con saldos lamentables. Corresponde a todo ciudadano respetar las leyes de tránsito, así como inculcar en los jóvenes esa misma práctica, reconociendo que de ello depende en gran medida la vida propia y, en muchos casos, la ajena.

    También, es cierto que algunas autoridades tienden a dejar pasar infracciones, por diferentes motivos, lo que contribuye a que muchas personas vean el respeto a las leyes viales como algo sin importancia y de poca seriedad. Sin embargo, se debe trabajar arduamente en la concientización, tanto de ciudadanos como de autoridades para el logro del objetivo en común.

    Finalidad basada en la prevención y el orden

    Los orígenes se remontan al 1900, cuando en Estados Unidos se comenzaron a conformar los llamados “club de automóviles” y estos adoptaron el uso de diferentes símbolos para señalizar o delimitar sus zonas de afluencia. A través de los años se fue creando uniformidad en los símbolos y su significado, lo que trajo como resultado que su uso sea general en casi todos los países del mundo.

    Son de especial importancia para evitar accidentes o situaciones donde peligre la vida. También lo son para el control de la velocidad, de las zonas por donde se puede transitar, e inclusive, para el tipo de vehículos que se permite circular. Sin duda alguna, todo buen ciudadano (conduzca o no vehículos) debe conocer y respetarlas.

    El fin primordial es la seguridad vial. Para nadie es un secreto que anualmente se pierden miles de vidas en accidentes de tránsito, muchos de ellos causados por la imprudencia a la hora de conducir un vehículo o de transitar como peatón por las innumerables arterias viales. Por esa razón, la educación sobre el transito es esencial para la prevención de accidentes.

    La educación vial debe ser concienzuda y eficaz. Se debe educar desde temprana edad sobre las señales de tránsito, su significado y concientizar a las personas de los resultados fatales de la inobservancia de las mismas. También debe ser tema prioritario, no solo para el Estado, sino también para las familias, puesto que una gran cantidad de personas mueren y otras tantas quedan incapacitadas de por vida debido al quebrantamiento de las mismas, como ya dijimos.

    10 preceptos esenciales de la Educación Vial

    1. Respetar las señales de tránsito, sobre todo cuando se conduzca

    2. Aprender a cruzar las calles por los espacios asignados para tal fin

    3. Uso del cinturón de seguridad, no solo en los asientos delanteros, sino también en los traseros

    4. Obligación de utilizar el casco de seguridad cuando se conduzcan bicicletas o motocicletas

    5. Conducir según lo permitido en la vía que se transita, respetando las normas sobre giros en u prohibidos, límites de velocidad, reductores de velocidad, zonas escolares o de paradas del transporte públicos, y demás normas viales

    6. Evitar el uso de celulares u otros dispositivos electrónicos al momento de conducir

    7. Asegurarse que el vehículo automotor esté en óptimas condiciones

    8. Tener toda la documentación en regla tanto del vehículo como del conductor

    9. Caminar solo por las zonas señaladas para peatones

    10. Ocupar o cargar el vehículo solo con la cantidad de personas o productos permitida

    Delitos viales: nivel de ley cuya violación es penada

    Es posible afirmar que las señales de tránsito son una extensión de las leyes que intervienen en la regulación del tránsito vial. Existen como un medio para prevenir accidentes. La pérdida de vidas humanas, así como la tasa de personas con capacidades motrices limitadas a causa de choques e inconvenientes en la vía, ha llevado a los Estados a la creación de leyes que sancionen los llamados delitos viales, con la intención de evitar tales delitos, accidentes y sus consecuencias.

    Es bien sabido que la ingestión de bebidas alcohólicas y de estupefacientes cuando se conduce, el exceso de velocidad, la inobservancia de las señales de tránsito en general, la circulación en contra vía, lanzar a la vía pública desde su vehículos basuras o desperdicios, no respetar los semáforos, adelantar un vehículo donde no está permitido, realizar cambios de vías o giros no aprobados, echar marcha atrás en autopistas, no mantener la distancia de seguridad con el vehículo delantero, se consideran delitos viales.

    Así como también, el no acatar las señales de los agentes que le indiquen detenerse, utilizar el teléfono celular o escuchar música a todo volumen mientras conduce, no utilizar el cinturón de seguridad, no utilizar el casco si conduce bicicleta o motocicleta, conducir sin licencia o permiso médico para hacerlo o estando este vencida, y la destrucción de señales de tránsito, también se consideran como delitos viales, correspondiéndole una sanción mayormente pecuniaria, es decir, una multa, ya que algunos de estas acciones en determinados ordenamientos jurídicos son calificados como “faltas” y no como delitos propiamente dichos.

    Dentro de esta categoría, existen otros que su pena es mucho mayor, puesto que las consecuencias ocasionadas también lo son, es el caso de accidentes de tránsito donde se produzcan lesiones a las personas, e incluso, la muerte de alguno de ellos. Dependiendo de quién puede haber sido el responsable del accidente y de las condiciones que lo propiciaron, la sanción puede incluir una pena corporal de bastantes años por los daños causados.

    ¿Quién controla la circulación en la vía pública?

    Además de los agentes o fiscales de tránsito, también la policía, los militares, el ciudadano común, los jueces especialistas en la materia; en fin, todos. La seguridad vial es un tema de seguridad ciudadana, por lo tanto es deber del Estado velar por el cumplimiento de las leyes y reglas que esta materia establece, en tal sentido, todos los organismos de seguridad del Estado deben asegurarse de la obediencia de las normas establecidas. Pero no solo los organismos oficiales, también el ciudadano común debe contribuir con la obediencia de estas leyes.

    No se puede obviar que la mayoría de los accidentes viales son ocasionados por la imprudencia de conductores y peatones, y si usted no es conductor, seguro es un peatón (o ambos). Debido a ello, es menester inculcar en los hogares y en las escuelas el respeto a las señales y norma de tránsito, creando conciencia ciudadana sobre el grave riesgo que corren (o corremos) todos por la imprudencia de algunos.

    La señalización vial brinda una forma de comunicación que transmite órdenes, indicaciones u orientaciones, destinados a evitar accidentes y a preservar la vida y salud humana y hasta animal, así también el resguardo de bienes y cosas cercanas a las vías.

    Tipos de señales: Informativas, transitorias, reglamentarias y preventivas

    Tanto en las ciudades como en las zonas rurales, las señales son las mismas en todo el mundo (obviando que en algunos países los vehículos se conducen en sentido y asiento contrario), de esa manera se procura evitar confusiones en las personas que no conozcan el lugar, ni el idioma del país donde estén. No pierden vigencia (a excepción de que se modifique la vía en donde esté fijada, carecerá de utilidad), su significado y uso sigue siendo el mismo.

    De este modo, se clasifican en cuatro tipos:

    • Informativas: notifican sobre servicios y lugares cercanos

    • Reglamentarias: muestran límites y prohibiciones, su incumplimiento acarrea sanciones

    • Preventivas: advierten sobre riesgos o situaciones de alerta

    • Transitorias: estas son las que indican reparaciones u obstáculos en la carretera y, que al cesar la dificultad, son eliminadas de la vía.