Topografía Significado, Orígenes y Funciones

  • Por Nelly Guzmán (Prof. en Geografía e Historia)
  • Sep, 2020
  • ¿Qué se entiende por topografía a nivel geográfico?

    Es una disciplina enfocada determinar los elementos físicos presentes en una área específica, ya sean de carácter natural o producido por la mano del hombre, para graficarlo en un plano, permitiendo, por ejemplo, conocer la posición relativa o absoluta de un punto de la tierra, entendiendo los procedimientos idóneos para describir ese punto. De esta manera, se ha podido pasar de la observación de la luz del sol, a la brújula, el GPS y los drones, de modo que esta ciencia se hace cada vez más precisa, lo cual se traduce en innumerables beneficios en el orden social, económico y científico.

    Imaginemos a un ingeniero civil intentando llevar a cabo una obra en un área desolada, sin conocer previamente sus características geográficas, con lo cual posiblemente se encuentre con una elevación inesperada, o con la naciente de un río que haga inviable su proyecto. De esta forma lo ejemplifica la Torre de Pisa, cuya construcción cedió hacia un lado por la inestabilidad del suelo, y si bien se convirtió en una atracción turística, no deja de hacer evidente lo importante de un eficiente levantamiento previo.

    Cabe destacar, que hay quienes la confunden con la geodesia, sin embargo, mientras la topografía se enfoca en la representación de un plano de una región determinada, la geodesia se encarga de estudiar la curvatura de la tierra, que puede abarcar amplias extensiones de terreno.

    Orígenes

    En atención a la necesidad de saber las características geográficas de una región, fueron las primeras civilizaciones, específicamente Egipto, donde se llevaron a cabo los primeros trabajos de topografía a través de cálculos realizados por medio de la geometría. El propósito de estos estudios era con fines tributarios, en este caso para determinar las dimensiones del terreno y marcar linderos al momento de cobrar los impuestos.

    Igualmente, los griegos emplearon la topografía con el mismo fin, pero poco a poco le añadieron nuevos elementos para mejorar los cálculos. Sin embargo, un hecho significativo que diversificó la técnica fue el surgimiento de agricultura, y con ella la del hombre sedentario. Así, resultó necesario conocer el área donde se iba a cultivar, pero también, saber la extensión de tierra que pertenecía a alguien.

    Ahora bien, es interesante saber cómo eran estas primeras mediciones, quizás muy rudimentarias para el día de hoy. En ese sentido, se empleaban como medidas el cuerpo entero, las manos, los pies, la distancia entre el dedo meñique y pulgar. Pero por ser muy relativas estas medidas, se tomó como referencia el codo real, que no era más que la altura de algún faraón. También con base al codo, los cadeneros median con cuerdas.

    Es interesante saber que grandes aportes en esta área realizaron Pitágoras, Euclides y Tales de Mileto, haciendo evidente la importancia de la geometría en el avance de los estudios topográficos. Ya los romanos con ese conocimiento, fueron más prácticos, y lo emplearon para fines bélicos, levantamientos catastrales y construcción de obras civiles.

    Funciones: advertir obstáculos, garantizar y organizar un proyecto

    Dada la versatilidad de esta ciencia, son diversas sus aplicaciones, van desde la agricultura, para dividir la tierra, calcular su área y determinar las condiciones del terreno. Un ingeniero agrónomo o un dueño de finca podrán saber si es factible construir un sistema de drenaje, o simplemente saber cuál es el lindero de su parcela. En la ingeniería civil, permite determinar los accidentes geográficos del área donde se realizará la obra, o si el suelo es ideal para esa construcción.

    También, en la minería tiene gran importancia, pues permite determinar dónde se realizarán túneles, excavaciones e incluso calcular el volumen de tierra extraída. Igualmente, en la ingeniería geológica permite analizar la forma de las cuencas hidrográficas y de formaciones geológicas. De hecho, lo anterior resulta importante porque se han podido ubicar yacimientos de nuevos minerales, como el caso del coltán en el Arco Minero Venezolano.

    ¿Qué habría sido del Imperio Romano sin una manera de organizar su vasta extensión de terreno? Probablemente, habría sido bastante cuesta arriba determinar la cantidad de población a la que le cobraría impuestos, o simplemente ejercer dominio sobre ella. Y así, la misma exploración de América y otras colonias pudo ser un rotundo fracaso.

    Además, es innegable que gracias a la topografía ha sido posible describir regiones y determinar su riqueza. Sobre todo, porque actualmente con el uso de la tecnología GPS y de los instrumentos propios como el teodolito óptico o electrónico, el tránsito, el distanciómetro, entre otros, que hacen posible representar con detalle todos los accidentes geográficos y otros que estén presentes en un terreno o región determinada.

    Especialidades: Topología, topometría y planografía

    A fin de abarcar todos los elementos que hace posible el estudio topográfico, esta ciencia puede dividirse en:

    • Topología, comprende el análisis de las formas del terreno y las leyes que la sustentan. Tiene mucho que ver con la geomorfología, de modo que se puede determinar el tipo de rocas, el tiempo geológico del relieve, lo cual puede establecer, por ejemplo, si una obra es sostenible en esa área o no.

    • Topometría, que se refiere a las formas en cómo se va a realizar la mediación geométricamente hablando. Esta es, quizás, el área que resultó precursora en los estudios de geometría de Pitágoras o Mileto, para darle precisión a las mediciones realizadas para ese momento.

    • Planografía, que consiste en plasmar en un plano de forma gráfica los resultados de las observaciones y mediciones previamente realizadas. Como puede verse, cada división corresponde a todas las fases que abarca el levantamiento topográfico.