Significado de Carta Poder

Es un escrito con una redacción simple, no obstante específica y clara sobre las responsabilidades cedidas

¿Qué es la carta poder?

Es una herramienta legal que proporciona facultades representativas a una persona con respecto a otra. Es un documento de uso frecuente, de condición privada, que se redacta de igual modo que una carta tradicional, describiendo una determinada acción o actividad en su representación, habilitando a actuar y a desplegarse como si fuese él mismo quien lo está haciendo.

Generalmente se usa para la realización de actos jurídicos de mínima relevancia en los que se desea autorizar a un individuo a obrar en nuestro nombre. No suele demandar la intervención de un notario, en la mayoría de los casos, por lo cual su valor es simplemente de representación y formalidad. En el caso de ancianos, o de una persona que tenga una discapacidad que dificulta su locomoción, ésta es una manera valiosa de facilitar trámites puntuales.

Alcance de representación y legalidad

Es la delegación que ejecuta el interesado y principal autor de la carta y solamente habilitará al representante a actuar en aquellas acciones que se encuentran debidamente designadas en ella, caso contrario no podrá hacerlo de ninguna manera.

Es importante destacar que la carta poder no le dará al representante la potestad de tomar decisiones que vayan en contra de la voluntad del interesado.

Un individuo que debe realizar un trámite en una entidad en la cual posee un servicio contratado, pero no puede hacerlo in situ por alguna dolencia física, por ejemplo, puede recurrir a la carta poder para que una persona de su confianza pueda llevarlo a cabo.

Cabe destacarse que este tipo de carta deberá contar del aval legal correspondiente para tener valor porque en el caso de no tenerlo será rechazada por la institución.

Los escribanos son quienes normalmente se ocupan de sellar la legalidad de esta clase de documentos, en tanto, se exige que ante él, las dos partes implicadas, quien da y quien recibe el poder, manifiesten su absoluto acuerdo para hacerlo, y por supuesto acrediten fehacientemente sus identidades.

Ahora bien, también es factible que la organización no exija la formalidad del escribano pero sí que la carta poder sea firmada por las dos partes ante una autoridad competente de la misma que le atribuya y de cuenta de la validez.

Dicho poder puede darse por un lapso de tiempo determinado, o en su defecto, entregarse sin una limitación temporal.

Modelo de ejemplo de carta poder

Entre los requisitos que deberá reunir la carta poder se cuentan: nombre de la entidad a la cual se dirige la carta, el nombre completo, firma y documento de identidad de la persona que otorga el poder; enumerar los poderes que se están otorgando a través de ella; el porqué se lo hace; la fecha en caso que se le atribuya una expiración en el tiempo; el nombre completo y la firma de quien recibe el poder; y la firma de por lo menos dos testigos.

A partir de lo indicado, habitualmente se obtiene un resultado como el siguiente, sin olvidar la necesidad de firmar el escrito:

«Yo Juan López, de estado civil soltero, 45 años de edad, profesión comerciante, argentino y DNI N° 24.822.444, con domicilio en la calle Rivadavia 1400, en la República Argentina, en nombre propio, y uso de mis facultades, otorgo poder a Laura Pérez, de 30 años de edad, argentina y DNI N° 28.890.675, domiciliada en la calle Santa Fe 1200, para que en mi nombre me represente ante las autoridades del Banco Nación y pueda realizar cualquier tipo de gestión que me implique.

CABA, República Argentina.

Juan López.«