Legislación Significado, Ejemplos, Finalidad, Poderes, Consenso y Lobby

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Mar, 2019
  • Representación de la Justicia

    ¿Qué comprende una legislación?

    Refiere al conjunto de leyes de un estado, que rigen su funcionamiento y la vida de sus integrantes, con la clara misión de procurar el orden, la armonía, y la justicia. Pueden distinguirse leyes con impacto a nivel nacional como regional, propias de una provincia o municipio, siempre respetando el orden jerárquico, siendo la constitución la máxima autoridad. Por otra parte, la palabra se usa para referirse al proceso de elaboración y de redacción del mencionado cuerpo de leyes, y al derecho, la ciencia que se ocupa exclusivamente de estudiar, interpretar, y sistematizar las normas para su correcta aplicación.

    Procede del latín legislatio, que refiere a la acción y el resultado de producir leyes, donde lex o legis significa ley, -latus producido, y el sufijo -ción que da cuenta de una acción o de un efecto.

    Las leyes son un componente fundamental de las sociedades organizadas que pretenden un funcionamiento conforme y justo que alcance a todos los habitantes. Delimitan el libre albedrío de los ciudadanos y ejercen el rol de control de la conducta humana, sin excepciones, para que esta no se desvíe de los cánones o parámetros establecidos de la buena convivencia. Asimismo, el conjunto de normas, conforman el sistema jurídico de un país y engloba a las instituciones gubernamentales, las normas, las creencias en este aspecto, y los criterios de aplicación.

    Ejemplos de leyes revolucionarias

    – Uruguay fue el primero en América Latina en permitir el casamiento entre personas del mismo género. Argentina, Colombia y Brasil siguieron el mismo camino. También, es ley en España, México, Estados Unidos, Sudáfrica, entre otros. En cambio, en países como Guyana, único en Latinoamérica, ser homosexual es considerado un crimen. Lo mismo sucede en Egipto, Libia, Pakistán, Senegal, Ghana, Camerún entre otros. En Inglaterra, era penalizado hasta 1967.

    – El aborto es legal en Estados Unidos desde 1973, a partir del Caso Roe contra Wade. En Argentina, en 2018 fue tratado en las cámaras de diputados y senadores, y finalmente rechazado dividiendo la opinión del país. Cada país tiene restricciones y situaciones puntuales sobre los cuales está permitido el aborto, considerando el tiempo de gestación, y con respecto a los casos, puede citarse el de violación.

    La reglamentación con respecto a los inmigrantes, la protección del medio ambiente, las reformas laborales y jubilatorias. Los campos sobre los cuales se tiene incidencia comprenden cada parte de la vida que nos rodea, afectando directa o indirectamente.

    Finalidad

    Como es de suponerse, un Estado sin legislación es una entidad anárquica, ya que las leyes son las que permiten que los ciudadanos tengan normas claras de convivencia. Igualmente, no hay que olvidar que la legislación es también una seña de identidad de las naciones.

    Por otra parte, también hemos de revisar la importancia del acto de legislar. El primer paso es que las leyes deben crearse, porque jamás están escritas de antemano. Luego, se deben elegir y diseñar esas leyes con pertinencia, justamente la función que cumplen los poderes legislativos en cada nación.

    Así se añade que las leyes pueden modificarse. Una ley dictada hace mucho tiempo quizás no se adapta a las circunstancias actuales, de ahí viene la necesidad de legislar y de discutir esa ley. Surge así, también, la posibilidad de derogarla (eliminarla si ya no tiene sentido) o de modificar algunos de sus aspectos.

    Gracias a la legislación y al acto de legislar, un país puede tener leyes cónsonas, acordes a sus requerimientos.

    ¿Puede existir una nación sin un órgano legislativo?

    Esto es algo que parece imposible en los sistemas de gobierno modernos. La existencia de figuras familiares a un poder legislativo existe desde la antigüedad; los romanos y griegos la implementaron. También, ciertos gobiernos de monarquía absolutista tenían un conjunto de asesores que elaboraban las leyes.

    La realidad es que si no existe un poder legislativo, entonces quienes ejercen poderes ejecutivos terminan aplicando normativas por su cuenta. Esto es un verdadero retroceso desde el punto de vista del modo de gobierno actual. La carencia de un poder legislativo fue circunstancia que se presentaba en época de gobiernos de reyes o emperadores, donde quien tenía el poder en sus manos, se manejaba a su antojo.

    La noción de Estado en la actualidad requiere necesariamente de la presencia de un poder legislativo. Todo estado o territorio tiene un determinado ordenamiento jurídico (aunque no se cumplan). Las leyes de ese ordenamiento jurídico son emanadas de un poder legislativo, y es así como resulta imposible pensar en la posibilidad de una nación que no tenga una institución que genere sus leyes y viva feliz y correctamente.

    ¿Legislar es una acción propia y exclusiva del parlamento?

    Los Estados actuales suelen incorporar tres poderes considerados independientes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, una idea propuesta por Charles Louis de Secondat, señor de la Brède y Barón de Montesquieu hace unos tres siglos. Pero de esta tríada, en principio, es el poder legislativo quien tiene la responsabilidad de elaborar las leyes.

    ¿Por qué se le da a un congreso o parlamento la facultad legislativa? Por el hecho de que las leyes deben realizarse por consenso. Una ley impuesta por una sola persona o institución, no tiene la aprobación de diversos sectores sociales o puntos de vista. Por este motivo, se prefiere que las leyes sean originadas por un poder plural, como lo es el legislativo.

    No obstante, quien ejerce el gobierno central suele plantear fórmulas legales para lograr sus objetivos, y es el mismo que se vale de una excepción al respecto, ya que puede emitir decretos-ley, que se considera otra forma de legislar.

    Si bien ocurre lo antes dicho, hay que recordar que ante una propuesta de ley hecha por autoridad ejecutiva o la sociedad, igual estas propuestas de leyes son revisadas por el Congreso o Parlamento, institución que puede: aceptarlas, rechazarlas o pedir sean modificadas para su aprobación.

    ¿Por qué existen tres poderes en la mayoría de los Estados actuales?

    El origen de la combinación de varios poderes en un mismo gobierno es de vieja data; por ejemplo, los británicos y otros países europeos implementaron desde hace tiempo la existencia de las llamadas “monarquías parlamentarias”, que se trata de la combinación de modos de ejercer el poder.

    Los griegos se dieron cuenta que cuando una única persona tenía todo el poder en sus manos, se desencadenaba una “tiranía”.

    Como opción para evitar caer en manos tiránicas, se plantea que el poder no sea ejercido de manera individual, sino por un grupo. Esto último, muchas veces, también ocasionaba problemas ya que se creaba una “oligarquía”.

    Curiosamente, la solución a lo anterior fue combinar tanto el modo de gobierno por vía de una sola persona (Poder Ejecutivo) con el de un grupo (parlamento o congreso = Poder Legislativo). En el caso de que hubiese diatribas entre el Legislativo y el Ejecutivo, entonces debía existir un tercer poder que fungiese de árbitro, y así es como aparece el llamado Poder Judicial.

    De lo anterior, se colige que los poderes deben ser siempre independientes. Solo de esa manera se logra el balance buscado al combinar distintos modos de gobierno, aunque se han dado casos donde uno de los poderes se impone sobre los otros dos.

    Como ejemplo de lo anterior tenemos el caso Venezuela, donde el poder Ejecutivo ha impedido a una Asamblea Nacional de oposición la realización de sus funciones desde el 2016. Asimismo, caso como el de Cuba donde el Congreso es solo una extensión del ejecutivo.

    Las leyes entendidas como consenso

    Las leyes que rigen a una colectividad no pueden definirse de manera unilateral, esa es la razón por la cual se debaten en un congreso o parlamento. La idea es que todas las leyes se discutan con representantes de todos los sectores y territorios de una sociedad. Solo de esa manera son aceptadas y respetadas por la totalidad de los ciudadanos.

    En ese sentido, la acción legislativa tiene dos principios: la representatividad y el acuerdo. Las leyes representan a todos los integrantes de una sociedad heterogénea. A su vez, y justamente por la heterogeneidad de una aplicación, ameritan de un acuerdo colectivo.

    Es así como la característica medular del poder legislativo es el “debate”, mientras que la del ejecutivo es la “acción”. Legislar implica intercambiar opiniones y discutirlas, igualmente, es la manera de lograr acuerdos sin que un grupo se imponga por la fuerza sobre otro en una sociedad.

    Lobby en la presentación y aprobación de leyes

    Existe una realidad que no se puede ignorar: la influencia de las empresas sobre las normas que dictaminan las reglas de juego del mercado donde éstas se desempeñan. Buscan mejoras sobre sus propios intereses, cobran favores de campaña luego de aportar sumas exorbitantes de dinero, prometen ayuda o algún tipo de incentivo. Son el obstáculo al crecimiento y a la evolución de una sociedad, y son capaces de colocar en jaque la salud de sus propios consumidores.

    Las empresas de tabaco son una de las mejores figuras que lo ejemplifican. Estudios adulterados, opiniones «compradas», y dinero en los bolsillos de políticos para que puedan avanzar en sus campañas electorales o regionales. Desde luego que siempre está presente el derecho individual, en el sentido de que cada uno decide lo que quiere hacer con su cuerpo, no obstante fumar en espacios públicos es uno de los escenarios que debe reglamentarse, y en muchos países no lo está, o está pero no se lo respeta. Asimismo, la desinformación ha sido determinante en la historia del tabaco.

    Los agrotóxicos están presentes en la alimentación cotidiana, y varios ingredientes usados están catalogados como cancerígenos o posibles-cancerígenos. No es un problema limitado a las frutas y verduras, siendo que los propios animales son alimentados con estos productos, llegando a los hogares, y los suelos absorben el impacto de estos químicos. La aparición del mercado orgánico no es coincidencia. El consumidor cada vez toma mayor conciencia. En numerosos países se presentan proyectos de ley que atacan la producción orgánica, limitándola, controlándola de manera extremadamente minuciosa, mientras que el productor tradicional observa la liberación de nuevos productos agroquímicos sin cuestionamientos.