Significado de Derecho Informático

  • Por Gabriela Hernandez (Licenciada en Derecho)
  • Jul, 2020
  • ¿A qué responde el Derecho Informático?

    Es el abordaje de un marco legal que paute reglas justas y resguarde a los actores y las actividades practicadas parcial o totalmente en el terreno digital, no obstante, resulta también un desafío contra el tiempo observando la disparidad entre los avances tecnológicos y del tratamiento de normas, así como ante preceptos tradicionales, consecuencia de la dinámica internacional sobre la cual pueden interactuar los elementos que constituyen un caso, así como herramientas y mensajes modernos y cautivantes que pretenden anteponerse a una justicia de la cual se desprende una contracara aburrida y anticuada.

    Las tecnologías, particularmente Internet, tienen que estar para ayudar a las personas, sin embargo, se configura un océano donde transcurren abusos constantes, tanto entre particulares, como de empresas privadas que se jactan de contribuir e incluso revolucionar la sociedad cuando en realidad se aprevechan de ésta orientándola hacia caminos que la dañan, tal vez, sin que se lo perciba.

    Los límites de la libertad en el ciberespacio

    Desde sus inicios, Internet se lanzó al mundo esgrimiendo la libertad expresiva. Las personas tenían un escenario digital donde expresarse sin limitaciones y en todo momento. La primera norma es que no había normas, por lo tanto, el ciberespacio era un ámbito abierto a todo.

    Sin embargo, la web se ha erigido en una palestra consultada por todas las personas. Desde niños, adolescentes, adultos, gente de heterogéneas religiones, criterios, etc. Es así como las restricciones iniciales se yerguen en lo que respecta a la pornografía. Luego, con la llegada de las redes sociales, sucede que muchas personas las usan para difamar o denigrar, entonces es allí cuando surge la necesidad de regular lo expresado en este medio. También, hay personas que usan Internet para divulgar informaciones falsas que causan gran cantidad de perjuicios.

    Es así como la libertad absoluta pasa a rondar el límite de una anarquía donde se perjudica a otros usuarios de la web. Se trata de una circunstancia que cambia el paradigma de la libertad total de expresión en escenarios digitales.

    ¿Esta rama jurídica necesaria y de rápida expansión ha avanzado tanto como la tecnología?

    Esta especialización es necesaria ya que ahora mismo todo se mueve por canales informáticos. Además, todo apunta a que no se trata de algo pasajero. La tecnología web se expande, cada vez abarca más dispositivos, cantidad de usuarios y áreas de utilidad.

    Sin embargo, resulta que las herramientas jurídicas no se desarrollan a la misma velocidad que las tecnologías. En muchas ocasiones, cuando aparece una ley informática, sucede que el espectro tecnológico que supervisa ya está obsoleto o en desuso.

    Es imperativo que estas leyes deban hacer lo posible por adaptarse a la celeridad del cambio tecnológico. Han de ser redactadas de manera general para que puedan usarse con variaciones de las nuevas tecnologías a medida que estas aparecen.

    Lo anterior conlleva el aspecto procedimental de las leyes. Entender que el objeto de estudio no permanece sin cambios durante largo tiempo. Esta es una de las claves para el correcto desarrollo del Derecho Informático en el devenir.

    Características del Derecho Informático

    Esta variante del Derecho es reciente, pues las comunicaciones web solo tienen algunas décadas de existencia. Es necesario entender sus rasgos para comprenderlo a cabalidad:

    – Su objeto de estudio son los hechos informáticos, pero no se agota en ellos.

    – Se vincula con muchas de las ramas legales convencionales: civil, mercantil, penal, administrativo, laboral, internacional, etc.

    – No tiene normas rígidas. Como dijimos, es una rama reciente de lo legal y, además, tiene aristas en muchos ámbitos (en casi todos se usa la informática en la actualidad).

    – Es multidisciplinar e interdisciplinar.

    – Tiene gran variedad de fuentes: legales, técnicas, etc.

    – Acepta ciertos principios del mundo virtual-legal: libertad de expresión, libertad comercial, no discriminación, protección, intimidad y libertad de información.

    – Es un derecho que tiende a ser internacional porque las comunicaciones web traspasan las fronteras.

    – Maneja formatos electrónicos y digitales: firmas web, páginas y tiendas online, correos electrónicos, chats, etc.

    Podemos seguir indagando y descubriendo cada vez más sesgos de esta modalidad legal, pero es mejor seguir avanzando para dilucidar más los rasgos de esta rama del derecho.

    Regulación de delitos informáticos y la diferencia del abordaje en el mundo

    • El fraude y las falsificaciones informáticas.

    • Alteración de datos.

    • Protección de software bajo patentes.

    • Protección de derechos de autor (textos, imágenes, audios, etc.).

    • Ataques informáticos como hackers, robos de contraseña, etc.

    • Espionaje en la web.

    • Acceso no autorizado a computadoras.

    • Difamación a través de medios digitales.

    • Suplantación de identidad en redes sociales, sitios web, etc.

    La lista puede ser aún más larga. Sin embargo, estos delitos parecen tener un tratamiento distinto según el país, tal y como lo exponemos a continuación:

    En el caso de la legislación de los Estados Miembros de la OEA contempla: acceso ilícito, intercepción ilícita, interferencia en datos y sistemas, abuso de dispositivos, fraude informático, pornografía infantil, propiedad intelectual, falsificación informática.

    Mientras que en América Latina, el Derecho Informático parece centrarse en lo comercial, lo bancario y la propiedad intelectual. Queda un tanto al margen de lo estatal, ya que muchas instituciones del Estado no asumen aún lo digital. Asimismo, aún está en tamizas respecto a firmas digitales y espionaje electrónico.

    Comparada con Latinoamérica, la legislación de Derecho Informático de EEUU es más completa en categorías, vocabulario y procedimientos. Los delitos que se establecen son los siguientes: fraude y acceso legal, terrorismo, obscenidades, protección de copyright, difamación, amenazas y acoso cibernético, entre otros.

    Queda claro que esta legislación se adentra en tópicos más cotidianos, en intereses propios de la experiencia norteamericana. No hay que olvidar que desde el atentado a las Torres Gemelas en 2001, el tema del terrorismo se inmiscuye en todos las aspectos legales, incluyendo la informática.

    En otro caso, el continente asiático es enorme, y cada nación suele considerar los delitos informáticos según los lineamientos de su cultura o situación peculiar. Demostración de ello es China, donde está prohibido ver cualquier información web contraria al partido comunista de ese país.

    Lo cierto es que en Asia el uso de celulares es muy extendido, así que en buena medida la legislación atiende esos dispositivos más que a los computadores personales. Este uso es tan masivo que las leyes suelen monitorear aspectos peculiares. Por ejemplo, muchas veces gran cantidad de personas se ponen de acuerdo para usar un servicio web y colapsarlo a propósito. Es decir, hay delitos informáticos colectivos.

    Pero sin duda, las leyes informáticas chinas son las más restrictivas de todas, tanto es así que para su población está prohibido el uso de algunas plataformas como Facebook, Youtube o Snapchat, desde hace más de una década.