Cartografía Significado, Objetivos, Ejemplos y Avance Digital

  • Por Nelly Guzmán (Prof. en Geografía e Historia)
  • Sep, 2020
  • ¿A qué responde la cartografía?

    Es la ciencia y el arte manifiestos en pos de trazar la Tierra o porciones de ella a través de un mapa, teniendo en cuenta elementos como la esfericidad del planeta o las dimensiones correspondientes, plasmándose en un plano. He allí donde radica su complejidad, pues no se trata de un simple dibujo, sino que se pretende lograr una simulación lo más exacta posible de las características propias de la región geográfica. Etimológicamente, está configurado por el griego chártēs, entendiéndose por carta y su valor como medio de comunicación, y el griego gráphein, por grabar, de modo que todo trazo que se haga sobre papel (o en formato digital en los días actuales, mediante un software), sobre una región determinada, resulta objeto de estudio de la cartografía.

    En relación a los mapas, estos van a ser una representación gráfica de una región, que va a mostrar algunas características o rasgos que reflejen su realidad. Así pues, un mapa sirve como instrumento para recabar información de índole geográfica, pero también se emplea para analizar las condiciones de un territorio desde el punto de vista físico o humano. El hombre siempre ha tenido la necesidad de conocer su entorno, pero también de poder manejarlo de acuerdo a sus intereses y propósitos. De allí pues, que desde la antigüedad siempre estuvo en la búsqueda constante de conocer las dimensiones de la Tierra y representarla de la forma más fidedigna posible.

    Objetivos de la cartografía

    Básicamente, la cartografía nos permite ubicarnos en el espacio terrestre, de una manera precisa. Es así como en la primera guerra mundial se pudo constatar que algunos mapas debían ser reformados, pues algunas de sus imprecisiones fueron claves para la ubicación de las tropas. De esta forma, se puede confirmar lo vital que es la cartografía para establecer la posición en un lugar determinado.

    Pero además de esto, la cartografía se convierte también en una herramienta para recabar información del espacio geográfico. En este sentido, Américo Vespucio y Alejandro de Humboldt a través de sus exploraciones al Nuevo Mundo, pudieron concretar sus mapas, y todos los datos que recogían como fruto de sus observaciones, más allá de los trazos, convirtieron a dichos mapas en una especie de bitácora que permitieron conocer con más detalle el paisaje del nuevo continente.

    Por otra parte, a través de la cartografía se pueden tomar decisiones con base a la observación de la información contenida en los mapas. De esta forma, una empresa turística podría decidir donde construir un nuevo hotel de acuerdo a las posibilidades geográficas y económicas de una potencial zona turística.

    Igualmente, la cartografía puede ser determinante en la toma de decisiones políticas, sociales y económicas. Por ejemplo, un líder político podría decidir donde iniciar un programa social al revisar un mapa con información que contenga la densidad de población.

    Lo anterior demuestra que un mapa es más que un simple dibujo, es toda una herramienta de información cuyo uso tan amplio hace de la cartografía una ciencia que se actualiza constantemente en pro de ser lo más verídica posible.

    Ejemplos y extensión en prácticas actuales

    Hoy en día cualquier persona ha utilizado por lo menos una vez la aplicación de Google Maps para encontrar algún lugar, o ha utilizado el GPS en su automóvil. De esta manera, la cartografía se ha hecho presente en todos los espacios de nuestra vida cotidiana, saliendo del espectro de los geógrafos, ingenieros y otros profesionales que empleen esta herramienta en sus áreas de conocimiento. Así pues, ya no solo es algo que se ve en libros o museos. Un mapa está al alcance de nuestra mano siempre.

    La cartografía actual puede acreditarse de ser más precisa, más amplia y con mayores posibilidades de encontrar la información. Y todo gracias a los satélites artificiales que proporcionan los sistemas de posicionamiento global, además del desarrollo de los sistemas de información geográfica. Todo esto también ha permitido enrumbarse hacia la cartografía digital, a través del uso de software que integran toda esa información y la convierten en mapas de alta precisión.

    Esencialmente, el uso de estas tecnologías ha permitido que los mapas puedan ser de diversa índole, ya sea para información climática o distribución de la población, ingreso per cápita, entre otros temas. Incluso, puede servir de herramienta para la localización precisa de problemas medioambientales que afectan gravemente al planeta. Es así como resulta que la cartografía aún tiene mucho que ofrecer y desarrollarse como ciencia dinámica.

    Avance y facilidades en la cartografía digital

    Desde que el mundo es mundo, la cartografía siempre ha estado presente como herramienta de ubicación, cuyos mapas fueron realizados en materiales como pergamino, hasta que la llegada de la imprenta consolidó el uso del papel como material predilecto para su construcción. Claro está, que con la introducción de tecnologías asociadas a los satélites fue posible que los mapas se realizaran directamente en la computadora, lo que dio un salto en su forma de uso, manejo y actualización.

    Fue precisamente la versatilidad de esta forma de elaboración de mapas lo que permitió darle un poco de frescura al área, la cual era vista de una forma quizás arcaica, con mapas en papel desactualizados que en muchos casos no se correspondían con la realidad. De modo que desde esta perspectiva, ahora es posible actualizar en tiempo real y desde un ordenador algo que habría tomado hacerse en meses y hasta años. Lo anterior radica en el hecho de que inicialmente realizar un mapa implicaba efectuar exploraciones, muchas veces costosas y tardías, cosa que con la cartografía digital es más pragmático.

    Novedosamente, ahora se tiene el uso del Sistema de Información Geográfico (SIG), procesando múltiples datos de manera inteligente y rápida para permitir una gestión cuya finalidad puede vincularse a problemas ambientales, defensa integral de la nación, construcción de obras civiles, o labores de agricultura entre otros escenarios. Lo importante, es que este sistema permite crear modelos precisos, a fin de tomar decisiones acertadas según sea el caso.