Significado de Contemporáneo

Mujer contemporánea independiente

¿Qué es contemporáneo?

Es la identificación del período histórico iniciado por la Revolución Francesa en 1789 al presente, así como también una descripción de estilo, postura y carácter en sintonía a la actualidad en la que se vive, aplicado a lo individual como también a lo colectivo desde la posición de un organismo o institución social, público o privado; es entender la época en la que uno está, por ejemplo en lo que respecta a la adopción de las nuevas tecnologías en lo cotidiano, o la continua lucha por la igualdad de la mujer.

Del latín contemporaneus, proyecta el mensaje de estar junto al tiempo, siendo descifrado por el sufijo con-, para referirse al acompañamiento o alineamiento, tempus, traducido como tiempo, y el sufijo -aneus, que actúa como conector.

Orden histórico y ubicación de la Edad Contemporánea

Los historiadores ordenan el paso del tiempo en etapas o edades. Dicha ordenación presenta el siguiente criterio: un acontecimiento de gran importancia supone el inicio de un periodo y un nuevo acontecimiento relevante representa el comienzo de otro.

En este sentido, se empieza a hablar de historia en un sentido estricto cuando el hombre introduce un sistema de escritura hace 5000 años en la civilización sumeria.

Con la invención de la escritura comienza la Edad Antigua, un periodo que finalizó con un acontecimiento crucial, la caída del Imperio romano de Occidente en 476 d. C.

La Edad Media fue el siguiente periodo cronológico (con respecto a su fin, los historiadores emplean dos episodios relevantes: la caída de Constantinopla en 1453 o el Descubrimiento de América en 1492).

El tercer periodo de la historia universal es la Edad Moderna, una etapa que llegó a su fin con la Revolución Francesa de 1789. Este episodio constituye a su vez el inicio de la Edad Contemporánea.

Revolución Francesa: Características esenciales del episodio

Tumbas de Luis XVl y María Antonieta en la basílica de Saint-Denis

Como el resto de monarcas europeos, Luis XVl de Francia era un rey absolutista que concentraba todo el poder, a excepción de la facultad de subir impuestos. Para ello necesitaba la autorización del parlamento francés, conocido por entonces como los estados generales, que estaban formados por los representantes de la nobleza, el clero y las clases populares o tercer estado.

En 1789 Luis XVl convocó a los estados generales con el propósito de recaudar más impuestos para hacer frente a los gastos militares. En la convocatoria de los representantes de la sociedad se acordó que solamente pagarían más impuestos los miembros del tercer estado. Este episodio fue el inicio de una rebelión popular que generó la formación de una asamblea nacional.

El rey y la nobleza se opusieron a la asamblea y los ciudadanos de Paris asaltaron la Bastilla el 14 de julio de 1789. Supuso el principio del fin del Antiguo Régimen, es decir, el sistema por el cual la monarquía ejercía un poder absoluto sobre los ciudadanos.

El periodo revolucionario tuvo consecuencias políticas (el fin de la monarquía absoluta en Francia y el nacimiento de los estados europeos), sociales (el reconocimiento de los derechos del hombre y la abolición de un modelo social dividido en clases) y económicas (la nacionalización de los bienes de la iglesia y el fin de la economía feudal).

Ciencia y capitalismo en la Edad Contemporánea

La Edad Contemporánea es un periodo marcado por importantes avances científicos y tecnológicos (la invención de la pila eléctrica, la tecnología del vapor, la locomotora, la bombilla eléctrica, las vacunas, el descubrimiento del ADN, los viajes espaciales, la clonación…). Éstos y otros muchos avances han sido determinantes para la consolidación del sistema capitalista.

El binomio ciencia-capitalismo comenzó a consolidarse durante la primera Revolución industrial. Así, unos descubrimientos científicos (por ejemplo, los principios de la electricidad) se acaban plasmando en una tecnología concreta (la pila eléctrica) y finalmente esta tecnología modifica la capacidad de producción y las relaciones laborales en el marco del capitalismo.