Significado de Corazón

Representacíón del corazón

¿Qué es el corazón?

El corazón es un órgano musculoso que forma parte del sistema circulatorio, cumple una importante función de bomba que permite impulsar la sangre por todo el cuerpo.

Desde el nacimiento hasta la muerte el corazón late unas 80 a 100 veces por minuto, impulsando en promedio unos 5 litros de sangre en este lapso de tiempo.

Estructura del corazón

El corazón es un órgano formado por un tipo especial de músculo, el músculo cardíaco. Este tejido se diferencia de los otros tipos musculares gracias a su capacidad de contraerse de forma ininterrumpida a lo largo de la vida.

El músculo se dispone formando cuatro cavidades, dos superiores o aurículas y dos inferiores o ventrículos.

Las cavidades derechas se comunican entre si por la válvula aurículo-ventricular derecha o tricúspide, la sangre entra a la aurícula derecha proveniente de la circulación general por las venas cavas y sale del ventrículo hacia la arteria pulmonar que se dirige a los pulmones.

En relación con las cavidades izquierdas, la sangre ingresa a la aurícula izquierda proveniente de los pulmones vía las venas pulmonares, pasa al ventrículo izquierdo a través de la válvula mitral y finalmente es expulsada hacia la arteria aorta para alcanzar la circulación general.

Actividad eléctrica del corazón

El corazón consta de un sistema de excitación y conducción que permite generar la actividad eléctrica de forma automática y conducirla a lo largo de todas las fibras.

El impuso eléctrico se origina en el nodo sinusal ubicado en la pared posterior de la aurícula derecha, de allí se transmite por las aurículas hasta alcanzar el nodo auriculoventricular en donde el estímulo es retrasado por fracciones de segundos para luego pasar al tejido ventricular mediante el haz de His.

Este mecanismo permite que las aurículas se contraigan primero y una vez que la sangre entra a los ventrículos estos se contraen para bombearla hacia el sistema arterial.

Cuando este sistema deja de funcionar de forma adecuada se producen los trastornos conocidos como arritmias cardíacas.

Funciones del corazón

El músculo cardíaco es una bomba que impulsa la sangre a través del sistema circulatorio.

Este flujo permite que la sangre que retorna del cuerpo a través de las venas alcance el corazón por la aurícula izquierda, de allí pasa al ventrículo izquierdo a través de la válvula tricúspide desde donde es impulsada hacia los pulmones vía la arteria pulmonar.

En los pulmones la sangre se oxigena y se libera el dióxido de carbono. La sangre oxigenada retorna al corazón por las venas pulmonares, llegando a la aurícula izquierda, de allí pasa a través d la válvula mitral hacia el ventrículo izquierdo desde donde se expulsa hacia la circulación general mediante la arteria aorta.

El corazón además de la función de bomba, cumple una función endocrina mediante la producción de una hormona conocida como factor natriurético. Esta sustancia se produce cuando se determina una elevación en la presión de llenado a nivel de las aurículas, su función es regular el volumen del agua contenida en la sangre mediante su capacidad de estimular la movilización del líquido hacia los tejidos y favorecer su eliminación por la orina, estos efectos tienen como objetivo disminuir la presión arterial.

Enfermedad cardiovascular

Las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos son la primera causa de muerte a nivel mundial. Se estima que 18 millones de personas mueren cada año por esta causa.

Estos trastornos se relacionan con el desarrollo de la obstrucción de las arterias conocida como arterioesclerosis, en la que intervienen fenómenos como la elevación de los niveles de grasa en la sangre, en especial del colesterol, la resistencia a la acción de la insulina y el hábito tabáquico. Este efecto es aún más marcado en presencia de un estilo de vida sedentario con altos niveles de estrés emocional.

A nivel cardíaco la enfermedad cardiovascular se manifiesta con problemas como la angina de pecho, infarto cardíaco, arritmias cardíacas e hipertensión arterial. Estos trastornos afectan el aporte de oxígeno al músculo cardíaco lo que se manifiesta bajo la forma de dolor opresivo en el pecho con los esfuerzos físicos como el ejercicio.