Significado de Desempeño

¿Qué es el desempeño?

Es el resultado expresado por la dedicación, capacidad y el esfuerzo individual y/o colectivo, siendo medible para acompañar y observar lo realizado, como positivo o negativo, y en este marco surge la posibilidad de trabajar sobre formas para mejorar así como para detectar problemas que puedan estar deteriorando o limitando el rendimiento.

Factores que influyen en el desempeño laboral: experiencia, formación, ambiente…

El desempeño en el área de trabajo se nutre tanto de la experiencia previa, la formación y la capacidad personal del sujeto para llevar a cabo las tareas asignadas, como del establecimiento de un ambiente confortable y vínculos respetuosos. Un buen desempeño se relaciona a la productividad y la calidad del trabajo realizado, con el cumplimiento de las normas -implícitas y explícitas- de la institución.

Otro factor que influye en el desempeño es el reconocimiento: familiar, social, económico, de los compañeros y superiores, etcétera. Por ejemplo, si el trabajador hace su trabajo de modo eficiente, pero no es reconocido laboralmente, es probable que se sienta desmotivado, lo que causará un desmejoramiento de su rendimiento.

También la situación psico-afectiva en la que se encuentra la persona, por fuera del trabajo, tendrá que ver con su desenvolvimiento dentro del mismo. Se puede pensar en el siguiente ejemplo: si la persona está transitando una separación amorosa o un duelo de un ser querido, su energía libidinal disminuida hará que le sea más difícil trabajar como hasta ese entonces.

El psicólogo laboral en pos del desempeño

Existen diferentes lugares en los que el Psicólogo Laboral puede instalarse, como trabajador de una empresa. Puede ser contratado como agente externo o pasar a formar parte de la institución, papeles diferentes que serán percibidos cada uno de un modo particular por los empleados, así como el Psicólogo se insertará de modo distinto y llegará a menor o mayor comprensión de la dinámica laboral.

Cuando el Psicólogo Laboral integra el equipo permanente de la empresa, puede, por medio de la evaluación del funcionamiento de la institución (las empresas son instituciones, tienen su parte instituida y su parte instituyente), averiguar maneras de beneficiar el desempeño, a nivel individual y colectivo, así como velar por la salud de los trabajadores.

Si el Psicólogo Laboral se ocupa de la selección de personal, también esto se vinculará al desempeño de los futuros empleados, debido a que el este profesional busca los perfiles más adecuados para determinados puestos. Quiere decir que un sujeto puede ser muy bueno para ciertas tareas, pero no apto para otras, aún dentro de la misma empresa.

Capitalismo y desempeño

El sistema capitalista tiene entre sus pilares la individualidad, la competitividad, la meritocracia y la posesión de bienes materiales. Por ello, es un sistema que puede promover explícitamente un ambiente laboral armonioso, pero el contenido oculto, subyacente, es la rivalidad entre los trabajadores, por la obtención de mayor remuneración. Se espera que con ello se obtenga una mayor productividad.

Para propiciar la competitividad y que así los trabajadores se esfuercen más, debido a que es incompatible su progreso con el de sus compañeros, el empleador capitalista puede servirse del recurso de un pago de incentivos económicos, metas individuales, la selección de un “empleado del mes”, etcétera.

Desempeño a nivel institucional

Una empresa funciona como una estructura con objetivos, características y una historia propia. Los trabajadores se organizan en una jerarquía de poder, tienen roles y tareas específicas.

En el desempeño global va a contemplarse el desempeño de cada uno de los trabajadores, pero también el desempeño colectivo y de ambos niveles va a resultar el rendimiento general.

Desempeño escolar: Cómo se evalúa, y las influencias directas

En la educación primaria y secundaria, el desempeño escolar es estimado por los docentes, a través de diferentes herramientas que ponen en marcha en las evaluaciones.

Evaluar es valorar y no necesariamente se hace con exámenes. Existen evaluaciones diagnósticas (para averiguar los conocimientos, capacidades y dificultades previas), evaluaciones de proceso (mientras se desarrolla el proceso de enseñanza-aprendizaje) y evaluaciones sumativas (de resultados, luego de haberse finalizado una temática).

Factores de influencia en el desempeño escolar son: la alimentación adecuada, para las necesidades de cada etapa evolutiva; el descanso de ocho horas; la situación familiar del niño/adolescente; la relación con compañeros y maestros; la capacidad de comprensión y expresión -oral y escrita- del estudiante; la calidad de la transmisión de saberes del docente.

Un desempeño escolar dentro de lo pretendido dará como resultado que el niño o adolescente promueva de año.

El desempeño se relaciona a la capacidad intelectual y física del estudiante, pero no se reduce a ello, por los múltiples factores mencionados que pueden condicionarlo. Las dificultades emocionales pueden perjudicar, por ejemplo, la atención que el estudiante ponga en clase.

Medir y acompañar el desempeño académico

En el nivel de educación superior, terciario o universitario, estatal o privado, el desempeño académico se evalúa fundamentalmente según exámenes, orales u escritos y por medio de escrituras académicas como informes, monografías, tesis y tesinas, entre muchas otras variantes.

Las materias tienen notas finales, que en su conjunto darán forma al promedio académico. Un promedio alto será el reflejo de un desempeño exitoso, lo que puede favorecer al estudiante oportunidades, de formación o laborales, por ejemplo, en el acceso a becas, en relación al trabajo de investigación o en el ingreso a residencias de especialización.