Drama Significado, Elementos del Género, Situación, y Persona Dramática

  • Por Jaime Ferrera (Licenciado en Filosofía)
  • Abr, 2020
  • ¿Qué se interpreta por drama?

    Es una propuesta representada en el teatro, la literatura u otro medio artístico ilustrado por una historia real o ficticia que gira entorno a una problemática profunda, y de este modo se extiende para señalar circunstancias graves o personas que tienden a exagerar o crear dificultades.

    Su origen etimológico remite al latín tardío drama, sobre el griego drâma, formado por el verbo drāo, interpretado como desempeñar o actuar, y el sufijo -ma, como agente linguístico que determina un resultado.

    Principales elementos del género

    Como pauta general, el conflicto de la trama provoca un impacto emocional en el protagonista, quien se encuentra forzado a salir de su realidad ordinaria. Por otra parte, suele haber uno o varios personajes que obstaculizan la felicidad del actor principal.

    El autor del relato intenta que el lector o el espectador se sienta conmovido por los acontecimientos descritos.

    Con respecto a la temática, aparecen conflictos relacionados con el amor, la frustración o la angustia vital ante una amenaza.

    La figura del narrador está en un segundo plano, ya que son los personajes del relato los que llevan el peso de la trama a través de los diálogos.

    Al contrario que la poesía o la épica, en el drama hay una escenificación determinada

    Entre la tragedia y la comedia

    En la literatura griega el concepto de dramática se refiere a la representación teatral, la cual tiene a su vez tres géneros: tragedia, comedia y drama.

    En la tragedia los actores llevaban una máscara y representaban a personajes con un rango de nobleza, como un rey, un héroe o un dios. En la trama de la tragedia interviene una fuerza exterior (normalmente el destino) que desencadena la desgracia de algún personaje. El desenlace final del relato es lógicamente trágico.

    En la comedia aparecen personajes de la vida cotidiana y situaciones totalmente corrientes. En el devenir de los acontecimientos hay enredos y episodios inesperados de tipo humorístico. El desenlace de la historia es satisfactorio.

    El drama es un género singular y de alguna manera se encuentra entre la tragedia y la comedia. Así, en este género se muestran preocupaciones, situaciones difíciles y, al mismo tiempo, hay momentos de placer y felicidad. Como norma general, el desenlace de la historia no es tan amargo como en la tragedia. En pocas palabras, en el drama los personajes experimentan momentos de dolor y de placer.

    Situación o persona dramática

    Al margen de los escenarios teatrales o de los platós cinematográficos, en la vida real utilizamos esta palabra con mucha frecuencia. Cuando afrontamos una situación dolorosa o especialmente conflictiva la calificamos de drama.

    Por otra parte, las personas que tienden a la exageración en la descripción de sus sentimientos son consideradas dramáticas o melodramáticas.

    En el lenguaje periodístico también se usa con frecuencia. En este sentido, los titulares de prensa califican de drama a todos aquellos acontecimientos que tienen un componente doloroso (accidentes, catástrofes naturales, vivencias personales muy ingratas…).