Significado de Tragedia

Los restos del teatro de Dionisio en Grecia

¿Qué es la tragedia?

A instancias de la literatura y del teatro de la Antigua Grecia, comprende una manifestación de sentimientos de dolor y desdicha, culminando normalmente en las sombras del infortunio. Del griego tragodia, distinguiendo tragos, que alude a una joven cabra, chivo, usada como sacrificio para Dionisio, y oide, como oda con respecto a la música que ambientaba el acontecimiento. También, denomina al género que reúne obras artísticas y a cualquier situación o acontecimiento de la realidad que sobresale por su fatalidad.

Cuando se habla de tragedia de inmediato surge la asociación con la antigua civilización griega que ha sido sin dudas su pionera, cultora y promotora. Nació en la misión de ser una parte elemental de las celebraciones en torno al Dios del vino, el éxtasis y la lujuria: Dionisio.

En el contexto literario se trata de una obra que puede estar escrita en prosa o en verso, en la cual prevalece el diálogo entre los personajes, mientras que en el teatro, el texto en una forma de guion es representado en el escenario por un grupo de actores.

Características del género tragedia

En materia de puesta en escena y otros recursos se podrían marcar infinidad de diferencias entre las tragedias griegas y las de hoy, una de ellas es la presencia del coro griego, compuesto por una serie de actores que se erigían en los interlocutores de los personajes centrales y representaba a la gente común corriente, algo así como la mirada o la posición popular.

En la temática que abordaba la tragedia griega sobresalió la épica, relatos de héroes y personajes míticos en los que están presentes los actos heroicos por parte de estos, asociados a circunstancias tristes y en los que también tallan las cuestiones éticas y morales que generan estados de ánimo conflictivos.

Las tragedias son un culto al dolor, al sufrimiento, a la expresión constante de los pesares, siendo el llanto una de las maneras más habituales de expresar la angustia y tristeza que generan los eventos desgraciados que se atraviesan, tal es el caso de la muerte de una persona amada.

Su objetivo era propiciar un proceso catártico en el que se pudiesen liberar los sentimientos intensos que generaban un profundo dolor.

Hay muchos autores griegos que se convirtieron en emblemas de las tragedias allá por el siglo V A.C. cuando la civilización griega gozaba de pleno apogeo: Eurípides, Esquilo y Sófocles.

Tragedia definida en las obras de Shakespeare y Lorca

Ofelia, de la obra Hamlet, un emblema de Shakespeare

Por otra parte, la tragedia griega fue la inspiración de muchos célebres autores posteriores que hicieron de este género una marca registrada de su producción, tal es el caso de William Shakespeare y Federico García Lorca, por citar dos de los ejemplos más emblemáticos.

Aunque no fueron contemporáneos y sus vidas fueron radicalmente opuestas en vivencias, ambos representan lo más alto y valorado de la tragedia, habiendo logrado un hito en el hecho que gran parte de sus obras trágicas los trascendieron, e inclusive se mantienen vigentes hasta la actualidad.

Algunas fueron aggiornadas en algunos aspectos con la misión de atraer a otros públicos más esquivos, sin embargo, lo más notable es que sus relatos y personajes destacan por su atemporalidad, y aquí radica justamente la clave de esa vigencia a través de los siglos que anima a que sean una y otra vez representadas en los teatros y las plazas más destacadas, sin producir agotamiento en el público.

Lorca vivió entre los años 1898 y 1936 en su tierra natal de España, y murió a la temprana edad de 38 años fusilado por el régimen franquista.

Entre sus tragedias fundamentales se destacan Bodas de Sangre, La Casa de Bernarda Alba.

Por su parte, el inglés William Shakespeare lo hizo entre los años 1564 y 1616 y nos legó dramas inolvidables como Romeo yJulieta, la historia de amor más trágica que se ha registrado en la historia de la tragedia y que inspiró infinidad de otras, Otelo, Hamlet, Macbeth.