Significado de Responsabilidad

Un valor que se construye, sobre el respeto y el compromiso

¿Qué es la responsabilidad?

Es el compromiso con uno mismo u otra persona, el reconocimiento y la obligación de responder sobre los resultados de sus actos. La responsabilidad está presente desde lo más íntimo del seno familiar, hasta llegar a las máximas autoridades de estado que tienen un deber ético, moral y legal para proteger a los ciudadanos que representan. En referencia a su origen en el latín responsum, dicho vocablo implica la capacidad de «responder».

Valor moral universal

El cumplimiento de los compromisos adquiridos es el principio general que debe guiar cualquier actividad humana. Por otra parte, cuando damos nuestra palabra a alguien estamos diciéndole que vamos a realizar aquello que afirmamos. En otros términos, somos responsables de nuestros actos cuando asumimos un deber de manera voluntaria.

En el ámbito del Derecho Civil

En los códigos civiles de cada nación existen una serie de responsabilidades. Todas ellas tienen una finalidad reparadora (por ejemplo, alguien provoca un daño a otra persona y como consecuencia de ello se cuantifica una indemnización para la persona dañada o perjudicada).

Por otra parte, la responsabilidad tiene una función preventiva o disuasoria (quien tiene la intención de incumplir una ley puede reprimirse si conoce las posibles consecuencias de su acción ilícita).

Cuando la irresponsabilidad de uno puede afectar al otro

En el ámbito del Derecho Penal

En este contexto la responsabilidad es taxativa, pues se refiere a una serie de hechos que son considerados delictivos en el código penal. Por otra parte, su finalidad no es reparadora como en el código civil sino que tiene un objetivo sancionador.

Al contrario que la responsabilidad civil, la de tipo penal no es transmisible a otra persona o entidad, ya que cada individuo es responsable de sus propios actos.

Por último, para acreditar un nivel de responsabilidad penal se debe demostrar la culpabilidad de la persona implicada en el hecho delictivo.

Responsabilidad social corporativa

La actividad económica en cualquier sector está orientada a la obtención de beneficios. Sin embargo, es deseable que dicho objetivo no se busque a cualquier precio. En este sentido, una empresa o corporación debería adoptar criterios éticos de responsabilidad que complementen sus aspiraciones económicas. En otras palabras, una empresa también puede hacer cosas buenas por el conjunto de la sociedad.

Los controles son fundamentales, a nivel interno como desde el estado

El primer requisito para lograr un compromiso ético consiste en no mentir con respecto a los fines empresariales (por ejemplo, si una marca comercial publicita sus productos diciendo que son ecológicos, tal afirmación debe ser cierta).

Por otra parte, una empresa que pretenda ser responsable puede incorporar todo tipo de medidas concretas: disminuir el consumo energético en la medida de lo posible, empaquetar sus productos con material reciclado o incorporar medidas para mejorar las relaciones humanas entre los empleados.