Significado de Clima

La tradición de escuchar la radio o el noticiero, sólo para informarse cómo estará el clima en los próximos días

¿Qué es el clima?

Es el estado de la atmósfera sobre un área específica, resultado de múltiples factores que interactúan. Tiene su origen etimológico en el griego como klíma, refiriéndose al posicionamiento del sol, contamplando la latitud, observándose el verbo klinein que se traduce como la acción de inclinar.

Estudio y diferencia entre meteorología y climatología

Los meteorólogos se dedican a predecir el tiempo con la mayor exactitud posible. Los cambios meteorológicos se producen porque el Sol irradia sobre nuestro planeta y calienta el agua y el aire.

La atmósfera está formada por varios componentes: un 78% es nitrógeno, un 20 % de oxígeno, una pequeña cantidad de dióxido de carbono y pequeñas cantidades de helio, ozono, argón, metano y vapor de agua. El conjunto de estos componentes mezclados es lo que llamamos aire y la acción de la gravedad hace que se mantengan cerca de la superficie terrestre.

El clima lo forman los sucesivos tiempos meteorológicos. Por lo tanto, cuando se habla de clima hay que incluir series temporales de un mínimo de 30 años. En consecuencia, la climatología no se ocupa de los efectos del tiempo en una día concreto o en una semana, pues estas mediciones pertenecen al ámbito de meteorología.

Por otra parte, la climatología estudia los diferentes climas en los distintos territorios y los factores climáticos (la latitud, la altitud, la orografía y las masas de agua son los factores que más intervienen en las variaciones climáticas).

En síntesis, la climatología es la ciencia que estudia el clima y su diversidad, mientras que la meteorología es la ciencia de la dinámica atmosférica.

Consecuencias de la actividad humana en el cambio climático

El cambio climático que experimenta la Tierra en las últimas décadas está directamente relacionado con el calentamiento global. Ambos fenómenos están asociados a su vez al aumento de temperatura y a sus efectos.

La actividad humana tiene un papel relevante en los procesos de cambio climático. La acción de los gases del efecto invernadero ha provocado un incremento en la temperatura media del planeta.

Los procesos de deforestación, los cambios en las tierras de cultivo y la quema de combustibles fósiles provocan un aumento en la producción de dióxido de carbono y esta circunstancia desencadena una alteración significativa del clima.

Otro gas nocivo es el metano, que se produce en los depósitos de basura y en el proceso digestivo de los rumiantes (la reducción en el consumo de carne de res serviría para bajar los niveles de metano).

El óxido nitroso que se utiliza en las tierras de cultivo y los CFC son otros de los gases que alteran las condiciones atmosféricas.

Al margen de los factores arriba mencionados, hay otros que no dependen de los humanos, como la acción del Sol, los meteoritos y las variaciones orbitales.

Factores del clima y la salud

La salud depende de factores distintos, como la herencia genética, la alimentación o el estilo de vida. Sin embargo, no hay que olvidar que las condiciones climatológicas también tienen un impacto sobre la salud.

El viento intenso y prolongado provoca situaciones de estrés físico y mental. La temperatura y la acción de la luz solar generan cambios en el estado de ánimo. Los cambios bruscos de temperatura afectan especialmente a las personas que padecen migrañas. Un aumento en la presión atmosférica tiene efectos sobre el sistema cardiovascular y también puede afectar a la tensión arterial.

Por último, si la tendencia del cambio climático continúa, se producirán consecuencias negativas en el aire y en el agua, lo cual provocará diversos problemas de salud.