Significado de Efecto Invernadero

Representación de cómo funciona el efecto invernadero, y el papel de la humanidad con respecto a los abusos de los recursos renovables y no renovables

¿Qué es el efecto invernadero?

Es un sistema mediante el cual los gases de la atmósfera generan una retroalimentación de los agentes producidos a nivel de la superficie del planeta, absorbiendo y expulsando los mismos indiscriminadamente. Tiene una incidencia directa sobre el ecosistema atmosférico, siendo un factor determinante para regular las temperaturas a lo largo de los cinco continentes, que promedia los 15 °C., y caso contrario estaríamos observando un nivel de -18 °C., asimismo refleja el daño que se causa sobre la Tierra por el abuso de gases como el dióxido de carbono que se introducen en este circuito.

Consecuencias del aumento de la temperatura

Este fenómeno natural permite mantener las condiciones adecuadas para el desarrollo de la vida. En situaciones normales la temperatura media en la atmósfera alcanza los 15 grados y esta estabilidad se produce cuando el nitrógeno, el oxígeno y el argón se mantienen estables. Sin embargo, gases como el dióxido de carbono, el metano, el ozono y una serie de gases artificiales provocan una inestabilidad de las condiciones atmosféricas y se produce un incremento de la temperatura.

El incremento de la temperatura tiene distintas consecuencias y todas ellas son negativas: el deshielo de los polos, la desertificación y el aumento de los incendios y las inundaciones. Esta situación tiene lugar por motivos diferentes. En primer lugar, por la quema de combustibles fósiles, como el petróleo, el carbón y el gas natural. En segundo lugar, por la deforestación de los bosques y la destrucción de los ecosistemas marinos (esta circunstancia afecta a la correcta absorción del dióxido de carbono). Por último, por el aumento constante de la población (tal incremento provoca una disminución de los recursos naturales).

Metano: amenaza para el medio ambiente

El metano es un hidrocarburo y está formado por cuatro átomos de hidrógeno y un átomo de carbono. Se trata de uno de los principales gases asociado con el efecto invernadero. Su efecto negativo en el calentamiento es muy superior al del dióxido de carbono. Este gas se produce por los procesos digestivos de los rumiantes, por la descomposición de materia orgánica, por la acción de los incendios y por las fugas de combustibles fósiles.

Los problemas derivados del deshielo en los polos y el hidrato de metano acumulado en las profundidades del mar están directamente relacionados con la emisión descontrolada de este hidrocarburo.

7 medidas para reducir el calentamiento global

El calentamiento global es una amenaza real que afecta a la salud de la humanidad, al medio ambiente y al modelo económico. Según la comunidad científica, los niveles de metano y de dióxido de carbono en la atmósfera son los más altos en los últimos 500.000 años. Ante situación se hace obligado adoptar medidas eficaces. Algunas de ellas son las siguientes:

1) incrementar la eficiencia energética,

2) fabricar medios de transporte menos contaminantes y que no dependan del petróleo,

3) incentivar el uso de energías renovables y de biocombustibles,

4) eliminar el carbono de los combustibles fósiles e incentivar las plantas energéticas que emplean fuentes de energía innovadora,

5) mejorar la calidad de la vivienda y de las infraestructuras,

6) usar el transporte público en lugar del vehículo privado y

7) mejorar nuestros hábitos de consumo.