Significado de Entrevista Periodística

Preguntar al protegonista del hecho brinda una oportunidad única

¿Qué es la entrevista periodística?

Es un recurso periodístico fundamental, porque permite exponer determinadas informaciones a partir de la palabra de los propios protagonistas. Es la fuente más auténtica, y tiene un impacto directo sobre la sociedad. Si bien generalmente existen una persona de cada lado de la mesa, no existen límites tomando como ejemplo el debate y diálogo con los principales candidatos a una elección presidencial.

Conversación informativa entre periodista-figura

Entendido como un sub-género periodístico, es un estilo que se instaló en el siglo XIX, primero en la prensa escrita, luego en los medios audiovisuales y digitales, y que evolucionó fantásticamente a la par de los avances tecnológicos.

Consiste en la reunión de dos individuos, un periodista o una persona avezada en una temática específica, en la cual y a través del intercambio entre ambos se pone en conocimiento de la audiencia al entrevistado, se la informa y documenta sobre un evento, y también se pueden conocer detalles de un tema de interés público que lo involucra.

Recomendaciones para entrevistar

Si bien hay hechos y personajes que de por sí despiertan el interés del público, sin importar las preguntas que se le hagan o la pertinencia de las mismas, el rol del entrevistador suele ser crucial si es que maneja con profesionalismo y talento la charla.

Debe orientar al entrevistado siempre hacia el foco de interés y la temática que se quiere develar, situación que se suele conseguir de manera exitosa si se armó un cuestionario con preguntas acertadas y puntuales.

Otra cuestión clave que debe lograr el entrevistador es despertar la confianza del entrevistado, para que se relaje y conteste sin vacilaciones y tapujos sobre lo que se le pregunta.

Cuando falta esa conexión, se sentirá la tensión entre ambos y lo más probable es que no se obtenga la información deseada.

Hacer alusión a cuestiones de índole personal suelen molestar al entrevistado y más si es una persona que suele dar pocas entrevistas y rehúsa a hablar de su vida íntima.

Esto debe respetarse para que la entrevista no se malogre.

Por otro lado, debe saber escuchar y darle todo el tiempo que necesite a su entrevistado para que se explaye, evitar las interrupciones constantes que no permitan el desarrollo completo de una idea.

Asimismo, es necesario que quien entrevista realice previamente una investigación sobre su entrevistado: antecedentes, perfil, etc.

Aunque en la práctica muchas personalidades con poder piden conocer las preguntas antes de la entrevista, lo ideal es que esto no ocurra así la charla es genuina y espontánea.

Historia: explosión del género en el siglo XX

La entrevista alcanzó su máximo esplendor en el siglo XX con la aparición y el desarrollo de los medios de comunicación masiva: televisión y radio.

En tanto, la televisión permitió un hito en el género, ya que hizo posible poder apreciar visualmente al entrevistado mientras hablaba de lo que piensa.

Por su lado, internet, avanzó un poco más y permitió el almacenamiento de las entrevistas en sitios a los cuales se puede acceder en cualquier momento y reproducirlas la cantidad de veces que se desee.

Ejemplos de entrevistas que cambiaron la historia

A lo largo de su historia la entrevista periodística logró recabar datos e informaciones de políticos, músicos, celebridades, etc. que cambiaron el curso de su tiempo e influyeron en la manera en que comprendemos la política, la cultura, la economía, la sociedad y el mundo…

En materia política hay una larga lista de entrevistas que causaron enorme revuelo público por lo que se reveló en ellas, e incluso les cambió la vida la vida a los entrevistadores que se convirtieron también en figuras públicas.

El Caso Nixon

Una de las más escandalosas y que sumó un granito más de arena a su anunciado deceso político tras el estallido del caso Watergate fue la que el periodista británico David Frost le realizó al renunciante presidente Richard Nixon, en 1977.

Aunque no estaba del todo convencido, Nixon, aceptó la entrevista para recomponer su imagen pública pero enfrente tenía a un periodista incisivo que lo acorralo con sus preguntas y le terminó sacando una impactante confesión…

Nixon reconoció que defraudó a sus votantes, a los ciudadanos de su país, a sus amigos, al sistema político en general, y que esa carga lo iba a acompañar para toda su vida y finalmente sentenció que su vida política estaba acabada.. y así fue…